Carrillo, pendiente de la decisión judicial     
 
 Pueblo.    24/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

AYER PRESTÓ DECLARACIÓN, UNA VEZ INGRESADO EN LA PRISIÓN DE CARABANCHEL

INTENSA MOVILIZACIÓN DEL P. C. E. PARA PEDIR SU PUESTA EN LIBERTAD

DIRIGENTES DEL PARTIDO ENTREGARON AYER UNA CARTA EN PRESIDENCIA DEL

GOBIERNO

CARRILLO, PENDIENTE DE LA DECISIÓN JUDICIAL

MADRID. (PUEBLO y agencias.)—Las últimas noticias y rumores de la tarde de ayer en torno a la

detención del secretario general del P. C. E., Santiago Carrillo, hacían referencia a una posible «solución

a pocos días vista». El asunto ha pasado al Juzgado de Orden Público. Según algunos observadores,

pronto, habré resoluciones importantes no sólo en lo que se refiere a Santiago Carrillo, sino al P. C. E.,

cuya legalización o no legalización es. sin duda, el caballo de batalla de los meses últimos.

Mientras que el P. C. E. ha iniciado una intensa campaña de agitación y propaganda —que, según parece,

han prometido suprimir en el momento en que Carrillo sea puesto en libertad—, el caso ha seguido la vía

normal judicial. El Gobierno ha evitado «poner en la frontera a Carrillo (lo que, según medios de la

abogacía, seria recusable) y ahora se está a la espera de la resolución judicial oportuna.

DIRIGENTES DEL P. C. E., EN PRESIDENCIA

A las doce del mediodía de ayer las diligencias policiales del «caso Carrillo» entraban en el Juzgado de

Orden Público número 1. A última hora de la mañana el magistrado - juez acudía a la prisión de

Carabanchel, adonde había sido trasladado Carrillo, para tomarle declaración. De ello dio cuenta

PUEBLO en sus últimas ediciones de ayer.

El secretario general del Partido Comunista fue ingresado en el hospital penitenciario, según se informó a

Europa - Press en medios autorizados.

El hecho del ingreso del secretario general del P. C. en el hospital penitenciario no se debe a que padezca

ningún tipo de enfermedad o lesión, sino al hecho de que en el mencionado centro pueden conjugarse

perfectamente las medidas de seguridad a que debe estar sometida una persona que se halle en prisión con

los cuidados que debe tener por su edad y situación personal.

En los citados medios se indica que el trato que está recibiendo el detenido es correcto, dentro de las

normas que rigen para los detenidos.

Casi a la misma hora (una y media de la tarde), una delegación del Comité Ejecutivo del P.C.E., formada

por Ramón Ornazábal, Ramón Tamames, Luis Lucio Lobato y Francisco Romero Marín, acudía a

Presidencia del Gobierno para entregar una carta abierta al presidente y a la opinión pública, en la que se

manifestaba la protesta por la detención del secretario genera] del P. C. E. y otros dirigentes (recordamos

que igualmente han sido detenidos Aristizábal, secretario particular de Carrillo, y que —se dice— fue el

«hilo que condujo a la Policía al «ovillo» del secretario general: Díez - Cardiel, importante dirigente de

los comunistas madrileños: Ballesteros, Azcárate, Pilar Bravo, Santiago Alvarez —P C. gallego— y

Sanchez Montero sustituto de Carrillo en la comisión negociadora). Añadía el escrito que el P C E.

rechazaría cualquier intento de «extrañación» de Carrillo.

Carmen Díaz de Rivera, secretaria técnica del presidente, recibió a la comisión (primera vez que

comunistas pisan Castellana número 3), y les dijo que inmediatamente entregaría la carta a don Adolfo

Suárez aun cuando éste se encontraba reunido en Consejo de Ministros.

A la salida. Tamames contó a los periodistas que «el P C. ha estado trabajando durante toda la noche para

tener a punto cien mil carteles con la fotografía de Santiago Carrillo, para pegarlas en las estaciones de

Metro y otros lugares».

