Tras solucionar el conflicto del olivar. 
 Ahora, los algodoneros  :   
 con los tractores en las carreteras andaluzas. 
 Pueblo.    03/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

TRAS SOLUCIONAR EL CONFLICTO DEL OLIVAR

AHORA, LOS ALGODONEROS

(con los tractores en las carreteras andaluzas)

Cuando se acaba de resolver en el campo andaluz el conflicto de los olivareros —los «accitetenientes»

para algunos— vuelve la tensión en el sector agrícola con el plante de los algodoneros, ya que han llevado

numerosos tractores a la cuneta de la nacional IV (Madrid-Cádiz), a su paso por las provincias de

Córdoba y Sevilla.

Las dificultades de la industria textil y las pretensiones de los agricultores han permitido incluso rumorear

que este año no abrirán las desmotadoras, con lo que puede verse gravemente afectada una producción a

la que Andalucía dedica 50.000 hectáreas (del 80 al 90 por 100 en pequeñas fincas), y que da 1.500

millones de pesetas en jornales para los trabajadores del campo.

De momento los algodoneros —además de llevar los tractores a la carretera— han acordado no iniciar la

recogida, que ya debía haber comenzado en estas fechas, y gestionar por vías pacíficas una mejora de

precios, tomando las medidas de fuerza necesarias en caso de que esto no sea posible.

En una reunión de algodoneros andaluces, celebrada el sábado en Palma del Río, se aprobó una tabla

reivindicativa de precios, con la escala siguiente: 70 pesetas paro el kilo de algodón de primera recogida,

68 para el de segunda y 65 para el de tercera. Con esos precios el algodón andaluz sería —con bastante

diferencia— el más alto del mundo, además de suponer un exagerado reajuste sobre el precio oficial para

esta campaña de 46 pesetas kilo, con aumento de sólo una peseta sobre el precio de la anterior campaña.

• LOS OLIVA R E R O S RETIRAN SUS TRACTORES. Pose a los últimos coletazos de rebeldía,

protagonizados por los olivareros de las provincias de Jaén, Sevilla y Córdoba, la llamada «guerra de los

tractores» finalizó esta mañana, a las nueve de este primer lunes de octubre. La presión de estos

agricultores a la Administración, o el «tractorismo» —como ya se le llama en la sociología política—,

principió a decantarse al final de la pasada semana, cuando los olivareros granadinos y malagueños

decidieron retirarse de las carreteros, una vez, conocido el acuerdo entre la Unión del Olivar Español,

patronal acusada de agrupar a los grandes terratenientes, y el FORPPA, organismo del Ministerio de

Agricultura, que ha prometido publicar en las páginas de «La Gaceta», antes del próximo día 15, la nueva

ordenación de las grasas vegetales, según nos informa nuestra Redacción en Sevilla.

El conflicto ha terminado, por ahora. Sin embargo, pensamos que el problema del olivar se mantendrá

latente, y aparecerá de nuevo como el Guadiana. La raíz de este mal es mucho más profunda. Mientras

que la recolección no se mecanice las posibilidades económicas de este cultivo seguirán disminuyendo y,

por supuesto, continuará la poda del olivar.

• CONSTITUIDA LA COMISIÓN INTERMINISTERIAL DEL OLIVAR. — Ante los problemas

que tiene en estos momentos el olivar español, la Presidencia del Gobierno ha dispuesto la creación de

una Comisión Interministerial del Olivar y sus Productos, con sede en Jaén en la que, junto a la

Administración, estén representados los intereses de los productoras, para así lograr una mejor ordenación

de la política olivarera.

La nueva comisión ha sido creada por una orden de Presidencia del Gobierno, de fecha 30 de septiembre,

que el sábado publicó el «Boletín Oficial del Estado».

Su presidente será el jefe de la División Regiona1 Agraria de Andalucía Oriental, y estará compuesta por

dos representantes del Ministerio de Comercio y Turismo, dos del de Agricultura y seis de las

asociaciones profesionales agrarias con representatividad en el sector olivarero. La secretaría la

desempeñará un funcionario de la Delegación Provincial de Agricultura de Jaén.

Las funciones de la comisión serán el estudio, aná1isis y seguimiento de la producción y mercado de

aceite de oliva en relación con los demás aceites vegetales, a fin de obtener en cada momento la

información suficiente que garantice la adecuada salida al mercado del aceite de oliva en las mejores

condiciones de precio y calidad. A este respecto se establece que la comisión prestará especial atención a

los aspectos relacionados con la vigilancia y represión de los fraudes de los aceites vegetales, que pueden

favorecer la ilícita competencia al aceite de oliva.

 

< Volver