Autor: Miguel, Carlos de . 
   Las zonas de seguridad retrasan el acuerdo pesquero con Marruecos  :   
 Cinco pesqueros españoles permanecen retenidos en Casablanca. 
 ABC.    14/08/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Las «zonas de seguridad» retrasan el Acuerdo pesquero con Marruecos

Cinco pesqueros españoles permanecen retenidos en Casablanca

Madrid. C. de Miguel

La falta de coincidencia en la utilización de las «zonas de seguridad» —que no figura en el conjunto del

texto ya aceptado por ambos países— parece ser la razón del regreso a Madrid, hoy domingo, de la

Delegación española, compuesta por el secretario general de Pesca, Miguel Oliver, y del director general

de Relaciones Económicas Internacionales, Carlos Blanco. Las denominadas «zonas de seguridad»,

situadas frente a Tarfaya y la línea costera cabo Bojador-cabo Blanco, en el antiguo Sahara español, y en

las que sardineros y pescadores canarios de cefalópodos centran gran parte de su actividad, constituyen el

punto más discutido entre las Delegaciones marroquí y española que negocian la firma de un nuevo

Acuerdo pesquero, hasta el extremo de que la falta de concreción sobre este asunto ha impedido la

«rúbrica» de un documento conjunto.

Fuentes diplomáticas españolas consultadas por este periódico han confirmado que la negociación esta

prácticamente ultimada, y sólo quedan por discutir los últimos detalles. Cuando el documento sea

rubricado por la Delegación española, su texto pasará a ser analizado por el Consejo de Ministros para su

aprobación definitiva.

El embajador de España en Marruecos y jefe de la Delegación española, Raimundo Bassols, intenta

negociar que las autoridades del reino alauita levanten la prohibición de pescar en las llamadas «zonas de

seguridad», situadas frente a las islas Canarias, y que por otra parte están siendo utilizadas por pesqueros

soviéticos. Sin embargo, Marruecos considera a esta parte como zona militar, por lo que tendrá que ser

finalmente el propio Hassan II quien decida sobre este punto.

Por parte española, tanto Hilario Estévez, presidente de la Cofradía de Pescadores de Las Palmas, como

Jerónimo Saavedra, presidente del Gobierno canario, han señalado que si el Ejecutivo de nuestro país no

llega a un acuerdo podría mediar una conversación entre el Rey de España y el de Marruecos.

Han quedado resueltas, por otra parte, las condiciones del crédito de Estado a Estado que nuestro país

concederá a Marruecos y que alcanzarán los 150 millones de dólares, a un interés del 4 por 100 y con una

carencia de ocho años. Según la agencia Efe, en el acuerdo se fijará un aumento del 20 por 100 en el

calibre de las redes de pescar y los barcos españoles podrán faenar hasta una distancia no inferior a una

milla de la costa marroquí. A cambio de ello, España se compromete a llevar a cabo un esfuerzo dé

reducción del 40 por 100 de su capacidad pesquera en aguas de aquel país y aumenta el canon a pagar por

el derecho de faenar en aguas del país vecino en un 70 por 100. El monto total de la ayuda financiera que

España pagará a Marruecos superará los 550 millones de dólares —unos 82.000 millones de pesetas—,

además de preparar un plan de refinanciación de las deudas marroquíes con España, que en la actualidad

superan los 27.000 millones de pesetas.

Son cinco los apresados

Por otra parte, se ha podido confirmar que son cinco el número de barcos pesqueros españoles apresados

en la mañana del viernes por patrulleras de Marruecos. Otro pesquero español, el «Azkaraíe Berria», de

Ondárroa (Vizcaya), era también apresado, pero en aguas de la CEE. Por lo que se refiere a los barcos

detenidos frente a las costas marroquíes, que ya han llegado al puerto de Casa-blanca, fuentes

diplomáticas españolas han informado a ABC que a tres de los barcos se les acusa de no poseer lincencias

válidas para pescar en la zona y los otros dos, de faenar en aguas prohibidas, aunque todas las fuentes

consultadas coinciden en señalar que los barcos se encontraban a unas treinta y cinco millas de la costa

marroquí. Los pesqueros apresados son los siguientes: «Jaime Manuel» (Puerto de Santa María), «Punta

Moreira» y «La Cala» (Algeciras), «Paquita Hurtado» (Isla Cristina) y «Francisco Martínez» (Santa

Pola).

Estos apresamientos han introducido un elemento positivo en las negociaciones, según el presidente del

Gobierno autónomo canario, Jerónimo Saavedra, quien opina que España podrá endurecer su postura en

las negociaciones y mejorar su posición final.

 

< Volver