Autor: M. H. . 
 Carrillo y otros siete dirigentes del P.C.E.. 
 Procesados por asociación política     
 
 Pueblo.    27/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

SEGÚN CIFRA, NO HABRÁ ENTREVISTA DE SUÁREZ CON DIRIGENTES COMUNISTAS

CARRILLO Y OTROS SIETE DIRIGENTES DEL P. C. E. PROCESADOS POR ASOCIACIÓN

ILÍCITA

MADRID. (M. H. y agencias.)—Una decena de abogados se reunieron el sábado por la tarde en el

despacho de don Antonio Rato, defensor de Simón Sánchez Montero, detenido el pasado miércoles, al igual

que el secretario general del P.C.E. y otros seis dirigentes del partido. El objeto de la reunión fue el de dar

forma al recurso que será interpuesto contra el auto de procesamiento de los citados líderes del P. C. E.

Como es sabido, el magistrado - juez de Orden Publico del Juzgado número 1, señor Gómez Chaparro, ha

dictado auto de procesamiento, con prisión provisional, incondicional y comunicada, contra Santiago

Carrillo y los otros siete dirigentes del P C. E. detenidos el pasado miércoles.

El auto de procesamiento lleva fecha del 24 de diciembre, y en su considerando se dice que los hechos

relacionados en el resultando del documento «revisten los caracteres de un delito de asociación ilícita del

artículo 172, 5. del Código Penal, en relación con el artículo 174. números 1 y 2, del mismo Código.

El artículo 172 del Código Penal, a cuyo párrafo 5 se refiere el auto de procesamiento, trata de las

«asociaciones ilícitas», y su punto 5 califica como «ilícitas» a las que «sometidas a una disciplina

internacional, se propongan implantar un sistema totalitario». Como se recordará, este punto fue muy

debatido en su día en las Cortes Españolas, y su redacción final —aun siendo muy mejorada la definitiva—

levantó fuertes polémicas en cuanto a la imprecisión que se creía ver en la remisión a la «disciplina

internacional» o «sistema totalitario»

Los abogados de Carrillo y los otros siete dirigentes del P. C. E. detenidos entienden que aunque sus

defendidos han tenido que comer el turrón en Carabanchel —si bien el día de Nochebuena pudieron ser

visitados por sus familiares— tendrán que salir de prisión en breve plazo. El abogado señor Rato dijo que

las esperanzas puestas en el recurso «son muy positivas». Y añadió: «Entendemos que no existe

absolutamente razón jurídica alguna que avale la pérdida de libertad de estos hombres. Por lo tanto como

entendemos que el juez de Orden Público no puede mantener este asunto, tendrán que salir en fecha muy

próxima. Creemos, efectivamente, que en fecha muy próxima saldrán todos a la calle»

El recurso en cuestión, del que tan esperanzados se muestran el colectivo de abogados —en el que figuran

Joaquín Ruiz – Giménez, Manuel López y Antonio Rato—, será presentado hoy.

NOCHEBUENA EN CARABANCHEL

La Policía impidió en la tarde del día 24 una manifestación que pretendía llevarse a cabo ante la prisión de

Carabanchel en señal de protesta por la detención de los dirigentes del P. C. E. Fuerzas especiales

antidisturbios habían tomado previamente posiciones en los alrededores de la cárcel. Desde la zona de la

vía del Suburbano la Policía lanzó constantemente botes de humo sobre las personas que intentaban

aproximarse, por lo que nunca llegó a formarse un verdadera manifestación. No obstante, unas doscientas

personas, según Cifra, lograron concentrarse en un punto y puño en alto proferir gritos de «Amnistía»,

«Carrillo: libertad», etcétera. Hacia las seis de la tarde se había restablecido la normalidad.

Otras fuentes afirmaron que «Carrillo se encuentra bien». Ruiz – Giménez, que el sábado visitó a su cliente,

en Carabanchel, dijo que le había encontrado «bien de salud y con buen aspecto». Su ingreso en el hospital

de la prisión debe entenderse, por tanto, como una deferencia hacia el líder del P. C. E.

Por otra parte, la mujer e hijos de Santiago Carrillo, así como los familiares de los otros dirigentes

comunistas acudieron en la mañana del sábado a la prisión de Carabanchel, donde se entrevistaron con sus

familiares. Con motivo del día de Navidad les ha sido permitida una comunicación especial con sus

familiares más allegados.

REPERCUSIONES POLÍTICAS

La tercera vertiente del «caso Carrillo» —tras las implicaciones legales y humanas que hemos señalado—

estriba en las repercusiones políticas del encarcelamiento de la «plana mayor del P C. E.». (Como anécdota

se recuerda que Simón Sánchez Montero es veterano en el hecho de pasar las fiestas navideñas en

Carabanchel, pues en los últimos cuatro años ha pasado tres veces las Navidades en la cárcel.)

Mientras prosigue la intensa movilización del P. C. E. —manifestaciones, carteles, pintadas— para

conseguir la liberación de su líder (si bien en los días navideños la presión ha sido menor), la agencia Cifra,

citando «fuentes autorizadas de la Dirección General de Coordinación Informativa», manifiesta que «no es

exacta la noticia difundida por algunas agencias de Prensa y reproducida en varios vespertinos (ver

«PUEBLO - Urgente» día 24) de que el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, podría recibir oficialmente

a dirigentes del Partido Comunista en su despacho oficial, después de las fiestas de Navidad.

