Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   El presidente Suárez, español del año     
 
 Informaciones.    20/01/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EL PRESIDENTE SUAREZ, «ESPAÑOL DEL AÑO»

CORDIAL ENCUENTRO DEL SECRETARIO GENERAL DEL P.C.E. CON LA DIRECTORA DEL

GABINETE TÉCNICO DEL PRESIDENTE

Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 20.

La señorita Carmen Díez de Rivera me ha saludado muy afectuosamente. Me parece una persona

inteligente y simpática. Ha sido un placer conocerla.» Así se expresó don Santiago Carrillo, a la una de la

madrugada de ayer, terminada la cena de los premios Mundo, durante una complicada rueda de Prensa

celebrada en la «suite» por él ocupada en el hotel Ritz. El presidente Suárez fue elegido «español del

año». El gran protagonista de la sesión fue, no obstante, el secretario general del P. C. E., el cual asistió a

la cena —en su primera estancia legalizada en Barcelona—, presidida por las primeras autoridades civiles

de la Ciudad Condal y con la presencia de la mencionada colaboradora de don Adolfo Suárez y del

subsecretario de despacho de Presidencia, don Manuel Ortiz.

El señor Carrillo llegó a primera hora de la tarde. Al parecer, su asistencia a la cena de gala era

desconocida por las autoridades barcelonesas, y ello provocó alguna indecisión —estuvo a punto de no

presidir el acto— por parte del gobernador civil, don Salvador Sánchez Terán. El "bombazo" Carrillo se

convirtió en el tema de la noche. Uno de los momentos culminantes se produjo cuando —acompañado de

don Ramón Tamames y de otros dirigentes del P.S.U.C.P.C.E.— don Santiago Carrillo acudió a saludar a

la señorita Díez de Rivera. Todas las cámaras de los fotógrafos fueron testigos del encuentro, mientras los

ojos de la mayoría de los presentes, especialmente del gobernador civil, comprobaba cómo la directora

del Gabinete Técnico de la Presidencia del Gobierno intercambiaba unas cordiales y breve frases con don

Santiago Carrillo. "Cuando el gobernador ha pasado junto a mi —declararía más tarde el líder comunista

a preguntas de un informador— no he sentido nada. El gobernador es un hombre como yo y como usted.

¿Por qué tenia que sentir algo?"

LOS PREMIOS Y GUTIÉRREZ MELLADO

Los premiados fueron las siguientes personalida des: Español 76: 1, don Adolfo Suárez; 2. don Felipe

González; 3, don Manuel Gutiérrez Mellado; 4, don Enrique Tierno Galván. Mundial 76: Va1ery Giscard

d´Estaing; 2. Enrico Berlinguer; 3, Jimmy Cárter; 4, Mario Soares. Como catalán del año fue designado a

título postumo el líder socialdemócrata, recientemente fallecido, Josep Pallach.

El vicepresidente del Gobierno para Asuntos de la Defensa, señor Gutiérrez Mellado, envió un telegrama

excusando su asistencia y con un párrafo que merece ser reproducido: "Si bien nunca aspiraré al titulo que

promueve el semanario "Mundo´´,no desistiré, en cambio, de tratar de conseguir otro, en el que sus

lectores, no por votación, sino cada uno en su interior, me pueda algún día conceder, pensando que

Gutiérrez Mel1ado fue un hombre que amó profundamente a España y, dentro de ella, muy

particularmente a Cataluña.".

En realidad, el sentido del acto trató de ser resumido por el presidente del grupo Mundo, don Sebastián

Auger. Justificando implícitamente la mesa en la cue se sentaban los dirigentes del P.C.E. y del P.S.U.C.,

el conocido empresario de Prensa catalán dijo: "La concordia quiere decir olvidar y perdonar, y concordia

quiere decir construir todos juntos el país. Ni más ni menos. España necesita de 1977 como punto de

arranque para comenzar a construir la gran democracia que todos los hombres de buena fe llevamos

dentro."

DECLARACIONES DE CARRILLO

En cuanto a las manifestaciones del señor Carrillo, precisemas que el calificativo "complicada" con que se

acompaña la primera mención a la rueda de Prensa, debe explicarse en función de que la Policía exigió

que el número de personas congregadas en la "suite" del Ritz no sobrepasara la cifra preceptiva de 19.

Tuvieron que salir dos fotógrafos e incluso los seños López Raimundo y Gutiérrez Díaz (P.S.U.C.). Aun

así, la cantidad de profesionales que querían participar en la rueda obligó a que ésta se dividiera en varias

partes. Tales impedimentos suscitaron una protesta verbal de los periodistas ante la Policía y una nota

conjunta que ha sido elevada ya a la presidencia de la Asociación de la Prensa.

Don Santiago Carrillo manifestó que se encontraba en Barcelona respondiendo a una invitación de don

Sebastián Auger. "He querido estar en un acto en el que se encontraban ciudadanos españoles de otras

ideologías para expresar así una firme voluntad de convivencia. Debo decir que estoy muy satisfecho del

ambiente", subrayó el secretarlo general del P.C.E. Respecto a las trabas policiales, declaró: ´´Aún no

estamos en un régimen democrático. Estamos en un momento de transición, y las libertades son muy

reducidas para las fuerzas de izquierdas. Espero, sin embargo, que la situación evolucione." Valga apuntar

que, en todo momento, los responsables comunistas hicieron hincapié, ante los funcionarios de la Policía,

de su voluntad de no crear problemas y de acatar estrictamente la legalidad aún vigente.

En torno a la amnistía el señor Carrillo reiteró la postura de su partido favorable a que sea concedida de

modo total: "De la cárcel han de salir absolutamente todos."

De su experiencia personal en este período de relativa normalidad por el que atraviesa, el líder del P.C.E.

aseguró que "en general recibo muestras de simpatía y afecto". Al efecto explicó una anécdota por él

vivida durante su permanencia en Carabanchel. "Un oficial de prisiones que habla manifestado

públicamente que me mataría, pues me creía responsable de la muerte de su padre, tras conocerme y

hablar conmigo, me ha hecho saber que habla cambiado radicalmente de opinión y que tenía muchas

ganas de hablar con mis hijos y de charlar tranquilamente en mi casa conmigo y con mi familia."

Después de elogiar la línea profesional que sigue para el Ejército el teniente generaI Gutiérrez Mellado,

añadió que la "comisión de los nueve no rebajará ninguna de sus peticiones y que los diputados y

senadores del P.C.E. aceptarán en el Parlamento una postura radicalmente favorable al estatuto de

Cataluña de 1932".

 

< Volver