Se le ofreció la salida de España. 
 Carrillo eligió pasar a Orden Público     
 
 Diario 16.    27/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Se le ofreció la salida de España Carrillo eligió pasar a Orden Público

MADRID, 27 (D16). _ El Partido Comunista de España no puede ser considerado una organización

ilegal; no se propone implantar un sistema totalitario, sino establecer un régimen democrático y no se

encuentra afiliado a organismo alguno de tipo internacional, afirma en esencia el recurso de reforma

presentado esta mañana contra el auto de procesamiento dictado por el TOP contra Santiago Carrillo,

secretario general del PCE, y otros siete dirigentes comunistas.

El recurso firmado por el propio Carrillo y sus abogados Joaquín RuizGiménez Cortés y José Manuel

López López fue presentado esta mañana ante el Juzgado numero 1 de Orden Público de Madrid.

El recurso pide que se deje sin efecto el procesamiento de Santiago Carrillo "por no haber cometido delito

alguno", y en el caso de que no se estimara el mismo, el secretario general del PCE solicita su libertad

provisional "en la seguridad de que no tratará de eludir la acción de la Justicia".

Carrillo revela en el recurso que durante su estancia en la Dirección General de Seguridad se le propuso

que eligiera entre la salida de España y el paso a la jurisdicción de Orden Público.

"Sin vacilar escogí la segunda propuesta —afirma—, con la seguridad de que en mi conducta no había

elemento, delictivo alguno y de que al obrar así contribuía a la legalización del Partido Comunista de

España y con ello al establecimiento de bases auténticamente democráticas para la convivencia de los

españoles."

En la parte expositiva del recurso contra el auto de procesamiento por asociación ilícita, con prisión

provisional incondicional, se afirma que el PCE "no es una organización clandestina y que en toda su

actuación evidencia una decidida voluntad de no ser tampoco ilegal".

"Tampoco el PCE puede ser considerado organización ilegal. Como ya he declarado en las actuaciones,

toda mi conducta como secretario general ha estado encaminada a crear las condiciones favorables a su

legalización. Y asimismo a eliminar los obstáculos que desde determinadas esferas tratan de oponerse a

ese objetivo."

El recurso explica que el PCE no acepta los requisitos de la vigente ley de Asociaciones Políticas por su

desfase con la realidad y añade que el Gobierno ha apuntado ya la posibilidad de reformarla. "Una

interpretación correcta y coherente de la legalidad vigente tampoco justifica el trato discriminatorio que

se intenta utilizar con el PCE."

Carrillo afirma en el recurso que su partido, previo el establecimiento de las libertades democráticas y la

concesión de una amnistía total, "se encontraría dispuesto a participar en un pacto nacional para que en

las futuras Cortes se apruebe una Constitución que permita el libre juego de todas las fuerzas y

organizaciones que representan al pueblo español".

"Resulta obvio señalar —añade el recurso— el desfase existente entre la ley 21/ 1976, de 14 de junio,

sobre el Derecho de Asociación Política" y la realidad que pretende regular. Es notorio, repetimos, que

gran número de partidos y organizaciones de signo democrático no han cumplido los requisitos exigidos,

debido a la inadecuación de la ley al momento político español."

 

< Volver