Sobre la detención de Santiago Carrillo. 
 Rueda de prensa del PC  :   
 Asistieron la mujer y un hijo del líder comunista. 
   23/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Sobre la detención de Santiago Carrillo

RUEDA DE PRENSA DEL PC

• Asistieron la mujer y un hijo del líder comunista

MADRID. (Europa Press.)—En el despacho de abogados situado en el número 16 de la calle

de la Cruz, en Madrid, a las diez menos cuarto de la noche, se inició una rueda de Prensa a la

que asistieron, además de informadores, letrados del Partido Comunista de España, miembros

del Comité Ejecutivo y la esposa y un hijo de don Santiago Carrillo, secretario general del

Partido Comunista, detenido horas antes.

Después de que el miembro del Comité Ejecutivo, don Luis Lucio Lobato, leyerá un

comunicado de protesta por la detención, la esposa del señor Carrillo, doña Carmen, dijo que

su hijo mayor, Santiago, acudió al Ministerio de la Gobernación para solicitar una entrevista con

su titular. Sobre la detención de su marido, afirmó que el Gobierno debía de haberle facilitado el

pasaporte y que ella cree que no hay ningún cargo contra su marido, o en todo caso el DOSO

clandestino por la frontera.

Según la esposa del secretario general del PCE, la última vez que vio a éste fue en octubre y

se enteró de su detención ayer tarde por el portero del edificio, confirmada luego por una nota

que tenía en casa procedente de su hijo Santiago.

Respecto a la actual situación del señor Carrillo, su esposa manifestó que espera que el

Gobierno sea bastante responsable y no caiga en equivocación alguna. A su juicio, la detención

no es positiva ante la opinión pública, pues lo único que ha hecho su marido es venir a su país

y pedir el pasaporte.

El señor Lobato indicó, por su parte, que últimamente se ha recrudecido el ambiente, que el

señor Carrillo lo había asumido y es responsable, y que esto puede ser debido a la actitud de

grupos ultras y a las manifestaciones hostiles contra el Presidente de las Cortes.

¿Táctica?

A lo pregunta de si ha sido buscada o no evitada la detención por parte del PCE, don Luis Lucio

Lobato respondió que el secretario general del partido no había pensado en su detención como

táctica o método. Sin embargo, no descartó que esto pueda suceder. Si hay una táctica ante la

conquista de la legalidad —agregó—, precisamente el partido quiere conseguirla dentro del

marco de la presencia del señor Carrillo en España y éste no se marchará hasta conseguirlo.

Tras calificar la detención como «golpe duro» e «incentivo», el señor Lobato dijo que el señor

Carrillo cuenta hoy día con pleno apoyo del partido.

La mujer y un hijo de Carrillo, en la DGS

A las diez menos diez de la noche llegaron ante la Dirección General de Seguridad le mujer

de Santiago Carrillo, un hijo del dirigente comunista y los abogados don Antonio Rato, don José

Luis Núñez Casal, don Diego Carrasco Masdeu y don Enrique Barón. El objeto de esta

comparecencia ante la Dirección General de Seguridad, en la Puerta del Sol, era solicitar

información sobre el futuro del secretario general del Partido Comunista.

El policía armada que se hallaba de guardia ante la puerta indicó a estas personas que no

podían pasar y les preguntó qué deseaban. Una vez que le dijeron su objetivo, el agente

consultó un momento con sus superiores y posteriormente dijo a la esposa e hijo de Carrillo y a

los abogados que volvieran hoy jueves, a las nueve de la mañana, y hablaran con el

Departamento de Información. Posteriormente, dichas personas han abandonado el lugar y han

quedado de acuerdo en volver a dicha hora a la Dirección General de Seguridad.

TVE ofreció imágenes de Santiago Carrillo en la Comisaría

Televisión Española ofreció, en su Telediario de las once de la noche, imágenes en película del

secretario general del Partido Comunista de España, don Santiago Carrillo, en la Comisaría de

Policía, a la que ha sido trasladado.

Incidentes en Madrid

Minutas después de las once de la noche, diversos grupos de personas se reunieron en la calle

Mayor, cerca del Gobierno Civil de Madrid. A las once y veinte se calculaba que podría haber

unas quinientas.

La Policía Armada cerró el paso de los manifestantes, cuyos dirigentes hicieron" constar a los

oficiales de la Policía Armada que su objetivo era que una Comisión fuera recibida por el

Gobierno Civil.

Fuertes cordones de Policía Armada impidieron que se acercaran al Gobierno Civil, quedando

los manifestantes en la plaza de San Miquel.

Cerca de las once y media de la noche, los mismos oficiales de Policía Armada comunicaron a

los dirigentes de la manifestación que no podrían llegar al Gobierno Civil, por lo que les

invitaban a que se disolvieran.

Los dirigentes de la manifestación así lo comunicaron al resto de las personas allí

congregadas. Algunos grupos comenzaron a disolverse, aunque otros permanecían en actitud

menos pacífica.

 

< Volver