Autor: Infante, Lola. 
   Sahara  :   
 Los saharauis de Hassan negociarán con los del Frente Polisario. 
 Diario 16.    01/03/1983.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Diario 16/1 marzo-83

INTERNACIONAL

SAHARA:

Los saharauis de Hassan negociaran con los del Frente Polisario

UNA fórmula de compromiso que salve la cara de Argelia y Marruecos en el conflicto del Sahara fue

estudiada por el rey Hassan II y el presidente Chadli Benyedid, durante la entrevista de cinco horas que

mantuvieron el sábado en una localidad fronteriza entre ambos países. Argelia y Marruecos , que

coinciden ya hoy en la necesidad de celebrar, un referéndum de autodeterminación, podrían, según

fuentes diplomáticas árabes, citadas por el «Herald Tribune International», favorecer negociaciones entre

saharauis del Frente Polisario y la Asamblea de Notables saharaui, fiel a Marruecos.

Lola INFANTE

Madrid — Distendidos, en una tienda levantada en la frontera argelo-marroquí, Hassan II y Chadli

Benyedid, hablaron durante cinco horas el pasado sábado. Era su primera conversación, pero no su primer

encuentro: ya hace dos años intercambiaron un cordial saludo bajo la atenta mirada del rey de Arabia, el

gran vencedor de la jornada del sábado.

Hassan y Chadli, sobre cuyo encuentro se venía especulando desde la muerte del presidente argelino

Bumedian, hablaron del gran problema que emponzoña las relaciones entre sus dos países: el Sahara

occidental.

Y aunque de los comunicados oficiales emitidos en Rabat y Argel parece desprenderse que nada ha

cambiado a nivel oficial, el solo hecho del encuentro demuestra el éxito de la paciente mediación saudí y

el convencimiento de ambos regímenes de que el problema del Sahara ha de encontrar una solución

negociada.

Agria reacción

Argelia insiste que no pretende sustituir al Polisario en las conversaciones con Rabat, pero se felicita de la

decisión de Hassan II de aceptar el referéndum de autodeterminación propuesto por la Organización para

la Unidad Africana (OUA).

No es de extrañar que la reacción del Polisario ante el anuncio del encuentro haya sido agria: «No

estamos al corriente de lo sucedido, Marruecos quiere intoxicar a la opinión.» El diario «Le Monde»

informaba ayer que, como era previsible, Argelia no informó previamente a sus protegidos polisarios del

encuentro: «El contenido de lo tratado por ambos mandatarios será trasladado a los saharauis y a

Mauritania», dijo secamente un funcionario argelino a los periodistas.

Uld Salek, responsable de Exteriores del Polisario, recordaba el mismo día del encuentro, en una rueda de

prensa convocada para celebrar el séptimo aniversario del nacimiento de la República Árabe Saharaui

Democrática (RASD), las consignas del último congreso del Frente: «Toda la patria o muerte»,

rechazando así toda idea de partición.

Recordando la visita del rey Fahd de arabia Saudí a Argelia el año pasado, cuando se fraguó el encuentro

entre Hassan II y Chadli Benyedid, Uld Salek denunció la postura saudí, «segundos proveedores de

fondos de Marruecos tras los americanos», y deploró que el Gobierno socialista de Madrid «no haya

denunciado los acuerdos de Madrid» y que el Gobierno socialista francés «practique una política contra la

que milita».

Forzar la mano

Todos los observadores coinciden en que si bien es verdad que Argelia no ha sustituido al Polisario en

torno a la mesa de negociaciones, sin duda quiere forzarle la mano para que adopte posiciones más

realistas.

Para «Le Monde», la inquietud en las dos capitales frente a los problemas árabes: guerra del golfo,

conflicto con Israel, crisis del petróleo y de materias primas, «han llevado a Argel y a Rabat al

convencimiento de que hay que negociar. A esto hay que añadir la oleada integrista que amenaza con

inundar el Magreb, la amenaza gaddafista y la grave crisis económica de Marruecos».

El problema que queda por resolver ahora es cómo encarar la negociación. Argelia y Marruecos coinciden

en celebrar un referéndum de autodeterminación, tal como propuso la OUA en 1981. Pero Argelia

mantiene que la consulta debe hacerse tras conversaciones entre el Polisario y Rabat, algo a lo que se

opone rotundamente Hassan, porque eso implicaría reconocer al frente independentista.

Salvar la cara

Fuentes diplomáticas árabes, mencionadas por el «Internacional Herald Tribune», dicen que nego-

ciaciones entre el Poíisario y los saharauis de Hassan salvarían la cara de Argel y Rabat permitiendo que

ambas capitales reanudaran relaciones. Estas negociaciones serían entre el Polisario, y no la RASD, y la

Asamblea de Notables saharauis de El Aaiun y Villa Cisneros.

En cualquier caso, no hay duda que el encuentro entre Chadli y Hassan ha bloqueado para siempre el

ingreso de la RASD en la OUA, desapareciendo así la amenaza que pesaba sobre la existencia misma de

la organización africana.

Parece excluido que nadie, excepto los saudíes, hayan tomado parte directa en la reconciliación argelino-

marroquí, aunque en París se piensa que el problema del Sahara puede favorecer la iniciativa de

Mitterrand de «una conferencia del Mediterráneo oriental», de la que el presidente francés ha hablado con

el Gobierno socialista español.

En Madrid, la reunión ha causado «una relativa sorpresa», puesto que «se tenían informaciones de que se

iba a celebrar», según declaró ayer el director para África, Manuel Sassot.

 

< Volver