Madrid: La conflictividad permanece estacionaria     
 
 Informaciones.    25/02/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SOCIOLABORAL

MADRID: La conflictividad permanece estacionaría

MADRID, 25. (INFORMACIÓNES.)

LA conflictividad laboral madrileña permanece estacionaria a grandes rasgos, sin que en el transcurso de

las últimas veinticuatro horas se hayan producido variaciones notables con respecto a ia situación

precedente.

Las únicas novedades reseñables de la jornada hacen referencia a la iniciación de la anormalidad en

Westin ghouse —los 450 trabajadores de la plantilla pararon ayer por espacio de sesenta minu tos, como

consecuencia de la negativa de la dirección a negociar una revisión del convenio y ante el anuncio de la

compañía de que no aceptaría un incremento salarial superior a 1.000 pese tas hasta el mes de junio y el

principio de acuerdo al canzrdo en unión de Orfebres (antigua Plata Menéndez que ha aceptado readmitir

a cuatro trabajadores despedidos con motivo de los úl timos conflictos; los despidos en cuestión han sido

susti tuidos por sendas sanción e.-de suspensión de empleo \ sueldo por espacio de dos meses

La empresa Segasa dedicada a la construcción, de Getafe— ha aceptado en Magistratura la readmisión de

dos trabajadores y ha contraído acuerdos de tipo económico con otros seis despedidos. Aunque la

empresa íia llamado a alguno ár los despedidos, en fuentes laborales se considera cada día más di fícil

roler alcanzar una solución conveniente para el resto de los sancionados. Los trabajadores qu> ya se han

incorporado trabajan con normalidad.

Etas mañana no se han reintegrado a sus puestos de trabajo, en contra de lo acordado bilateralmente en la

tarde de ayer, doscientos trabajadores de ios laboratorios Pix, de San Blas —polígono de Julián

Camarillo—, dedicados al revelado de película fotográfica en color. Estos productores, que se habían

recluido a las cuatro de la tarde de ayer en la iglesia de la Virgen del Ma., en San Blas, continuaban esta

mañana en su encierro, como protesta por el cierre de la empresa, ocurrido el pasado día 10 de febrero.

Los trabajadores han hecho pública una nota a primera hora de hov en la que señala que su actitud

persistirá «en tanto la empresa se niegue a la negociación». Los productores de Pix comenzaron un paro

en apoyo de sus reivindicaciones el p a sado día 9. Cuando fueron a reincorporarse a su trabajo al día

siguiente —10—, la empresa permanecía cerrada. Los puntos que piden los trabajadores a la empresa se

concretan en 6.000 pesetas de aumento lineal, Seguridad Social a cargo de la empresa, cien por cien del

sueldo en caso de enfermedad, servicio militar o jubilación y que no sean represaliados los participantes

en el paro.

Por su parte, ios trabajadores de COPLACO permanecían concentrados ayer en los toca les que en la calle

de Orense tiene la Dirección Técnica de Planeamiento Metropolitano, en demanda de una rápida solución

al problema de los 76 despedidos producidos en la última semana de enero. Como se recordará, del 28 al

30 de enero tuvo lugar un encierro de estos trabajadores por ese mismo motivo que concluyo con ia

promesa de una solución adecuada por parte del subsecretario de Vivienda y de la empresa contratante

EDES (perteneciente al I N. I.). La situación actual —según los trabajadores— es que el subsecretario de

Vivienda ofrece 18 puestos de trabajo, cuando inicialmente ofrecía 26, mientras que la empresa EDES ha

incumplido igualmente su promesa de dar trabajo a 50 de los despedidos, limitando en la actualidad su

oferta de tres a cuatro puestos de trabajo, con lo cual se mantiene más de la mitad de los despedidos.

Los trabajadores de Osram, por último, continúan protag o n i z a ndo concentraciones ante las puertas de

su factoría, coincidiendo con la hora de entrada al trabajo. Como la empresa continúa cerrada, los obreros

se dirigieron ayer a la iglesia de Nuestra Señora de la Fuensanta, donde celebraron una asamblea. Una

comisión de los trabaja-dores fueron recibidos ayer por el secretario del director de Asuntos Sociales del

Sindicato Provincial del Metal Paralelamente, los productores han dirigido sendas cartas a los señores

González Bueno y Serrats Urquiza, presidente y vocal —respectivamente— del Consejo de

Administración de la firma, explicándoles su punto de vista sobre el conflicto.

 

< Volver