Autor: Iglesias, María Antonia. 
   Rueda de Prensa en Madrid con Santiago Carrillo     
 
 Informaciones.    11/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 23. 

Rueda de Prensa en Madrid con Santiago Carrillo

MADRID, 11 (INFORMACIONES, por Marta Antonia Iglesias).

SORPRESA y expectación ha causado en los medios políticos del país la presentación pública, ante más

de setenta periodistas nacionales y extranjeros, del secretario general del Partido Comunista de España,

Santiago Carrillo, efectuada en la mañana de ayer en un lugar céntrico de Madrid.

El sigilo y la discreción con que se han llevado a cabo los preparativos y la convocatoria de la rueda de

Prensa, así como lo inesperado del momento elegido por el secretario general del P.C.E. para hacer su

presentación pública, contribuyen a convertir la noticia en un verdadero acontecimiento político de

imprevisibles consecuencias. En los medios oficiales, que, al parecer, desconocían totalmente la

celebración de la rueda de Prensa con Santiago Carrillo, el hecho ha causado impacto.

UN DOCUMENTO

Como ya adelantábamos en nuestra última hora de ayer, la rueda de Prensa comenzó sobre las doce y

veinte de la mañana y terminaría poco antes de las dos de la tarde. Don Santiago Carrillo saludó a los

periodistas con un simple «¡hola!», y comenzó por excusarse de la. larga espera que se vieron obligados a

soportar: «Espero que comprendan las razones y estoy seguro de que cuento con el perdón de ustedes por

anticipado», dijo, sonriente, el secretario general del Partido Comunista.

Junto a él asistieron a la rueda de Prensa varios miembros del Comité ejecutivo del P. C. E.: Manuel

Azcárate, Santiago Alvarez (del Partido comunista de Galicia), Gregorio López Raimundo (P.S.U.C.),

Pilar Bravo, Víctor Diez Cardiel, Jaime Ballesteros y Ormazábal. Al hacer su entrada en la sala —la

rueda de Prensa tuvo lugar en una casa del centro de Madrid, los numerosos fotógrafos presentes

dispararon incesantemente sus máquinas, y minutos después, Santiago Carrillo, con voz rotunda y clara,

daría lectura a un comunicado, de unos tres folios, sobre la posición del P.C.E ante el referéndum, las

alecciones y diversos temas

La primera parte del comunicado leído por Santiago Ca rrillo se refiere, fundamentalmente, a las razones

por las que el Partido Comunista propugna la abstención en el próximo referéndum: «La abstención —

diría Carrillo— no significa inhibición, es una forma de participación ciudadana... Los demócratas no

podemos decir sí. Tampoco podemos decir no, para no confundirnos con la minoría ultra. Por otro lado,

votar en blanco es inhibirse. En consecuencia, la única actitud demostrativa de nuestra voluntad

democrática es la abstención...

«Si aceptamos el "trágala" de la parodia referendaria —dijo Carrillo—, ¿quién garantiza a los españoles

que las elecciones no van a ser otro trámite, otra parodia?»

LEGALIZACIÓN DEL P.C.E.

Se refirió seguidamente el señor Carrillo a la distinción que hace el Gobierno entre partidos legales,

legalizables y no legalizables, para afirmar: «La libertad es indivisible. O existe para todos o no es

libertad. Porque incluso aquellos a quienes se les otorga no pueden ejercerla plenamente si a su lado

quedan en la clandestinidad partido con un pero real en el país. Tal es el caso del Partido Comunista, que

me honra con su carnet y con el cargo de secretario general... Se sigue afirmando que no participaremos

en las elecciones, o que, a lo más, se nos dejará asomar, leve y vergonzantemente, a través de algún

camuflaje, que desde ahora rechazamos de manera terminante.» «Como rechazamos con energía la

afirmación que en el extranjero se hace y aquí se cuchichea de que es el Ejército quien se opone a nuestra

legalización. Lo rechazamos porque es demasiado cómodo cargar sobre las amplias espaldas de las

fuerzas armadas una responsabilidad que corresponde exclusivamente a los dirigentes políticos y a las

instituciones y que éstos deben asumir plenamente.»

