Autor: R.. 
   Edipo, Carrillo y otros hijos...     
 
 El Alcázar.    13/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Instantánea

EDIPO, CARRILLO Y OTROS HIJOS...

Edipo ha dado nombre al complejo de odio al propio padre: No. No crea nadie que vamos a

hablar de la carta que Santiago Carrillo publicó en 1939, renegando de su padre, por ser un

honesto socialista que intentó, a última hora, al lado de Besteiro, ahorrar al pueblo español

parte de las lágrimas y de la sangre en que lo había sumido el Frente Popular ideado por los

comunistas. Escribió Carrillo el joven: "No, Wenceslao Carrillo..., entre tú y yo a pesar de llevar

el mismo apellido no hay nada en común..."

Al recordar hoy a Edipo no es por la carta de Carrillo. Es por otra historia que, poco más o

menos, se cuenta así: Hubo unos hombres que todo se lo debían a Franco, la paz en que se

criaron, la carrera que hicieron, el progreso y la cultura que disfrutaron, los cargos políticos que

de forma digital alcanzaron... Franco era para ellos como un padre. Si cuando Franco vivía, se

hubiera dejado llamar "padre" por sus compatriotas, hubiéramos visto, en algunos ilustres

ciudadanos, una enternecedora exhibición de amor filial.

Franco murió. El pueblo español, el pueblo anónimo que nunca le había dado la mano, ni había

jurado ante los Evangelios en su presencia, ni había presumido en fotografías a su lado, ni

había cobrado ninguno de los sueldos o gabelas que los que meneaban el rabito en torno a

Franco buscaban y defendían, demostró su amor al Caudillo y el dolor inmenso por su muerte.

Edipo, no. Edipo, los Edipos que habían lamido sus zapatos y comido de su plato, esperaron un

tiempo, rebozando con alegría disimulada su rencor. Y un día, cuando se atrevieron, se

acercaron a su retrato (al retrato que con tanta ceremonia colocaron cuando Franco vivía, en

obras que a Franco debían su existencia) lo descolgaron de la pared y lo arrojaron a un

trastero. Después, sonrieron felices: "Ya has pagado, maldito, todos los beneficios que nos

hiciste".

R.

 

< Volver