Serán distribuidos cien mil carteles de Carrillo. 
 El Partido Comunista amenaza al Gobierno  :   
 Exigen la liberación inmediata de su secretario general y una entrevista con el presidente Suárez. 
 El Alcázar.    24/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Serán distribuidos cien mil carteles de Carillo

EL PARTIDO COMUNISTA AMENAZA AL GOBIERNO

• Exigen la liberación inmediata de su secretario general y una entrevista con el presidente Suárez

• Zabala, secretario del Partido Carlista, afirma que deberían ser detenidos del mismo modo los dirigentes

de los restantes partidos políticos ilegales

Madrid-Redacción:

El Partido Comunista ha amenazado al Gobierno con una campaña de movilizaciones populares y huelgas

masivas si no se pone en libertad rápidamente a Santiago Carrillo. También han solicitado oficialmente

una entrevista con el presidente del Gobierno posiblemente para estudiar los términos en que habrá de

plantearse la actuación del P. C. en las elecciones. Según el escrito presentado en Presidencia del

Gobierno, el Comité Ejecutivo del P. C. entiende que los graves problemas políticos, económicos y

sociales del país "no tienen solución mientras se insista en marginar del juego democrático al Partido

Comunista de España".

PIDEN GARANTIAS

Otros extremos de la carta entregada a Carmen Díaz de Rivera jefe del Gabinete Técnico del presidente

Suárez estipular como imprescindible "la garantía de su segundad personal y la del resto de los detenidos,

ya que esta medida "significaría un paso decisivo hacia la amnistía total" El tema fue tratado también

durante la entrevista concedida por el Jefe del Gobierno a Jordi Pujol y Tierno Galván al término del

Consejo de Ministros. Según Europa Press, en el encuentro se puso de relieve que la cuestión esta fuera

de la órbita del Gobierno y se encontraba en manos de la justicia, pero que el presidente había señalado su

voluntad de que la cuestión se solucionase de la mejor manera posible, "lo que significa que hay

comprensión del problema. Tierno Galván reconoció que había intercedido ante el presidente Suárez en

relación con el caso. Asimismo afirmaron que "el presidente había insistido en que deseaba la

legalización de todos los partidos democráticos que no obstaculizaran el camino hacia la democracia".

LOS DERECHOS FUNDAMENTALES

En tanto, los desordenes públicos y altercados de todo orden se complementaban con una bien orquestada

campaña de repulsas por la detención de Carrillo, tanto en España como en el exterior. La mayoría de los

escritos pidiendo su liberación, aluden, fundamentalmente, a "los convenios internacionales suscritos por

el Gobierno español en los que se compromete a respetar los derechos fundamentales de la persona". Con

acierto, el secretario del Partido Carlista, Sr. Zabala, puntualizó que "si Carrillo ha sido detenido por

dirigir un Partido ilegal, todos los dirigentes de grupos políticos ilegales deberíamos estar detenidos". Esta

claridad meridiana que por esta vez alumbra la tantas veces inaccesible mentalidad del segundo de Carlos

Hugo debería contagiarse, siquiera un poco, al Gobierno que por mandato constitucional tiene el deber de

velar y hacer cumplir la Ley y actuando, en consecuencia, tal como sabiamente deduce el Sr. Zabala.

CAMPAÑA INTERNACIONAL

En el extranjero la situación no es diferente. El alcalde de Roma, Carlos Argan, visitó al embajador

español en la capital tabana para expresarle su "emoción" por la detención. El Comité Central del Partido

Socialista Unificado de Alemania, el Gobierno yugoslavo y el Partido Comunista Austríaco se suman a la

protesta, así como la Asamblea de la República portuguesa. Pietro Nenni, brigadista de las tristemente

conocidas Internacionales y dirigente socialista italiano, ha cumplido sin duda, un nuevo servicio a la

equidad y la justicia protestando ante Suárez por el hecho.

La prensa tampoco ha ido a la zaga. Le Fígaro especula con la posibilidad de un intercambio con Oriol.

L´humanité "exige de las autoridades españolas que sean puesto en libertad". ParisInter entiende que el

Gobierno ha caído en una trampa con la detención. L´Aurore subraya la movilización comunista. En

sustancia, se pone de relieve la posibilidad de una radicalización de posiciones entre Gobierno y

Oposición, de no transigir a la liberación

100.000 CARTELES

Según ha declarado Tamames, el Partido ha estado trabajando para distribuir 100.000 carteles con la foto

de Carrillo —no sabemos si con peluquín o no— pidiendo su libertad. Una orden de "máxima iniciativa"

ha sido desplegada por todos los órganos y cédulas del Partido para provocar una presión al poder.

 

< Volver