Reacciones en Europa     
 
 Informaciones.    24/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

REACCIONES EN EUROPA

MADRID, 24 (Resumen de agencias). — Toda la Prensa europea destaca en sus primeras páginas la

detención de don Santiago Carrillo, con reacciones que van desde calificar el hecho de «sorpresa

incómoda» para el Gobierno, hasta poner de manifiesto, especialmente desde los portavoces

conservadores, que el Gobierno «ha caído en la trampa» que los comunistas le habían tendido con su

«provocación».

En el orden político se han producido también vivas reacciones. El Parlamento portugués aprobó ayer por

unanimidad una moción presentada por el Partido Socialista, en la que se condena la detención del señor

Carrillo y se pide la libertad inmediata del secretario general del P.C.E., así como «la de otros demócratas

detenidos ilegalmente». El presidente de la Asamblea recibió el encargo de informar al embajador español

de que los partidos, desde los comunistas hasta los conservadores del C.D.S., han expresado la «sorpresa»

de los portugueses ante lo que consideran «un ataque contra los derechos humanos», según refiere en su

edición de hoy el corresponsal en Lisboa de «The Times».

En el mismo sentido, los Comités centrales de los Partidos Socialista Unificado de Alemania y Comunista

austríaco, así como el Gobierno yugoslavo, han publicado notas de protesta por la detención del señor

Carrillo, en las que se pide su inmediata liberación, así como la legalización del Partido Comunista de

España. Por su parte, el Partido Socialista de Suiza (P.P.S.) ha dirigido un telegrama al presidente Suárez

pronunciándose contra el arresto del señor Carrillo y otros dirigentes del P.C.E., y pidiendo que «sea

acordado el pasaporte español al señor Carrillo y se le permita vivir en la legalidad», así como «garantías

para todos los miembros de la oposición en Hispana».

En Roma, el alcalde de la ciudad, Giulio Cario Argan, visitó ayer al embajador de España ante el

Quirinal, para expresarle la «emoción» de la Corporación municipal de la Ciudad Eterna ante la detención

de don Santiago Carrillo. El representante español, señor Robles Piquer, manifestó que agradecía la visita,

pero señaló a su interlocutor que tenia que comprender que el arresto del señor Carrillo constituía un

asunto interno español, en el que «de ninguna manera» se puede permitir una gestión «que equivalga a

una injerencia extranjera». La entrevista, que duró media hora, se desarrolló en términos muy cordiales y

corteses. Por su parte, el presidente del Partido socialista Italiano ha remitido un mensaje al presidente

Suárez, pidiendo la puesta en libertad de don Santiago Carrillo.

 

< Volver