Rueda de prensa con la esposa de Carrillo. 
 «El único cargo contra mi marido es el paso clandestino por la frontera»     
 
 Informaciones.    23/12/1976.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

RUEDA DE PRENSA CON LA ESPOSA DE CARRILLO

«El único cargo contra mi marido es el paso clandestino por la frontera»

MADRID, 23 (INFORMACIONES).

TRAS conocerse la detención de Santiago Carrillo se improvisó una rueda de Prensa a las nueve de la

noche en un despacho de abogados sito en la calle de la Cruz, número 16. Esta rueda de Prensa, a la gue

asistió un numeroso grupo de periodistas, contó con la presencia de la esposa del señor Carrillo, doña

Carmen Menéndez; su hijo Jorge, los miembros del comité ejecutico del Partido Comunista de España

don Lucio Lobato y don José Sandoval, así como dos letrados.

Las primeras palabras de la esposa del secretario general del P.C.E. fueron para decir que el Gobierno

español, en lugar de detener a su marido, debería concederle el derecho de residir en España como

ciudadano español que es, añadiendo que se habla enterado de la detención de su marido por el portero, al

llegar a su casa, donde su hijo mayor, Santiago, ya le habla dejado una nota indicándola los hechos y

donde decía que se dirigía hacia el Ministerio de la Gobernación, acompañado del abogado don Jaime

Sartorius, para tratar de entrevistarse con el señor Martín Villa. También declaró que ni sus hijos ni ella

habían visto a su esposo desde el pasado mes de octubre, con anterioridad a su venida a España. Por otra

parte, la señora de Carrillo manifestó que desde que se encontraban viviendo en Madrid jamás habían sido

molestados por la Policía, aunque sí es verdad que habían advertido vigilancia cerca de su casa, hecho por

el que presentaron días pasados una denuncia en el Juzgado de guardia. Por último, doña Carmen

Menéndez dijo que no podía existir ningún cargo legal contra su marido, o, en todo caso, únicamente el

paso clandestino por la frontera, hecho al que se vio obligado su marido por la negativa del Gobierno

español a entregarle el pasaporte. «Espero —añadió— que el Gobierno sea lo bastante responsable como

para no caer en equivocación alguna.» A su juicio, la detención no es positiva ante la opinión pública, que

cree en la sinceridad del Gobierno de llevar a España hacia una auténtica democracia y una reconciliación

nacional.

TACTICA POLITICA DEL P.C.E

Posteriormente, el señor Lobato indicó que la detención de don Santiago Carrillo pueden habérsela

presentado al Gobierno como un «hecho consumado», ya que últimamente se ha recrudecido el ambiente,

y que esto puede ser debido a la actitud de grupos de ultraderecha hostiles a la política del Gobierno,

como bien quedó de manifiesto en los incidentes que contra el presidente de las Cortes se produjeron el

pasado día 20.

Por otra parte, el señor Lobato señaló que el señor Carrillo ha asumido con toda seriedad y

responsabilidad su situación en España, y rechazó categóricamente la posibilidad de que esta detención

haya sido provocada como táctica política del partido, aunque su presencia en España esté enmarcada en

la voluntad del P.C.E. de conquistar la legalidad.

SITUACION JURIDICA

Como colofón a esta rueda de Prensa intervinieron los dos abogados presentes, hablando del aspecto

jurídico. Manifestaron que el señor Carrillo ejercita con su venida a España un derecho al que tiene como

español de origen. Preguntados los letrados si podría el Gobierno legalmente expulsar de España al señor

Carrillo, uno de los abogados respondió que el Poder ejecutivo carece de facultad legal para ello. «Sin

previa sentencia firme del poder judicial no se puede hablar de un caso de extrañamiento —dijo—, puesto

que es español de origen y nunca ha renunciado a su nacionalidad.» También añadieron los letrados que

al señor Carrillo no se le puede aplicar la ley Antiterrorismo, dado que fue reformado su artículo cuarto, y

cualquier cargo que pudiera existir contra él por la guerra civil ya ha prescrito por completo. Por otra

parte, dijeron que en el supuesto de los casos que se considerara al P.C.E. incurso en el Código Penal, la

pena máxima que podría caer al señor Carrillo seria la de seis años, pero que aun así le correspondería el

beneficio de la libertad provisional, a la que tendría pleno derecho inmediatamente.

ANTE LA D.G.S.

Tras la rueda de Prensa, la esposa del secretario general del P.C.E., acompañada de su hijo y los dos

abogados, se trasladaron hasta la Dirección General de Seguridad, donde manifestaron a los agentes de

servicio que había a la entrada principal del edificio de la Puerta del Sol su deseo de entrevistarse con el

director general de Seguridad y con don Santiago Carrillo.

Después de consultar, a través del teléfono, con el interior del edificio, sin 11egar nunca a permitírseles la

entrada, los agentes de servicio comunicaron a la esposa de don Santiago Carrillo y sus acompañantes que

volvieran a las nueve de la mañana de hoy. Después de esto, los agentes de la Policía Armada invitaron a

todos los presentes —periodistas incluidos—, a que circulasen, dejando libre la puerta de entrada al

edificio de la Puerta del Sol produciéndose como único incidente el que un agente de la Policía Armada

quitó el carrete de película, velándolo, a la fotógrafo de INFORMACIONES Belén Martínez, que había

realizado, cumpliendo con su deber informativo, una fotografía de la esposa del secretario general del

P.C.E. y sus acompañantes dialogando ante la puerta de entrada de la Dirección General de Seguridad.

COMUNICADO DEL P.C.E.

Al poco de conocerse la detención de don Santiago Carrillo, el Comité-Ejecutivo del Partido divulgó un

comunicado en el que se señala:

"El Comité Ejecutivo del Partido Comunista de España eleva su más enérgica protesta por la detención de

Santiago Carrillo, secretario genera del Partido, que acaba de producirse a las 6,45 horas de la tarde del

22 de diciembre.

Tal detención es una descarada violación de los derechos humanos y contradice las reiteradas

declaraciones del Gobierno de su voluntad de convivencia y democracia.

Llamamos a los trabajadores, a todas las fuerzas democráticas de nuestro país y a la opinión internacional

a exigir inmediata libertad de Santiago Carrillo y el respeto a su derecho como todo ciudadano español a

residir libremente en España."

INFORMACIONES

23 de diciembre de 1976

 

< Volver