Autor: Llansá, Jaume de. 
 Crónica de Cataluña. 
 Gran despliegue propagandistico en la operación "pro libertad de Carrillo"     
 
 El Alcázar.    29/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Crónica de Cataluña

GRAN DESPLIEGUE PROPAGANDÍSTICO EN LA OPERACIÓN "PRO LIBERTAD DE

CARRILLO"

BARCELONA.(Una colaboración de JAUME DE LLANSA, por teléfono)

Con un formidable y agresivo despliegue propagandístico entre de "movilización de masas", de

presión política y periodística, de lanzamiento de más de medio millón de octavillas, algunas de

ellas con el retrato del preso privilegiado de Carabanchel, al que denominan (traduzco del

catalán) "el hombre de la reconciliación detenido", despliegue este aplaudido por grupos

catalanes de sobra conocidos y apoyado por una casi increíble inundación de "pintadas", en

catalán y en castellano, que han ensuciado aún más fachadas, paredes y muros de nuestras

geografías urbanas y coronado con una desvergonzada rueda de prensa celebrada en uno de

los locales que el PSUC tiene en el Ensanche barcelonés, de carácter ternurista, familiar, cínico

y de amenazante contexto protagonizado por la familia de Carrillo, al frente su mujer, que

estaba flanqueada por los tres más conocidos dirigentes de la sucursal del comunismo en

Barcelona, se desarrolló la operación "pro libertad de Carrillo" para todo el ámbito catalán.

Naturalmente, se exigió gritando la libertad de Carrillo y compinches; se amenazó al Gobierno

con "incontenibles movimientos de masas", si no se les concedía la libertad inmediata; si no se

les reconocía a ellos personalmente y al PC como partido "la legalización incondicional a la que

tienen derecho como demócratas y como partido demócrata, sin el cual no tiene viabilidad la

democracia en España". Y hablando informalmente en dicha rueda de prensa se llegó a decir

que Carrillo impuso su exigencia de no ser expulsado de España y pasar al TOP, pues, dijeron,

"hay en el Gobierno y en el aparato de justicia, incluso del TOP, resistencias a considerar como

ilegales casos como los de Carrillo y nuestro partido", anunciando seguidamente: Son las

consecuencias del desmantelamiento del franquismo".

EL INCIDENTE TRAS EL FUNERAL POR CARRERO

Mientras esto sucedía y los periódicos barceloneses que ya he citado varias veces, concedían

sus páginas y espacios de privilegio, con gran despliegue de detalladas informaciones y de

titulares llamativos, al "acontecimiento" y la crónica de Lorenzo Contreras en la primera página

de "El Correo Catalán" hablaba de "la concesión de libertad condicional y a cuentagotas para

las comunistas", anunciando que Sánchez Montero sería el primero y Carrillo el último y en

relación con el caso citaba a "El Alcázar" pretendiendo ridiculizar su campaña en torno a

Carrillo, al tiempo que hacía una intencionada y desgraciada alusión al prestigioso general

Milans del Bosch, si bien equiparando su prestigio al del teniente general Gutiérrez Mellado;

mientras todo esto sucedía, digo, llegó al local donde yo estaba reunido la noche del martes

(ayer para ustedes, lectores) la noticia de la detención y pase al JOP de dos ciudadanos

presuntos autores de las invectivas y de las frases increpadoras dirigidas a la salida del funeral,

de carácter privado y no oficial, por el alma y en recuerdo del asesinado almirante Carrero

Blanco contra una alta personalidad de las Instituciones del Estado. Ciudadanos a los que

además el gobernador civil de Madrid les había impuesto sendas multas de medio millón de

pesetas. En el curso de la conversación que comentaba la "enérgica" exigencia de captura y

castigo de dichos ciudadanos, uno de los presentes, entre airado y entristecido, dijo poco más

o menos: "Sorprendente es la actuación contra esos ciudadanos y su rápida detención;

sorprendente también es la celeridad y rapidez de la policía en buscar y detener a los

participantes, posiblemente turbados emocionalmente. Participantes en un algarada menor en

comparación con las agresivas y violentas de partidos comunistas y otros. Sorprendente es

(siguió diciendo) esa acción si se la compara con la inacción o acción carente de sospechosa

ineficacia de la policía y del Gobierno en el dramático caso del secuestro del señor Oriol. Y hay

que preguntarse (finalizó) qué hará el Gobierno ejecutivamente cuando, en el supuesto que

todos deseamos, de la liberación del señor Oriol y de la detención de los terroristas que le

mantienen secuestrado, con lo que han causado servicias, lesiones morales y humanas al

mismo señor Oriol, a su familia y al propio Estado, pues el señor Oriol es, asimismo, una alta

personalidad de las Instituciones de la Monarquía".

"Diario de Barcelona" de hoy, en lugar destacado de su portada, que ilustra con la foto

correspondiente, concede especial relieve a una información que dió hace bastantes días la

"Crónica de Cataluña" de "El Alcázar", información que se refiere a negociaciones del Gobierno

de Tarradellas, "el fantasmal presidente de la fantasmal Generalitat" en definición de José Tarín

en una de sus crónicas de "ABC", con ofrecimientos de nombrarle senador y presidente del

"Consell General de Catalunya", pedido por la fenecida "Comisión para el Régimen Especial".

Complace al cronista que "Diario de Barcelona", aunque con muchos días de retraso, confirme

nuestra información anticipada.

Finalmente, la crónica política de estos últimos días de 1976 que nos aproximan al nuevo año

(que deseo sea feliz para los lectores) están siendo marcados por las actividades de todos los

grupos y partidos con sus dirigentes, catalanes, a la búsqueda y logro de pactos, fusiones o

alianzas con vistas a las próximas elecciones, registrándose paralelamente presiones y

acciones económicas y sociales enfrentadoras, que están dando al panorama de Catalunya y

en sus aspectos político, económico, social y laboral caracteres y fisonomías de aguda

polémica, que habrán de ser presentados y tratados en esta Crónica de Cataluña desde los

primeros días del año que nos llega, año que además de crítico y poco esperanzador, puede

ser decisivo en bien o en mal para Catalunya y España.

 

< Volver