Matesa: Descarga sobre Fraga     
 
 Blanco y Negro.    26/04/1975.  Páginas: 2. Párrafos: 11. 

MATESfl: DESCARGA SOBRE FRAGA

EL nombre deí ex ministro Fraga se ha mencionado copiosamente en los últimos díao en las sesiones del juicio que se sigue en la Sala Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid. Un impo¡-tante testigo, don Faustino García Moneó, ex ministro de Comercio, lo ha vuelto a citas

cuando le interrogaba el letrado defensor del señor Vilá Reyes, don José María Gil Robles.

Al preguntar este último si alguien se había opuesto por razones políticas a la propuesta formulada por el señor García Moneó en septiembre de 1969 para que se

llevase a cabo la incautación de Matesa por el Estado, el presidente del Tribunal, señor Salcedo, advirtió al testi-g§ que las deliberaciones entre ministros son secretas,

Fraga Iribarne se opuso a la incautación de «Matesa», por...

pero éste respondió que en el juramento que prestó como ministro en 1965 no figuraba esta obligación. «La ley de Secretos Oficiales no existía en aquellas fechas», dijo.

—¿Quién se opuso, por razones políticas? —preguntó el señor Gil Robles.

—El ministro de Información y Turismo —respondió el testigo.

—¿Quién ocupaba en aquellas fechas dicha cartera?

—Don Manuel Fraga Iribarne.

El que fue ministro de Comercio entre 1965 y octubre de 1969 ha señalado en sus declaraciones como testigo, rodeadas de gran expectación, que comenzó a conocer las dificultades de Matesa en abril de 1969, y las «irregularidades», en julio del mismo año.

Después señaló que trató de arreglar la situación de Matesa en aquellas fechas con la concesión de nuevos créditos, uno de 200 millones y otro de 250. Y en una reunión de ministros celebrada en el hotel Finisterre, de La Coruña, en septiembre de 1969, cuando ya había surgido el escándalo, intentaron de nuevo resolverlo, pero no Negaron a un acuerdo.

—El señor Fraga se opuso a la incautación por razones políticas, que aconsejaban, según él, otro camino. El señor Fraga, en una reunión informal, se refirió a todo esto —recalcó García Moneó.

Varios abogados se han mostrado partidarios de que el señor Fraga acuda a testificar. Conocida la fogosidad del embajador español en Londres, parece probable que el político no tuviera inconveniente en aceptar el reto, lo que daría renovado interés ai juicio Matesa.

 

< Volver