Diálogo con Pemán     
 
 ABC.    12/02/1960.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

PAG. 33

«DIALOGO CON PEMAN»

Don Raimundo Fernández-Cuesta ha roto el fuego, en un artículo aparecido en "Pueblo" y reproducido por "Arriba". Es el primer escritor—fuera de concurso, por razones de edad—que contesta al artículo de José María Peinan "Estar en Babia" publicado el día 2 de este mes en nuestras columnas: Nos limitamos a registrar el hecho: nuestra ilustre amigo y colaborador, que vive ahora, como suele, en su rincón gaditano, replicará seguramente en un próximo número de A B C a su primer controversista, o mejor dicho, contertulio en el "Diálogo".

Quisiéramos decir, al respecto, que el querido colega "Pueblo" asegura que está recibiendo centenares de artículos de respuesta al ya famoso artículo de Pemán. Ello demuestra que el "Diálogo" se anima, lo cual nos parece alentador. El día 15 de este mes concluye su fase tácita, y en seguida empezará su publicidad. "Nosotros, por nuestra parte, recibimos también muchos e interesantes trabajos, que nos vemos obligados a devolver a sus autores,, por la sencilla razón de que no es A B C la estafeta del certamen. Lo es "Pueblo", iniciador feliz de este "Diálogo", que afecta directamente al porvenir de España; diálogo en el cual todos estamos interesados.

Volviendo al artículo de Raimundo Fernández-Cuesta, nos parece que la siguiente frase de él merece aquí una reproducción literal:

"Por lo demás, macho admiro a las regidoras de la Sección Femenina, mucho respeto su labor, pero estimo un poco irreverente comparar con ellas a Isabel la Católica, y estoy seguro que Pilar Primo de. Rivera será la primera en compartir mi opinión´´

El párrafo transcrito es réplica a los siguientes conceptos del artículo "Estar en Babia", de José María Pemán:

"la frase no deja de ser pintoresca. Yo no dudo que en unas cuantas revistas extranjeras haya hasta media docena de caras españolas asomadas a ese mundo. Poro la verdad es que en esta España de El Escorial, mucho más que de Versalles, yo no sé Qué es lo que pueda "volver" de todo esto, A mí me parece que desde Doña Isabel la Católica, que era como una especie de presidenta de Acción Católica o de "regidora" de la Sección Femenina, hasta aquellos Reyes de Lope que se entienden invariablemente con el pueblo por la espalda de los grandes señores, no hay nada que justifique en España el temor de una monarquía cortesana, aristocrática y de camarillas. Toda nuestra literatura esta hecha con comendadores de Ocaña y. señores de Fuenteovejuna que se cargan los villanos con aprobación regia."

Nuestra crítica interpretativa de esos dos criterios está, de momento, sujeta, por motivos de cortesía, a las explicaciones que pueda Pemán enviarnos desde su amable y lejana reclusión de la Baja Andalucía.

 

< Volver