Ayer, en Madrid. 
 Manifestación de protesta por la detención de Carrillo  :   
 Se produjeron diversos enfrentamientos con la Fuerza Pública. 
 Arriba.    24/12/1976.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Ayer, en Madrid

MANIFESTACION DE PROTESTA POR LA DETENCION DE CARRILLO

• Se produjeron diversos enfrentamientos con la Fuerza Pública

MADRID. De nuestra Redacción.)—Santiago Carrillo, secretario general del PCE. detenido en

la tarde del miércoles en la calle de Jesús Ordóñez, de la capital, fue conducido ayer, sobre la

una, a la prisión de Carabanchel desde la Dirección General de Seguridad. El resto de los

miembros del partido. Simón Sánchez Montero, Santiago Alvarez. Pilar Bravo, Juan Manuel

Azcárate. Jaime Ballesteros, Julio Aristizábal. Victoriano Díaz Cardiel, ingresaron también en el

citado penal sobre la misma hora. Todos ellos fueron puestos a disposición del magistrado juez

del Juzgado de Orden Público número 1.

El señor Carrillo permaneció en la Comisaría de Centro hasta las cuatro de la madrugada del

jueves, prestando declaración, para pasar después a las dependencias de la DGS en la Puerta

del Sol, donde se supone que pasó el resto de la noche. (Otras versiones consultadas por

ARRIBA, afirman que el secretario del PC fue conducido al aeropuerto de Barajas, aunque los

hechos posteriores han desmentido el desenlace de la operación.)

Pocos minutos antes de realizarse el traslado del detenido a Carabanchel, su esposa y sus

hijos, Jorge, José y Santiago, se personaron en los locales de la DGS con el ánimo de

informarse de la situación de su padre. Allí conversaron por espacio de diez minutos con un

funcionario sin que se haya sabido el contenido de la entrevista.

En el Hospital Penitenciario

Poco después de las cinco de la tarde, fuentes próximas a la penitenciaría informaron que

Santiago Carrillo había sido internado en el Hospital del centro, aunque se precisó que esta

medida no obedecía a ningún motivo de salud, sino al hecho de que en esta dependencia

pueden conjugarse a la perfección las condiciones de seguridad a que debe someterse una

persona que se halla en prisión, con los cuidados que debe tener por su propia edad y situación

personal.

Comisión del PC en Presidencia

Por otra parte una Comisión del Ejecutivo del Partido Comunista, integrada por Ramón

Tamames, Francisco Romero, Luis Lucio Lobato y Ramón Ormazábal entregó en Presidencia

del Gobierno un escrito en el que, entre otras cosas, se reitera la enérgica protesta del PC por

la detención de su secretario general. Se indica además en el comunicado que «con esta

medida el Gobierno abre una nueva y grave crisis en el proceso democratizador que había

planteado al país». Se afirma también en el mismo que «rechazamos cualquier tentativa de

extradición, una violencia al derecho de todo español de origen a vivir en su patria».

Los dirigentes del grupo mencionado subieron al despacho del director del Gabinete Técnico

del Presidente a entregar personalmente la carta. Doña Carmen Díaz de Rivera les recibió y les

aseguró que pasaría a don Adolfo Suárez el escrito. (En efecto, tuvo inmediato conocimiento

del mismo pocos minutos después de las dos de la tarde.)

Hoy puede dictarse sentencia definitiva

En círculos bien informados se especula con los motivos de la actitud de Santiago Carrillo tras

su detención. Por una parte, se asegura que su petición de someterse a los Tribunales de

Justicia obedece a un intento por regularizar definitivamente su situación política. Sobre el

desenlace del caso estas mismas fuentes señalan que hoy podría dictarse sentencia, aunque,

según personas allegadas a la ejecutiva del PC, se especula con la posibilidad de que al

secretarlo general le pueda ser aplicada la misma solución dada a la situación del líder del

PSUC, López Raimundo. De esta forma, el señor Carrillo podría permanecer en España sin

esperar el trámite de que se le concediera el pasaporte y sin continuar actuando en la

clandestinidad.

Continúan las reacciones

En otro orden de cosas, el ingreso de Santiago Carrillos en la prisión de Carabanchel ha

provocado las más diversas reacciones dentro y fuera del país. Por ejemplo. Manuel Fraga

Iribarne ha comentado al respecto que «somos un Estado de derecho y la ley debe cumplirse.

