Concentración por la vida. 
 Hay que ver el aborto como la muerte de un ser humano     
 
 ABC.    06/03/1983.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC/25

«Hay que ver el aborto como la muerte de un ser humano»

Madrid

«El problema sobre la permisibilidad del aborto debe plantearse Sobre la base de que se trata de matar a

un ser humano», dijo el doctor Luis Zamorano Sanabria en el discurso pronunciado ante los cientos de

miles de personas que se concentraron ayer en Madrid en defensa de la vida.

E! doctor Zamorano inició su intervención con. una argumentación científica encaminada a demostrar que

el ser humano lo es desde el primer momento dé su concepción. El óvulo fecundado —señaló tiene vida,

pero tiene además todas las propiedades para sintetizar (y está desde el primer momento sintetizado) no

sólo proteínas y ácidos nucleicos, sino todas las de la especie biológica a la que pertenecen sus padres."

Por tanto se trata de un individuo completo de esa especie en fase de embrión. «No es una parte, un

órgano o excrecencia de la madre. Tiene su personalidad biológica propia. Es un individuo como puede

serio un adulto de su especie.»

Estas aportaciones de la biología moderna no han hecho más que confirmar —en opinión de! doctor

Zamorano—- las ideas que de un modo intuitivo tenía la humanidad desde las más antiguas culturas:

todas ellas han considerado al individuo en gestación como un ser vivó.

Siguiendo su línea de argumentación, el doctor Zamorano afirmó, en consecuencia, que el «problema de

!a permisibilidad del aborto debe plantearse sobre la base de que se trata de matar a un ser; humano y, por

tanto, tal problema consiste en determinar hasta qué punto ¡a vida de ese ser humano es lo

suficientemente indeseable para matarlo» «tengan los abortistas —añadió— el valor y la sinceridad de

plantear el problema en estos términos.basados en la realidad científica de lo que es y cuándo comienza la

vida humana.»

A juicio del doctor Zamorano «querer justificar el aborto basándose en que el embrión o feto no: es un ser

humano vivo es una muestra de incultura, hipocresía, cinismo, cuando no de las tres cosas».

En el acto intervinieron también la secretaria general de Dejadlos Vivir, Geneviéve Poullot, que explicó la

problemática del aborto en su país, Francia, y una madre joven que hizo un emocionado alegato a favor

de la vida.

Geneviéve Poullot se refirió a las leyes abortistas que existen en Francia, afirmando que han sido

supuestamente votadas supuestamente en favor de la liberación de la mujer, pero en realidad no han

tenido otro objetivo que contribuir de forma solapada a rebajar el instinto maternal.

«Todos los contribuyentes —dijo en otro momento—, mediante financiación de este acto de muerte, nos

hacemos involuntariamente cómplices de un hecho que reprobamos. Las manos de los franceses se ven

así manchadas .de la sangre de sus propios hijos.»

«Os traigo —concluyó diciendo Geneviéve Poullot—junto con mi mensaje una advertencia de

trascendental importancia: haced cuanto esté en vuestro poder para defender la maternidad en España,

para defenderla de esa marea que amenaza con destruirla.»

 

< Volver