Carrillo por aquí     
 
 Diario 16.    11/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Carrillo por aquí

Don Carrillo habló ayer en Madrid a dos carrillos, a escasos doscientos metros de la Dirección General

de Seguridad y ante toda la Prensa que aquí cuenta. En clandestina y multitudinaria conferencia de

Prensa, el secretario general del Partido Comunista de España mostró palmariamente que no se come a los

niños, y que como él mismo dice, posee una de las mejores cabezas políticas de su partido y de algún

otro.

Lo que dijo, a pesar del ambiente conspiratorio y de ese indudable desafío que significa su presencia

clandestina en Madrid, fue sumamente moderado. Santiago Carrillo se presentó como un líder político

que comprende la dificultad de la situación actual, que no está dispuesto en ningún modo a romper la

baraja, y que parece listo a negociar con moderación con este Gobierno y con quien sea, y por esta

moderación debemos felicitarnos.

Andan por aquí sueltos, sin embargo, los histerismos de siempre de gallardones y serranos que han

aprovechado la conferencia clandestina de Carrillo para lanzarse pluma en ristre a pedirle al Gobierno

explicaciones: ¿Por qué está Carrillo en Madrid? La tentación de estas gentes sería hacer una pira en la

plaza Mayor con Carrillo, media España y hasta el lucero del alba si diera por amanecer una mañana

colorado.

Sabiendo que estas fuerzas son capaces de llevar su derechismo hasta el extremo de cortarse el brazo

izquierdo y pierna izquierda, el Gobierno va a tener que responder a sus ataques con suma serenidad. La

presencia de Carrillo en Madrid demuestra que la guerra civil termina a pasos agigantados y que la

presencia legal de los comunistas en esta tierra no plantea problema alguno. Mientras que su

mantenimiento por la fuerza en la clandestinidad demuestra una ceguera que, en el fondo, le hace el juego

al comunismo.

 

< Volver