Madrid zona Centro: Desde las 7 a las 10 de la noche. 
 Más de tres mil comunistas en la calle  :   
 Numerosos disparos de las Fuerzas antidisturbios para disolver a los manifestantes. 
 El Alcázar.    24/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Madrid zona Centro: Desde las 7 a las 10 de la noche

MAS DE TRES MIL COMUNISTAS EN LA CALLE

• Numerosos disparos de las Fuerzas antidisturbios para disolver a los manifestantes.

MADRID, Redacción.— Numerosos conatos de manifestación, enfrentamientos, carreras e incidentes se

sucedieron en la zona Centro de Madrid desde las 7 de la tarde hasta las 10 de la noche. Como

consecuencia de estos disturbios parece ser que es elevado el número de personas heridas o

contusionadas; se produjeron algunas docenas de detenciones o retenciones —si bien una nota oficial de

la Jefatura Superior de Policía señala que el número de detenidos es de cuatro— y se originó un colapso

casi total en lo que respecta al tráfico rodado.

La primera manifestación se produjo en la calle Mayor minutos antes de las siete de la tarde. Un grupo

que calculamos en cerca de quinientas personas, se concentró en la citada calle y, puño en alto, a la vez

que daban vivas al Partido Comunista, se dirigió a la Puerta del Sol. Las Fuerzas antidisburbios que

previamente se habían instalado en los puntos estratégicos de la zona, disolvió a los manifestantes antes

de que llegaran a la Puerta del Sol. A las siete menos cinco de la tarde, exactamente, sonó el primer

disparo de las Fuerzas del Orden. Era un bote de humo dirigido a los manifestantes de la calle Mayor. A

éste, siguieron numerosos disparos de botes de humo y pelotas de goma, carreras a pie, cargas de la

Policía Armada y recorridos en jeep de los agentes por las calles adyacentes desde cuyos vehículos

realizaban nuevos disparos contra los manifestantes. Cuarto de hora más tarde, a las 19,10 horas, el

tráfico rodado fue desviado por as calles adyacentes a la Puerta del Sol, por la Policía Municipal cuyos

agentes evitaron la congestión de vehículos en esta plaza así como en la zona de Callao y avenida de José

Antonio.

El número de personas que han participado en estos disturbios, organizados, por el Comité Provincial del

Partido Comunista como protesta por la detención de Santiago Carrillo y en solicitud de su libertad, es

muy difícil de calcular. Diversos grupos se concentraron sucesivamente en muy diferentes calles

profiriendo gritos y dispersándose inmediatamente ante la intervención de la Fuerza Pública. Estos grupos

oscilaron en todo momento entre cincuenta y cien personas y nunca fueron más numerosos que esta

última cifra. Es posible que el número total de participantes en toda la zona Centro oscile entre tres y

cinco mil.

Las calles en las que se produjeron "saltos" de los manifestantes y consiguientemente, enfrentamientos

con las Fuerzas del Orden, fueron las cercanas a la Puerta del Sol: San Cristóbal, Postas, Conde de

Plasencia, Esparteros, Carmen, Preciados, Mayor, San Jerónimo, Alcalá, Sevilla, Atocha, plaza de

Benavente, y Montera. Asimismo y en el mismo espacio de tiempo se produjeron igualmente diversos

"saltos" e intervenciones de las Fuerzas antidisturbios en la zona de Callao, avenida de José Antonio y

calles adyacentes; glorietas de San Bernardo y de Bilbao, calles de Valverde y plaza del Celenque; calle

de Goya, glorieta de Manuel Becerra y calle de Alcalá.

Por otra parte, en los pasillos del "Metro", que aparecían con numerosas pintadas pidiendo la libertad de

Carrillo y "sembrados" de panfletos del P.C., se produjeron incidentes principalmente en Sol. Entre las

siete y las diez de la noche en los subterráneos del "Metro" de la Puerta del Sol se produjeron incluso

algunas intervenciones de la Policía Armada para disuadir a los manifestantes que se habían refugiado en

esos lugares.

En diferentes ocasiones vimos cómo algunos de los manifestantes resultaron heridos a causa de las

"cargas", disparos de botes de humo y pelotas de goma de la Policía Armada. Concretamente en la calle

de Esparteros un joven, que momentos antes había avergado a los manifestantes, fue alcanzado en la

cabeza por uno de los botes. Al ser socorrido por los agentes manifestó, sin embargo, con la cara

ensangrentada, que él pasaba por allí accidentalmente y que nada tenia que ver con la manifestación.

Incluso habló de presentar una denuncia acompañado de otra persona que estaba a su lado y que dijo ser

abogado. Por otra parte, un agente de la Policía Armada resultó herido al caerse por las escaleras del

"metro".

Los gritos que coreaban los manifestantes en las diferentes ocasiones eran, entre otros, "Así se ve, la

fuerza del Pecé"; Amnistía, Libertad", "Se siente, se siente, Carrillo está presente", y otros de vivas al

Partido Comunista y similares que pronunciaban levantando el puño.

Sobre las ocho de la noche, en la zona de Callao se escucharon detonaciones que probablemente fueran

disparos de proyectiles reales. Sin embargo, hemos podido saber que las Fuerzas de Orden Público y los

funcionarios del Cuerpo General de Policía, en ningún momento efectuaron disparos reales.

Los últimos disparos de botes de humo y pelotas de goma, que se sucedieron casi de forma

ininterrumpida en la zona Centro, fueron lanzados minutos después de las diez de la noche en la Puerta

del Sol. A esa hora, la zona recobraba la normalidad y el tráfico rodado volvió igualmente a sus

recorridos normales, levantándose los desvios.

A las diez y cuarto, de la noche, las Fuerzas de la Policía Armada que se encontraban en la Puerta del Sol,

se retiraron de la zona después de haber logrado que los manifestantes no consiguieran sus propósitos de

llegar a la Puerta del Sol y a la plaza de Pontejos. A esa hora hicieron lo mismo el resto de la Fuerza en

los diferentes lugares, quedando tan sólo algunos vehículos de retén mientras la zona empezaba a registrar

total normalidad.

24 — DICIEMBRE — 1976

 

< Volver