Señaló Gárrulo que aplicando el vigente Código Penal y la ley de Asociaciones Políticas, el Partido

Comunista podría ser legalizado mañana mismo, ya que no pertenece a ninguna Internacional, como

ocurre con los partidos demócrata-cristianos, liberales y socialistas.

EL PARTIDO COMUNISTA

PIENSA

PRESENTARSE A LAS ELECCIONES

CANDIDATURAS DEL P.C.E.

Poniendo de relieve la importancia de la crisis económica que atraviesa el país, Santiago Carrillo

manifestó: "Quiero afirmar que si se condena al Partido Comunista y a otros grupos políticos de izquierda

al papel de una oposición extraparlamentaria, papel en el que actuaríamos con todas las consecuencias, el

pueblo español, los trabajadores, las fuerzas de la cultura, así corno la opinión pública se considerarán

marginadas de la comunidad nacional y actuarían en consecuencia. No es una amenaza, es una deducción

lógica."

El secretario general del Partido Comunista Español afirmaría en su comunicado que en la primera

quincena de enero se harán públicas las candidaturas que el Partido Comunista Español presentarán en

todas las provincias, tanto en el congreso como en el Senado, y se habrán designado los quince mu

interventores del partido en las mesas electorales.

Al terminar su exposición, el secretario general del Partido Comunista Español informaría de su intención

de añadir un último párrafo a la misma, en el que se afirma que el sentido de responsabilidad del P.C.E.

lleva a la decisión de retirar su oposición al establecimiento de relaciones diplomáticas entre España y los

países del Este de Europa, "y con ello reafirmamos nuestra c o n fianza en que el pueblo español logrará

conquistar la democracia".

RUEDA DE PRENSA

Durante más de una hora, y en forma rápida y clara, Santiago Carrillo respondería a todas las preguntas

que le eran formuladas. A ruego de un periodista mostraría su carnet de militante del PCE. y diría

sonriente: "Es el único documento personal que poseo. Espero tener pronto el carnet de identidad."

Interrogado sobre cuál sería su modo de vida a partir de su presentación pública y cuál preveía que iba a

ser la reacción del Gobierno, Santiago Carrillo respondió: "Seguiré como hasta ahora, es decir, en la

ilegalidad. No deseo que me detengan. En cuanto a la reacción del Gobierno creo que sería más adecuado

que se lo preguntaran a sus representantes y no a mí."

PACTOS CONSTITUCIONAL Y SOCIAL

Interrogado sobre el juicio que le merecía el "pacto constitucional" propuesto por el secretario del

P.S.O.E., Carrillo se limitarla a afirmar que dicha proposición coincidía con la que anteriormente habla

formulado el Partido Comunista Español en la Junta Democrática "si supone dicha propuesta que !os

partidos democráticos debían mantener un compromiso hasta después de las elecciones hasta que sea

redactada una nueva Constitución por las Cortes".

Al referirse al tema del «pacto social», Carrillo comenzaría por manifestar claramente: «Yo no atribuyo al

Gobierno actual la responsabilidad de la crisis económica, aunque tendría si dejara fuera de la legalidad a

los partidos de los trabajadores... De cualquier forma, el término «pacto social» está profundamente

desacreditado; lo que hace falta es un plan económico de tres o cuatro años que permita dar solución a

estos problemas...»

Santiago Carrillo afirmó que el P. C. E. no es partidario de que España ingrese en ningún organismo de

defensa (ni O. T. A. N. ni Pacto de Varsovia) y que en todo caso la decisión debería ser sometida a

referéndum. Si el pueblo lo aprueba, el Partido Comunista aceptaría su decisión.