Por lo demás, durante la mañana de ayer el ambiente informativo se centraba tanto en la vigilancia

policial en diversas zonas de la ciudad, como en la «movilización» de milicias del P. C. E. con la difusión

de octavillas, pintadas y todo tipo de material de propaganda. Igualmente, en círculos de la abogacía se

especulaba con el hecho de que los delitos que Santiago Carrillo hubiera podido cometer durante la

pasada guerra civil habrían prescrito. En todo caso —se comentaba en los citados círculos— le puede ser

aplicada la ley de 22 de diciembre de 1949 que castiga la entrada clandestina en territorio español o

podría ser acusado de asociación ilícita en grado de diligencia. Se decía que desde el punto de vista legal,

la autoridad administrativa no puede expulsar a Santiago Carrillo de España.

MANIFESTACIÓN EN LA PUERTA DEL SOL

MADRID. (Pyresa.) — Mas de tres mil personas que a las siete de la tarde de ayer lograron congregarse

en la Puerta del Sol, convocadas por diversos grupos políticos, fueron más tarde disueltas por efectivos de

la Policía Armada que reforzaron las escasas fuerzas, en un principio, agredidas por los manifestantes.

Minutos más tarde, las fuerzas públicas cortaron el tráfico en la Puerta del Sol y los manifestantes se

disolvieron en diversos grupos, que se dirigieron hacia la Gran Vía, Callao, Carrera de San Jerónimo,

Alcalá y Valverde, entre otras adyacentes.

Las numerosas personas que en estas fechas navideñas acudían a la zona comercial se introducían en

tiendas y grandes almacenes. Algunos de éstos llegó a mantener un verdadero sistema de seguridad

aconsejando a las numerosas personas que se introducían en tropel en sus locales, la dirección que

deberían seguir para alejarse de los enfrentamientos callejeros entre Policía y manifestantes.

A las ocho de la tarde la situación era todavía de grupos dispersos, y la Policía Armada había logrado

controlar la situación con suficientes efectivos para dominar la zona en la que se desarrollaba la

manifestación.

• OTRAS REACCIONES

Igualmente, en Zaragoza hubo una manifestación comunista alrededor de las ocho de la tarde de ayer que

fue disuelta por las fuerzas de orden público, según informa nuestra Delegación.

También en Bilbao tuvo lugar una manifestación ante el Gobierno Civil para pedir la liberación de

Carrillo.

Asimismo, ha habido manifestaciones o intentos de manifestación para solicitar la libertad de Santiago,

Carrillo en Valencia, Gijón, Vigo, Córdoba y Cornellá (Barcelona). En Granada han sido detenidos —y

después puestos en libertad— cuatro miembros del P. C. E. por pedir firmas con el mismo fin.

Por otra parte, un escrito firmado por 6.230 intelectuales y profesionales ha sido entregado en el

Ministerio de Justicia.

En el mismo sentido se ha expresado el P. S. U. C (Partido Comunista de Cataluña) en una rueda de

Prensa celebrada anoche en Barcelona.

Por otra parte, el secretariado permanente de Coordinación Democrática de Televisión y Radio acordó

dirigir un escrito al presidente del Gobierno, a través del director general de Radio - televisión Española,

en la que tras protestar con la detención de Carrillo «denuncian» el tratamiento dado en Radio - televisión

Española al hecho de la detención.

NOTA DE LA JEFATURA SUPERIOR DE POLICÍA

«En la tarde de ayer se produjeron diversas alteraciones del orden en el centro de Madrid, en protesta por

la detención de don Santiago Carrillo. Avenida de José Antonio, plaza del Callao, Puerta del Sol, calle

Preciados y calle Mayor fueron, principalmente, los escenarios del alboroto de varios grupos, que en

alguna ocasión llegaron a 2.500 personas. Algunas pancartas y banderas del Partido Comunista fueron

eliminadas por fuerzas del orden público, que en todo momento actuaron evitando las concentraciones y

disolviendo a los manifestantes con botes de humo y algunas carreras.

Diversos «asaltos» se siguieron produciendo hasta pasadas las nueve de la noche, algunos especialmente

violentos, que colapsaron con ciertos momentos el tráfico. A lo largo de la tarde se recibieron amenazas

telefónicas de explosiones en algunos centros oficiales si Carrillo no era puesto en libertad En total se

practicaron cuatro detenciones.»

 

< Volver