En entrevista con cuatro diarios italianos. 
 Carrillo-Gobierno:«Apoyo sí, pero no incondicional»     
 
 Diario 16.    03/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

En entrevistas con cuatro diarios italianos

Carrillo Gobierno: «Apoyo sí, pero no incondicional»

ROMA, 3 (D16).—El Partido Comunista Español apoya al Gobierno del presidente Adolfo Suárez, "pero

no es un apoyo incondicional". Lo será "si el Gobierno toma medidas para castigar a la extrema derecha"´,

en palabras del secretario general del PCE, Santiago Carrillo, en sendas entrevistas que hoy publican en

sus primeras páginas cuatro diarios italianos.

Carrillo advierte, ante el "complot ingenuo y desesperado" de que esta siendo víctima el pueblo español,

que es necesario "seguir vigilantes" pues "ha nacido un plan terrorista de desestabilización. del cual, por

desgracia, veremos otros episodios".

"La unidad de la oposición en las negociaciones con el Gobierno y la predisposición del presidente Suárez

a marchar —aunque con un ritmo que nos parece demasiado lento— hacia cambios que restituyan la

soberanía del pueblo, han inducido a la extrema derecha a un complot ingenuo y desesperado´´, afirma

Carrillo, quien recibió a los periodistas en una casa de las afueras de Madrid, rodeado de fuertes medidas

de seguridad.

El dirigente comunista piensa que la situación no es fácil, sino "muy complicada, porque aunque la

ultraderecha sea una pequeña minoría mantiene aún fuertes posiciones en los aparatos del poder político y

trata de crear el caos y el terror para justificar o un golpe de estado o una crisis que restituya el poder a los

grupos más autoritarios, como la Alianza Popular de Praga Iribarne"

Alaba militares

Carrillo destaca las declaraciones "de algunos jefes militares que han tenido una actitud responsable de

resistencia a la provocación, en armonía con las posiciones de las fuerzas democráticas" explicando cómo

la provocación, por el momento, ha conseguido lo contrario de lo que buscaba.

"Es necesario evitar a España los sufrimientos de una vuelta o regreso a la dictadura."

Tras recalcar que el Gobierno debe decidirse a "golpear a la extrema derecha´´, Carrillo explica que "no es

justo ni razonable poner en el mismo plano a la extrema derecha y a los movimientos democráticos de la

extrema izquierda, alineados ron nosotros contra el terrorismo".

"El pueblo debe sentir que aquí ya no manda la extrema derecha. Sólo así se alienta a quien todavía tiene

miedo."

Gobierno de salvación nacional

El secretarlo general del PCE considera como ideal una reestructuración del Gobierno en el que entraran

todas las fuerzas democráticas y de izquierda, constituyendo asi un Gobierno de salvación nacional.

No obstante, Carrillo advierte que "este camino debe ser recorrido con prudencia política, pues un exceso

de presión favorecería a los adversarios de la derecha".

El dirigente comunista está seguro de que "en la práctica encontraremos un modo de llegar a una

solución", pero califica de inconcebible en la España de hoy un Gobierno de izquierda.

"La alternativa no está entre la izquierda y la derecha, sino en un acuerdo entre demócratas y reformistas

o una vuelta a 1a derecha."

Carrillo termina insistiendo en que España es víctima actualmente de "un complot del ultrancismo

español de derechas", aun cuando esté apoyado por ciertos servicios de inteligencia "que operan a veces

fuera de todo control gubernamental, favoreciendo intereses de grupos privados supranacionales".

"Los sectores más equilibrados de la economía y las finanzas españolas están interesados en una

involución de derechas, pero hay un sector de capital especulativo, que ha conservado posiciones

preeminentes en el aparato de poder del Estado, que vive de privilegios ilegales que teme perder",

concluye Carrillo.

Las entrevistas fueron publicadas por los diarios "Paese Sera" (procomunista). "La República"

(radicalsocialista). "La Stampa" ´centro izquierda) y "L´Unitá" (comunista).

 

< Volver