En Valencia y otras ciudades. 
 La edición de "El Alcazar", adquirida en bloque     
 
 El Alcázar.    05/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

En Valencia y otras ciudades

LA EDICIÓN DE "EL ALCÁZAR", ADQUIRIDA EN BLOQUE

VALENCIA (CIFRA).Todos los ejemplares del vespertino madrileño "EL ALCÁZAR" que trataban de

los fusilamientos de Paracuellos del Jarama fueron adquiridos por una o varías personas, según versiones,

al momento de llegar a Valencia, desapareciendo de los quioscos valencianos.

El hecho ocurrió una vez distribuidos los periódicos, llevándose en bloque determinadas personas la

edición, sin que los habituales lectores del diario pudieran hacerse con número alguno de dicha edición.

N. de la R. — Estamos en condiciones de confirmar la noticia de la Agencia Cifra y ampliarla. No sólo en

Valencia, sino en otras varias ciudades españolas, militantes del P.C. han adquirido en bloque los

ejemplares llegados de nuestros talleres. Tan democrático modo en entender la libertad de prensa y de

información deja bien a las claras el talante de los seguidores de Carrillo, cuya conciencia, pese a sus

declaraciones rimbombantes y chulescas, no deben de estar muy tranquila, pese a que dudamos que la

tenga.

El asesinato de doce mil personas indefensas, en Paracuellos del Jarama, supone un genocidio de tal

envergadura que difícilmente podrá digerir su recuerdo el individuo responsable y por mucho cinismo que

se eche al tema, una relación de nombres y apellidos de los masacrados —como la que ofrecía nuestro

periódico el pasado día tres— es una acusación demasiado viva, que Carrillo no ha podido encajar

intentando por el medio que se dice, esconderlo a la opinión pública.

No tenemos noticia de que la Comisión de Defensa Profesional de la Asociación de la Prensa, que tanto

ardor ha puesto en defender la libertad de expresión, cuando determinadas publicaciones sufrían alguna

cortapisa, haya hecho protesta alguna contra el secuestro (pagado) de parte de nuestra edición; pero, para

no tachar a sus miembros, como mínimo, de inconsecuentes, la esperamos de un momento a otro.

"El Alcázar", debido a su postura gallarda y sin vaivenes vende actualmente toda su edición, pero tal vez

como respuesta al cobarde atentado que significa esta actuación del P.C. deba, estudiar la ampliación del

número de ejemplares hasta dejar vacías las arcas de Carrillo y sus secuaces. Claro que el empeño sería

inútil porque con el oro depositado fuera de España, mientras los comunistas ejercieron su mandato, se

puede financiar no sólo la compra de una tirada, sino la de toda la prensa nacional. Lo que sí aseguramos

a nuestros secuestradores es que nadie callará nuestra voz y que buscaremos el procedimiento para que

llegue limpia, clara y justa hasta los lectores.

 

< Volver