Roma. 
 Piden el alejamento del embajador español  :   
 (ante la actitud de Robles Piquer en relación con las protestas por la detención de Carrillo). 
 Arriba.    30/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ROMA

PIDEN EL ALEJAMIENTO DEL EMBAJADOR ESPAÑOL

(ante la actitud de Robles Piquer en relación con las protestas por la detención de Carrillo)

ROMA. (Efe.) — El «alejamiento de Roma, capital de un Estado democrático y antifascista»,

del embajador de España ante el Quirinal, Carlos Robles Piquer, fue pedido ayer al Gobierno

italiano por el diputado socialista Mario Ferri, en una interpelación parlamentaria.

La causa de esta petición del parlamentario del Partido Socialista Italiano es la réplica que el

representante diplomático español hizo a los telegramas de protesta por la detención, en

Madrid, del secretario general del Partido Comunista Español, Santiago Carrillo.

Ha sido una protesta del alcalde de Grosetto, Giovanni Finetti, la que ha desencadenado este

peculiar caso polémico entre el embajador de España y algunos sectores de la vida política

italiana.

Finetti, del Partido Comunista, expresaba; en un telegrama enviado a Carlos Robles Piquer, la

«firme condena» de la .Junta Municipal de Grosetto y de los habitantes de esta localidad

toscana por la detención del líder comunista español.

En su respuesta, el embajador de España hacía notar que «los españoles no admitimos

intromisiones en nuestros asuntos internos», al mismo tiempo que subrayaba que «cualquier

presión sobre el juez competente constituye en cualquier Estado de derecho un grave atentado

a la independencia del poder judicial».

Al mismo tiempo invitaba al alcalde de Grosetto a «leer de nuevo» las disposiciones transitorias

12 y 13 de la Constitución italiana, que establecen la prohibición de reconstitución del partido

fascista y la suspensión de los derechos políticos para los descendientes de la Casa Real de

Saboya, que «establecen limitaciones políticas jamás discutidas por los españoles».

 

< Volver