Autor: García-Herrera, Ernesto. 
   Absolución sin condiciones     
 
 Cambio 16.    10/06/1974.  Página: 42-43. Páginas: 2. Párrafos: 16. 

Absolución sin condiciones

Un Tribunal Militar de Madrid ha absuelto, con todos los pronunciamiento* favorables, al abogado del Colegio madrileño Jaime Miralles Alvarez del supuesto delito de "ofensas a Cuerpo determinado del Ejército". El fiscal solicitaba tres años de prisión para el letrado.

La acusación estaba basada en el texto de una nota redactada por el letrado sobre las circunstancias de la muerte, el 13 de septiembre de 1971. del obrero de la construcción don Pedro Patino, nota enviada a diversas personalidades y, entre ellas, a los ministros de Justicia, del Ejército y al fiscal del Tribunal Supremo.

El mencionado día, don Pedro Patino resultó muerto por disparo de fusil, momentos después de haber sido detenido en unión de otras tres personas en un punto de la carretera dt Villaverde a Leganés. Don Ped tino, condenado por el Tribu Orden Público en 1959, por dades del Partido Comunista", compañeros habían repartido oc incitando a la huelga en divers; del polígono industrial de Leganés. La detención fue realizada por una patrulla de la Guardia Civil, compuesta »or un cabo, un guardia conductor y os números.

En el auto de procesamiento se leía: Existen indicios para suponer que in Jaime Miralles Alvarez, actuando :mo abogado de Dolores Sancho, viui de Pedro Patino, redactó y cursó escrito dirigido a varias autoridades la nación, en el cual, con evidente >pósiío de desprestigiar al Beneméo Cuerpo de la Guardia Civil, se -giversaban tendenciosamente las circunstancias de dicha muerte y la partipación de los miembros de la Guardia Civil intervinientes. (...) Don JaiMirallcs Alvarez sacó copias a

lostil del referido escrito que fueron tribuidas en distintos lugares de esta pital..."

Frente a la acusación, el letrado ¡ralles había alineado para su defen-una serie de dictámenes jurídicos, jr él pedidos a eminentes colegas.

Cuatro dictámenes

El letrado Ramón Serrano Súñer escribe: "No he encontrado (en la nota) una sola frase, una sola palabra que permita la aplicación de dicha calificación penal. En la nota del letrado señor Miralles no se encuentran expresiones de descrédito, ofensa o deshonor para nadie. No hay elemento objetivo le ofensa como tampoco hay "animus niuriandi".

Para el letrado José María Gil-Ro-les y Quiñones "no es posible encon-•ar (en la nota) ningún ataque directo indirecto contra una colectividad mi-iar. Su lectura no permite encontrar aa sola frase injuriosa ni. ofensiva ara nadie. No existe tampoco "ani-¡us iniuriandi".

Para el profesor Antonio Gil Herindez, "el texto no contiene ninguna presión que pueda ser considerada.

por ella misma ni en el contexto el que es utilizada, como ofensiva o ;uriosa".

El profesor Juan del Rosal (•!´) es-*ía en su dictamen: "La nota que ios examinado es una narración "•, simple, escrita con prosa limóla no encierra la menor traza ?sión que disminuya o hiera la •1 Ejército".

fesor Enrique Gimbernat afiro he encontrado ninguna cx- atentatoria contra el honor

´^a nota del letrado señor Mi-ralles no puede ser calificada de delito, según el artículo 317 del Código de Justicia Miiitar. Ella no contiene ninguna expresión atacando el honor militar ni fue redactada con la intención de injuriar al Ejército".

Los hermanos Miralles

La personalidad del acusado había otorgado a la causa "136-72" un espe-cialísimo interés, habiéndose desplazado a Madrid varios observadores extranjeros.

Voluntario a los dieciséis años, alférez provisional a los diecisiete (1937), Jaime Miralles es el benjamín de los hermanos del mismo apellido a quienes Madrid ha dedicado una calle. Combatiente en Somosierra y en e! frente de Aragón, la guerra terminó para el último de los hermanos el 26 de mayo de 1938, cuando Manuel Miralles, M e d a II a Militar, resultó muerto en combate en Corbalán (Cataluña). Carlos (Laureada individual) había muerto el 22 de julio de 1936, en Somosierra, y Luis (Medalla Militar), dos meses después, en el mismo frente.

El benjamín fue retirado de la línea de fuego por orden expresa del Generalísimo Franco y recibió destino en su Guardia Militar.

Miralles, que se califica como demócrata y monárquico, ha sido siempre fidelísimo seguidor de don Juan de Borbón y Battenberg, Conde de Barcelona. En 1959, creó, junto a otras personalidades, Unión Española. Jaime Miralles ´ha sido presidente de la Comisión de Vigilancia por la independencia de la Profesión del Colegio de Abogados de Madrid, donde siempre ha combatido por la aplicación de las resoluciones aprobadas en el Congreso de Abogados de León y. entre ellas, la desaparación de las jurisdicciones de excepción.

En 1962 fue deportado a Fuerte-ventura por haber participado en el Congreso del Movimiento Europeo celebrado en Munich, en el que se reunieron miembros de la oposición al Régimen.

En 1970 el Gobierno le impuso una multa de 75.000 pesetas como firmante de una nota entregada por un grupo de personalidades políticas españolas al secretario de Estado norteamericano, William Rogers, sobre la cuestión de las bases USA en España.

ERNESTO GARCIA-HERRERA

 

< Volver