Toda la ley que el señor Carrillo y los demás dirigentes del partido han desafiado

reiteradamente y públicamente es aplicable. Y en particular al recién modificado Código Penal.

Y dicho sea de paso, este debe ser un criterio general».

Comunicados de protestas fueron hechos públicos a lo largo de todo el día de ayer, entre otras,

por las siguientes organizaciones: Izquierda Democrática, Coordinadora de Fuerzas

Democráticas de Canarias, Partido Carlista de Cataluña. UGT y CC 00 de Cartagena. Partido

Liberal y Movimiento Socialista Andaluz.

De las posturas dei extranjero cabe destacar el mensaje remitido por el secretario del Partido

Socialista italiano. Pietro Nenni, al Presidente Suárez. pidiéndole ponga en libertad a Santiago

Carrillo. También y en el mismo sentido, ei alcalde comunista de Roma, Giulio Cario Argan.

visitó para expresarle su «emoción» por la noticia al embajador español ante el Quirinal, Carlos

Robles Piquer.

Incidentes en la Puerta del Sol

Diversos contactos de manifestación, incidentes, carreras y enfrentamientos con la fuerza

pública se produjeron desde las siete hasta las ocho y media de la tarde de ayer, en diversos

puntos del centro de Madrid, como consecuencia de los intentos de concentración llevados a

cabo por grupos extremistas que respondían así a un llamamiento de manifestación hecho por

el Comité Provincial del Partido Comunista de España, en relación con la detención del

secretario general de dicho partido, Santiago Carrillo.

El número de personas que participaron en estas manifestaciones es difícil de establecer, pero

puede oscilar entre tres mil y cinco mil.

Hacia las siete de la tarde, comenzaron a converger hacia la Puerta del Sol, por las calles que

dan a esta plaza, grupos de manifestantes, pero el despliegue de fuerzas de Policía Armada,

situadas en los puntos estratégicos de acceso a la misma, evitó que los manifestantes pudieran

concentrarse en grandes grupos. La fuerza pública, ante la agresión de que fue objeto por parte

de los manifestantes, se vio obligada a hacer uso de sus medios de defensa y disuasión, tales

como botes de humo y disparos de bolas de goma.

Los núcleos de manifestantes, de Puerta del Sol se dispersaron e iniciaron con entraciones de

comandos en las cercanías de la plaza: calle de la Montera, plaza del Callao, plaza de España,

calle de Atocha y Gran Vía, puntos en que fueron disueltos por la acción de la fuerza pública.

Asimismo se produjeron conatos de manifestación en la glorieta de San Bernardo, calle del

Pez, glorieta de Bilbao, calle de Valverde y plaza del Celenque, siendo disueltos asimismo

estos grupos por la acción de las fuer zas antidisturbios.

Como consecuencia de todas estas acciones callejeras, en las que los revoltosos daban gritos

pidiendo ¡a libertad de Carrillo, se produjeron varios embotellamientos y atascos en el tráfico

rodado, que rápidamente fue restablecido con la intervención de la Policía Armada y de los

agentes de tráfico.

Según se pudo saber, hacia las ocho de la noche, en la zona cercana a Callao, se escucharon

unas detonaciones que pudieron ser disparos, pero se ha sabido que las fuerzas de orden

público no utilizaron sus armas de fuego y solamente emplearon sus medios de disuasión.

Parece ser que fueron retenidos y llevados a las distintas Comisarías de los lugares donde se

produjeron los incidentes, unas veinticinco personas y una de ellas fue conducida a la Dirección

General de Seguridad. Dos de los retenidos por las fuerzas de seguridad manifestaron a las

mismas que eran policías argentinos.

Otro incidente se ocasionó ante la DGS donde dos fotógrafos de la revista «Cambio 16" fueron

golpeados por dos personas que, según la versión de los informadores gráficos golpeados,

eran policías.

Hacia las ocho y media de la noche se restableció la normalidad totalmente en la zona del

centro de Madrid y sólo a las nueve y quince de la noche un grupo de unos doscientos

cincuenta manifestantes trataron de concentrarse en el cruce de la calle de Goya con Alcalá,

pero fueron disueltos rápidamente por las fuerzas de orden público. Estos manifestantes

arrojaron numerosos panfletos firmados por el PC.

A las diez menos cuarto de la noche se retiraron de las calles los retenes de efectivos policiales

y la calma era absoluta en todo Madrid.

Arriba 13

 

< Volver