Por otra parte, parece existir una contradicción entre la excelente impresión que los «carteros de la

oposición», señores Tierno y Pujol, sacaron de su reciente entrevista con Suárez, y el hecho de que tanto el

titular (señor Carrillo» como el suplente (señor Sánchez Montero) del P. C. E. en la comisión negociadora

con el Gobierno se encuentren detenidos. El tema de los comunistas en la negociación con el Gobierno fue

tratado en la reunión de Tierno y Pujol con el presidente, pero no hay información sobre lo que allí se dijo.

Respecto a las repercusiones internacionales, las últimas noticias se refieren al hecho de que una veintena

de manifestantes entraron en la mañana del viernes en el Consulado de España en Lyón y permanecieron

durante algún tiempo en los locales, dando gritos a favor de la puesta en libertad de Carrillo y los dirigentes

comunistas detenidos. Por otra parte, en telegrama dirigido al embajador de España en París, el realizador

de cine Costa Gavras, el cantante y actor Yves Montand y los periodistas Jean Lacouture, Claude Mauriac,

Michel Focauly y Regis Debray «exigen» que Carrillo y sus «camaradas encarcelados» sean puestos en

libertad.

En España, 70 intelectuales barceloneses han dirigido un escrito a la opinión pública expresando que la

detención de Carrillo constituye un signo de «extrema gravedad». Firman, entre otros, A. Carlos Comín.

Xirinacs, Francisco Candal y Elena Maragall.

TEXTO DEL AUTO DE PROCESAMIENTO

"Resultando que de las diligencias practicadas se deduce que, como resultado de las gestiones realizadas

por la Policía, fue detenido sobre las dieciocho horas y cuarenta y cinco minutos, aproximadamente, de la

tarde del día 23 del actual, en Madrid, Santiago Carrillo Solares, nacido en 1915, miembro del Partido

Comunista de España; ostentando el cargo de secretario general de dicha organización clandestina desde el

VI Congreso, celebrado en 196; habiendo entrado ilegalmente en España, al carecer de pasaportes, y

encontrándose en nuestra Patria desde el mes de febrero del corriente año; habiendo venido desarrollando

intensa labor en pro de la organización del Partido Comunista de España; manteniendo reuniones con otros

miembros dirigentes, tales como Santiago Alvarez Gómez, nacido en 1913; Victoriano Díaz Cardiel

González, nacido en 1935; Jaime Ballesteros Pulido, nacido en 1932; Pilar Bravo Castells, nacida en 1943;

Simón Sánchez Montero, nacido en 1915; Julio Aristizábal Cerezo, nacido en 1922, y Juan Manuel de

Azcárate Díaz, nacido en 1916; posteriormente detenidos en un piso de una casa sita en la calle Padre Jesús

Ordóñez, de esta capital, de cuyo edificio había salido mámenlos antes el citado Santiago Carrillo Solares,

el que ha negado haber mantenido ningún tipo de reunión.

Los cargos dirigentes de Los citados encartados y su activismo en el seno del Partido Comunista se suceden

con posterioridad al 3 de agosto del corriente año esta es la fecha —aunque no figura en el texto— del real

decreto - ley de Amnistía).

Considerando que los hechos relacionados revisten los caracteres de un delito de asociación ilícita del

articulo 1725.º del Código Penal, en relación con el articulo 174 números 1.º y 2.º del mismo Código, etc.

Procede decretar la prisión provisional incondicional comunicada de dichos encartados, de conformidad a

lo dispuesto en los artículos 9 ° de la ley de 2 de diciembre de 1963, en relación con el artículo 503 de la

ley de Enjuiciamierto Criminal »

•ARTÍCULOS CITADOS

Los textos legales citados en el «conuderando« del auto de procesamiento dictado contra el secretario

general y otros siete dirigentes del Partido Comunista Español son los siguientes:

— Artículo 172 del Código Penal (a cuyo párrafo 5.º se refiere el auto):

Son asociaciones ilícitas:

1. Las que por su objeto o circunstancia sean contrarias a la moral pública.

2. Las que tengan por objeto cometer algún delito.

3. Las que tengan por objeto la subversión violenta o la destrucción del orden público, político,

social o económico, o el ataque, por cualquier medio, a la soberanía, a la unidad o independencia de la

Patria, a la integridad de su territorio o a la seguridad nacional.

3. Las que promuevan la discriminación entre ciudadanos por razón de raza, religión, sexo o situación

económica.

5. Las que, sometidas a una disciplina internacional, se propongan implantar un sistema totalitario.

— Articulo 174 (cuyos números 1.º y 2.º cita el auto);

"En los casos previstos en los números 2.º 3.º y 5.° del articulo 172 se impondrán las siguientes penas:

1. A los fundadores, directores y presidentes de dichas asociaciones, las de prisión menor, inhabilitación

especial y multa de 25.000 a 250.000 pesetas.

2. A los miembros activos, la de prisión menor.

3. A los meros afiliados o participantes, la de arresto mayor.

4. A los que con su cooperación económica o de cualquier otra clase favorecieran la función,

organización o actividad de dichas asociaciones, las de arresto mayor o multa de 10.000 a 100.000

pesetas.

Los dos artículos anteriormente cita, dos fueron aprobados en su redacción actual por la ley 23 1876, de 19

de julio, que entró en vigor el 21 del mismo mes, al ser publicada en el «Boletín Oficial del Estado» Esta

ley fue rechazada en el Pleno anterior al de su aprobación y enviada de nuevo a la Comisión de Justicia de

la Cortes. Durante su discusión se suscitó la polémica de incluir o no explícitamente al Partido Comunista

de España entre las asociaciones refutadas ilícitas.

La pena de prisión menor va de seis meses y un día a seis años.

 

< Volver