"ME ENTREVISTARIA CON EL REY»

«El P. C. E. es un partido republicano, pero si el pueblo acepta la Monarquía, el P.C.E. también lo haría; e

incluso, si nos lo pidieran, estaríamos dispuestos a participar en un Gobierno de coalición bajo la jefatura

del Rey... Yo estaría dispuesto a entrevistarme con don Juan Carlos para explicarle nuestra posición»,

afirmó Carrillo.

Con seguridad y aplomo, el secretario general del P. C. E. se refirió al tema de su seguridad personal: «Si

el Gobierno no me protege, que permita al menos protegerme. Pero si viene alguien a matarme, es posible

que alguno cayera antes que yo»...

NO CEDEREMOS MAS

Respecto a su participación en la comisión negociadora, el secretario general del P. C. E. afirmaría:

«Asistiré en cuanto pueda a dichas reuniones, porque yo soy el representante del P. C. E. Y si no nos

aceptan, abandonaremos la negociación con todas las consecuencias. No cederemos más, puesto que

bastante hacemos con nombrar un sustituto. El P. C. E. no va a ser el convidado de piedra en la

negociación.»

Carrillo enfocaría con desenfado el tema de sus antecedentes penales: «Sé que me llaman asesino y

bandido, pero esto también lo hacían en la guerra con todos los resistentes. Creo que hoy, la gran mayoría

de los españoles, no se creen las cosas que se han dicho de mí.»

«Hasta ahora, nadie se ha planteado que yo me vaya de la Secretaría del Partido, y estamos todos muy

compenetrados», afirmó Carrillo cuando un periodista le interrogó sobre los constantes rumores sobre su

«cese»... «Por supuesto que no vamos a aceptar que nadie ajeno al P. C. E. se in

miscuya en nuestros asuntos. Yo me iré si el Partido lo dice o si alguna vez yo decido dejar la Secretaría

General.»

NO A MOSCÚ

Carrillo califico como abiertamente positiva la participación de cristianos en el P.C.E., y afirmó que la

mayoría de sus militantes aceptan la línea eurocomunista. Igualmente, al ser interrogado sobre las

relaciones del P. C. E. con Moscú, Santiago Carrillo afirmó: «No me preocupa demasiado la actitud de

Moscú, porque el P. C. E. ha alcanzado una independencia plena y porque ciertas críticas de la Unión

Soviética nos benefician.»

Finalmente, Santiago Carrillo haría, a instancias de un periodista, el balance de la actuación de la

oposición en los últimos meses. Y afirmaría también: «Si los demás partidos no apoyan la legalización

prisioneros de la falta de democracia que supondría esta situación.»

Finalizada la rueda de Prensa, periodistas y fotógrafos rodearon a Santiago Carrillo, que conversó

animadamente con todos. El secretario general del P. C. E. se despidió con un «hasta pronto». Momentos

después de que Santiago Carrillo abandonara el local, lo hicieron un numeroso grupo de fotógrafos y

periodistas. Otro grupo permaneció en el lugar de la reunión, donde los dirigentes del P. C. E. les

ofrecieron una copa.

SUBSECRETARIO DE ORDEN PUBLICO

«LA PRESENCIA DE CARRILLO, ILEGAL Y PROHIBIDA»

MADRID, 11 (CIFRA). — «Nuestra posición respecto a Santiago Carrillo se mantiene invariable»,

declaró a Cifra en la noche de ayer el subsecretario de Orden Público, don Félix Hernández Gil.

«Seguimos considerando ilegal y prohibida su estancia en España — añadió — , pues, como se sabe, no

se ha accedido a concederle el pasaporte que había solicitado.»

A la pregunta de si, dada la presencia del líder comunista en España — evidenciada por la rueda de

Prensa celebrada en un piso de Madrid con diversos informadores — , se piensan adoptar algunas

medidas, el señor Hernández Gil respondió: «Las previstas contra toda persona que clandestina e

ilegalmente se introduzca o permanezca en territorio español, una vez que se haya procedido a su

descubrimiento y detención, y sin perjuicio de cualesquiera otras responsabilidades en que pudiera haber

incurrido.»

11 de diciembre de 1976

INFORMACIONES

 

< Volver