El conflicto de los M.I.R.. 
 El Tribunal Central de Trabajo modifica una sentencia de la magistratura     
 
 Informaciones.    29/03/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL CONFLICTO DE LOS M.I.R.

El Tribunal Central de Trabajo modifica una sentencia de la Magistratura

MADRID, 29. (INFORMACIONES.) —El Tribunal Central de Trabajo ha modificado la sentencia de la

Magistratura de Trabajo número 1 de Madrid, en la que se condenaba al Instituto Nacional de Previsión a

readmitir al médico despedido don José Agustín Pérez Gómez o a indemnizarle, a elección de la empresa,

y a abonarle los salarios dejados de precibir desde el 25 de junio de 1975 hasta el momento de finalizar el

litigio.

Según la nueva resolución, se concede al médico la opción a reincorporarse a su puesto de trabajo o a ser

indemnizado, con arreglo al decreto de garantías a cargos sindicales, por ser equiparables a éstos los

componentes de la Comisión Nacional de Médicos Internos y Residentes (M.I.R.), de la que formaba

parte el doctor Pérez Gómez.

Según la sentencia del Tribuna Central de Trabajo, el doctor Pérez Gómez comenzó a prestar servicios el

1 de marzo de 1972 como M.I.R., en la clínica Puerta de Hierro, de Madrid, servicio de Hemodinámica.

El 1 de octubre —continúa la resolución— de 1974, en diversas instituciones de la Seguridad Social se

registraron paros promovidos por M. I. R. en apoyo de determinadas reivindicaciones, conflictos resueltos

en una reunión celebrada a finales del mes, con asistencia de representantes del Instituto Nacional de

Previsión, del Consejo General de Colegios Médicos y de la Comisión Nacional de M.I.R., quedando

aplazadas conversaciones para resolver otros problemas planteados por los médicos, conversaciones

llevadas a .efecto posteriormente para elaborar un nuevo modelo de contrato entre los M.I.R. y el I.N.P.

Las conversaciones finalizaron el 5 de junio de 1975.

El nuevo modelo de contrato no satisfizo a los M.I.R., así como el haber estado ausente la Comisión

Nacional en las conversaciones, por lo que a partir del 11 de junio se produjeron nuevos paros en los

servicios médicos, en los que tomó parte el doctor Pérez Gómez. El 20 de junio, el I.N.P. ordenó la

suspensión del programa de enseñanza y con ello la de las actividades de los M.I.R., advirtiéndoles que el

día 25 se extinguirla el vínculo de los M.I.R. con las Instituciones sanitarias en el caso de que no se

reanudara el servicio normalmente.

En la mañana del 25 de junio se celebró una nueva reunión, con la asistencia de la Comisión Nacional de

los M.I.R., entre ellos el doctor Pérez Gómez, quien fue al acto después de haber cambiado impresiones

con sus colegas por la noche y de obtener permiso del jefe de su servicio clínico, incorporándose a su

puesto terminada la reunión.

Ese mismo día el doctor Pérez Gómez recibió la comunicación de despido del Instituto, por no haberse

reincorporado a su trabajo en la jornada normal.

Demandó el doctor Pérez Gómez al Instituto Nacional de Previsión y más tarde recurrió contra la

sentencia de la Magistratura, asistido por la letrado doña Elvira Posada.

 

< Volver