El documento de la reconciliación, ¿moderado o decepcionante?     
 
 Blanco y Negro.    26/04/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

a BUaiMENTfl Bt Ul BECOHailñCION, ¿MODERADO O DEOHMNMITE?

• UA sido más el ruido que &*•*• las nueces? Una larga preparación —dos largos años de diálogos episcopales— y una inevitable am-bientación desde todas las esquinas, convirtieron el recién publicado documento episcopal en una especie de bomba deseada por algunos y temida por otros. El mismo título buscado por los propios obispos, «Carta pastoral colectiva», resultaba insólito, ya que no se utilizaba en ningún documento episcopal desde ia célebre pastoral del año 1937. Nada tiene, pues, de extraño que algunos miraran el documento como un espectacular y definitivo desenganche político de la Iglesia española. Algo así como la antiPastoral del año 37. Si en aquélla se bendijo y glorificó el Movimiento Nacional, en ésta se iban a marcar definitivamente las distancias...

En una palabra: un país de minorías superpolitizadas como ei nuestro esperaba —io esperaban esas minorías— un documento fundamentalmente político. Y sus motivos tenía. Al fin y al cabo también existió «política» en su elaboración, ya que toda ella estuvo jalonada de ten siones, diálogos y, en definí tiva, componendas. Cristis ñas, eclesiales, episcopales componendas.

Pero compo nendas. El sector más con servador del episcopado español sólo hubiera querido un documento intraeclesial en el que no se hablara para nada de la sociedad civil, ni de problemas sociopolíticos. Un documento espiritualista, por decirlo de alguna manera"

 

< Volver