Autor: Pezuela, Alfonso. 
 Entrevista con el secretario general del P.C.E. en "The Times". 
 "Tengo las maletas hechas"  :   
 (le dijo «La Pasionaria» a Carrillo cuando éste la llamó a Moscú al ser puesto en libertad). 
 Pueblo.    07/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Entrevista con el secretario general del P. C. E. en "The Times"

"TENGO LAS MALETAS HECHAS"

(le dijo «La Pasionaria» a Carrillo cuando éste la llamó a Moscú al ser puesto en libertad )

"Si se le niega el permiso, montaremos una campaña y, como último recurso, llegará ilegalmente"

LONDRES. (PUEBLO, por Alfonso PEZUELA.)—El Partido Comunista Español espera que su

presidente. Dolores Ibarruri (La Pasionaria), de ochenta y dos años de edad, pueda regresar a España el

próximo mes, por primera vez después de treinta y siete años, afirma hoy el diario «The Times», a través

de una entrevista con el secretario general del Partido. Santiago Carrillo.

«Si se le niega el permiso cita el diario británico a Santiago Carrillo—, montaremos una campaña

nacional e internacional y como último recurso, llegará ilegalmente al aeropuerto de Barajas, aunque

esperamos que esto no será necesario.» En otro momento de la entrevista, el periodista William Chislett

narra cómo Carrillo telefoneó a La Pasionaria en Moscú, el mismo día de su puesta en libertad. «Tengo

las maletas hechas», le dijo ésta.

El secretario general del Partido Comunista Español rechaza las alegaciones de que fuera el quien

ordenara las 12.000 ejecuciones de Paracuellos del Jarama, en el Madrid republicano. Son textos legales

delante de si; publicados por el Ministerio fiscal en 1940, en un libro sobre las atrocidades del bando

republicano. Carrillo declara que los asesinatos fueron llevados a cabo entre el 1 y el 7 de noviembre.

«No tomé posesión de mi cargo, como responsable del orden público, hasta la noche del siete.» Después,

Carrillo enseño al periodista británico fotografías de los documentos: «Ninguno está firmado por mí.»

Santiago Carrillo se considera responsable, únicamente de la decisión de trasladar a los prisioneros a

Valencia, después del 7 de noviembre. Pero en el camino, «fuerzas, que en aquellos momentos no

podíamos determinar, pararon el convoy y mataron a los prisioneros».

Carrillo niega que el Partido Comunista y el Gobierno hubieran preparado su detención.

 

< Volver