Autor: Pemán Pemartín, José María. 
   Una mala comedia     
 
 ABC.    07/09/1960.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

DIARIO ILUSTRADO DE IN-FORM ACIÓN GENERAL

A B C

DIARIO ILUSTRADO DE INFORMACIÓN GENERAL

FUNDADO EN 1905 POR DON TORCUATO LUGA DE TENA

UNA MALA COMEDIA

NUNCA como ahora me parece a mi que están Claudicando los esquemas tradicionales del arte dramático como "espejo de las costumbres" o "copia de la vida". En el teatro o en el cinematógrafo empieza a ser una ley constante de popular retórica el "suspense" : ese afrodisíaco´ de la curiosidad que suspende el ánimo y la emoción ante una amenaza o una expectación de resultados imprevisibles. Nunca la historia parece qué.ha ido más a contrapelo de la pantalla o del escenario. En la historia hay cada vez menos "suspense".

Se sabe siempre lo que va a pasar; lo que va a decir Fidel Castro y lo que va a replicar Eisenhower, y lo que va a comentar Kruschev, Si los autores dramáticos -estuviéramos haciendo la histeria contemporánea seríamos estrepitosamente silbados, porque estaríamos construyendo una pieza aburrida donde todo es previsible. Si en una película de Boris Karlof se abría muy despacito una puerta, el corazón so nos subía a la garganta porque nadie sabia lo que iba a aparecer por la puerta. En 1» vida normal es todo lo contrario. Se abre lentamente la puerta del palacio de los Sindicatos de Moscú, y todos, hasta ti último bobo, sabemos de antemano que va a salir por allí, humilde y contrito, el capitán Francis Powers, condenado a diez o quince años de cárcel; declarándose culpable; asegurando que le habían tratado muy bien desde que llegó a Rusia.

Yo no me. tengo por un genio, y aseguro que hubiera podido escribir diez días antes, casi palabra por palabra, todo el juicio contra Powers. Tampoco me tengo por un profeta. Pero también hubiera podido escribir con poquísimo error todo lo que iban a hacer los negros del Congo en cuanto se marcharan los belgas. La humanidad está representando una gran comedia, en la que todos los espectadores saben de antemano lo que va a pasar. Los únicos que parecen no saberlo son los autores.

Yo, con toda mi modestia de escritor, me ofrezco humildemente, desde estas páginas, a cualquier diario al que se le estropee el "teletipo" o se le corte la comunicación telefónica o telegráfica. Yo creo que podré escribirle el número de mañana.

Tengo ya mis titulares. Un satélite de los Estados Unidos empezó a girar en torno de la tierra: "Se dice que lleva dentro un mastín, un caballo y, posiblemente, un negro." Lumumba pide por la mañana que se vayan las tropas de las Naciones Unidas; por la tarde afirma que pueden quedarse. Fidel Castro ha amanecido resfriado y declara que los microbios catarrales le fueron enviados en un sobre de plástico por el presidente Eisenhower. Estados Unidos dice enérgicamente que prohibirá que Cuba reciba nuevos armamentos de la Unión Soviética. Cuba recibe nuevos armamentos de la Unión Soviética. Mao dice que China llega desde Japón hasta Lisboa, ambos inclusive. Unos sabios rusos han encontrado el modo de hacer niños en una retorta: aunque se duda que puedan vivir más de media hora. El capitán Powers ha sido visitado por sus familiares y les ha detallado los suculentos "menús" de sus desayunos y sus almuerzos... Creo que podría redactar el número de mañana con poco margen de error, Hasta para las ilustraciones podría aviarme con el archivo del periódico: los mismos personajes haciendo las mismas cosas. Y Brigitte Bardot.

Uno estaría tentado de entregarle la dirección de la historia a Agatha Christie: creo que sería la única manera de que ésta pareciera excitante y divertida; y pudiera resultar que Kruschev se metía cartujo; y que, contra toda la apariencia, resultaba que Eisenhower era el que. pertenecía a la "banda", y Fidel Castro era el "detective".

Pero nada de esto ocurre. ¿Cuál es la causa de esta falta de emoción y "suspense" en la vida universal?

Yo creo que una investigación somera del hecho evidente nos llevaría a la consecuencia de que el mundo no está dirigido ni metido en ningún orden y perfil. Ya explicaba el otro día que la organización rectora del universo—Naciones Unidas—carece de pensamiento compacto y fuerza coactiva. Más bien que dirigir, apenas preside. Al liberalismo de los individuos ha sustituido el liberalismo de las naciones. Son éstas las que se deslizan ahora bajo la inadvertencia y la sordomudez del "laissez faire, laissez pasé".

Están abandonadas a su declive natural. Y la naturaleza tiene su íntima lógica aburrida y vegetal. No hay sorpresa ninguna para la primera ni el verano. La lógica de los nan y la puntualidad de las espigas es a Juta. Nos sería muy fácil a todos hacer el número de mayo de una revista puramente vegetal: rosas, albérchígos, granazón, primer calor, últimos chubascos...

Pues esto mismo ocurre en la naturaleza del hombre abandonado a sí mismo y a su declive pecaminoso. El pecado original tampoco se adorna de "suspense". Tiene la lógica aburrida de la peor pieza dramática. Dejad a un hombre a solas, en un bosque, con una muchacha; o en una oficina, con dos mil pesetas sobre una mesa; dejad a un jefe, sin control, en la cima del poder; dejar a un comerciante en su mostrador sin ordenación jurídica ni económica... y es seguro que, con !a fluencia monótona de su hacer, irán saliendo cosas parecidas a todas las historias de China, de Cuba, del Congo y del mundo entero que ahora pesan sobre nuestros periódicos sin sorpresa.

Estamos viviendo la aburrida comedia del pecado original. La fluente lógica, cansina de la humanidad sin dirección., "Autor" y "autoridad" tienen la misma resonancia etimológica. Significan el que crea y produce. La humanidad está esperando la autoridad—el "autor"—que, con original genialidad, nos dé la descomunal sorpresa de la Verdad, el Bien y el Amor,

José María PEMAN de la Real academia Española

 

< Volver