Sangrienta entrada de año entrada de año en el País Vasco. 
 Asesinado el ayudante del Gobernador militar de Guipúzcoa  :   
 Pamplona: Policía armado muerto al desactivar un explosivo. 
 Informaciones.    02/01/1979.  Página: 1,?. Páginas: 2. Párrafos: 14. 

SANGRIENTA ENTRADA DE AÑO EN EL PAÍS VASCO

ASESINADO EL AYUDANTE DEL GOBERNADOR MILITAR DE GUIPÚZCOA

MADRID, 2 (INFORMACIONES).

LA violencia vuelve a ser una constante en el País Vasco. Ni la entrada en vigor de la Constitución, ni la convocatoria de elecciones, ni tan siquiera la entrada del nuevo año constituyen un alto para los terroristas. A las ocho y media, de esta mañana ha sido asesinado en San Sebastián un comandante del Ejército de Tierra. Horas después, en Pamplona fallecía un cabo artificiero de la Policía Armada cuando se disponía a desactivar un explosivo. Durante el fin de semana murieron ametralladas otras dos personas el Álava y Vizcaya.

PAMPLONA: POLICÍA ARMADO MUERTO AL DESACTIVAR UN EXPLOSIVO

El comandante don José María Herrera Hernández ha sido asesinado esta mañana en San Sebastián de tres impactos de bala, con orificio de entrada y salida, en el cuello, costado y maxilar. El hecho ocurrió frente al número 22 de la avenida de Madrid, en el barrio nuevo de Amara, de la capital donostiarra. Tres individuos armados —que se dieron posteriormente a la fuga en un automóvil de color rojo— ametrallaron desde distintos ángulos el automóvil en el que viajaba el comandante Herrera, que murió en el acto. En el mismo vehículo se encontraban también el chófer y un capitán, que resultaron ilesos y contra los cuales no se realizaron disparos. El militar asesinado era el ayudante del gobernador militar de Guipúzcoa, y en sus horas libres trabajaba en la Federación Guipuzcoana de Voleibol, de la que era presidente.

Los autores del asesinato se dieron a la fuga en un «Simca 1.200» de color rojo, que habían robado a punta de pistola a las seis y media de la mañana, junto al estadio de Atocha. Los asaltantes amenazaron a su propietario y le trasladaron al barrio de Ayete, donde le ataron y amordazaron junto a una ventana de una vivienda. Un transeúnte que se dirigía a su trabajo desató al dueño del automóvil, que presentó la correspondiente denuncia en la Comisaria. En el lugar del crimen han sido encontrados casquillos del calibre 9 milímetros, «Parabellum».

El comandante Herrera era una persona bastante conocida en la capital donostiarra, sobre todo en el mundillo del deporte. En varias ocasiones había encabezado la representación de la provin-

(Pasa a penúltima pág.)

ASESINADO EL AYUDANTE DEL GOBERNADOR MILITAR DE GUIPÚZCOA

(Viene de primera pág.)

cía en los Juegos del Cantábrico.

La en pilla ardiente del comandante Herrera ha sido instalada este mediodía en las dependencias del Gobierno Militar. Fuentes próximas a su familia han manifestado que la victima no habia recibido nunca amenazas.

Sobre las doce y media del mediodía llegó al Gobierno Militar de San Sebastián el capitán general de la VI Región, con la finalidad de estar presente en la capilla ardiente y en los actos fúnebres por el comandante Herrera.

En el funeral, que se celebrará a las 11,30 de mañana en la iglesia del Buen Pastor, estará también presente el director del Consejo Superior de Deportes, don Benito Castejón.

El comandante Herrera era miembro del comité provincial de Deportes, y en estos momentos se dedicaba, entre otras cosas, a la organización de la «Gala del deporte», que se proyectaba celebrar en breve.

Perteneciente al Arma de Infantería, el militar muerto en atentado residía en San Sebastián desde 1940. Estaba casado con doña María Teresa Embid Melero y tenía un hijo, también casado. Era natural de Basauri (Vizcaya) y tenía cincuenta y tres años.

Había sido profesor de Educación Física en el colegio San.Ignacio, de los jesuítas, durante once años, y abandonó dicho cargo al ser ascendido a comandante en 1973. En el domicilio del comandante, en la avenida de Madrid, número 22, de esta capital, la mujer del señor Herrera estaba fuertemente afectada por lo ocurrido. «No quiero hacer ninguna declaración.»

El comandante Herrera habia vivido prácticamente toda su vida en el País Vasco. Únicamente estuvo fuera durante el período de academia y dos años en el Grupo de Regulares de Melilla.

Después del atentado Ingresó cadáver en la residencia sanitaria de Nuestra Señora de Aránzazu de esta ciudad. Allí le fue apreciado un impacto de bala en la cara, con entrada en región maxilar superior izquierda y salida en región retroauricular derecha. Impacto de bala en cuello, con entrada en base interna del músculo estemocleidomastoideo derecho, con salida por borde ´externo de músculo exterior esternocleidomastoideo izquierdo. Impacto de bala en cara lateral de hemitórax derecho, con entrada en la once costilla y salida en cara lateral de hemitórax a nivel de la doce costilla.

ARTIFICIERO MUERTO EN PAMPLONA

Cuando estaba siendo manipulado para su desactivación hizo expulsión, esta mañana —a las diez menos diez—, en la plaza del Castillo, de Pamplona, un potente artefacto, causando la muerte del cabo artificieron de la Policía Armada don Francisco Berlanga Robles, natural de Málaga, de veinticinco años de edad, casado y con tres hijos, informa nuestro corresponsal Carmelo C. Ridruejo.

Por otra parte, ocho horas antes —a las dos y cuarto de la madrugada— hizo explosión otro potente artefacto explosivo en la cafetería Kabul, de Pamplona, situada en la denominada Vuelta -del Castillo y próxima a varios edificios con viviendas, que causó grandes desperfectos, aunque no hubo que lamentar desgracias personales. Esta explosión produjo graves desperfectos en la cafetería, en los coches aparcados en las proximidades y en las viviendas cercanas a dicha cafetería. El ruido de la explosión pudo oírse a gran distancia. Se da la curiosa circunstancia de que la cafetería Kabul estaba cerrada desde hacía algún tiempo Según ha podido saber INFORMACIONES, al parecer, esta cafetería estaba frecuentada por conocidas persona? de ideología ultraderechista

Por lo que se refiere a la explosión del artefacto que causó la muerte del policía señor Berlanga Robles, ésta dejó—según contaron testigos directos a INFORMACIONES— casi completamente desnudo el señor Berlanza e hizo grandes daños en los establecimientos próximos al lugar en que se encontraba el artefacto, en uno de los soportales de la citada plaza del Castillo. Una llamada telefónica recibida en la Comisaría de Policía de Pamplona anunciaba la colocación de un explosivo en el número 24 de la plaza del Castillo, en donde tiene sus oficinas el industrial y constructor don Fernando Jiménez Fuentes, de conocida ideología ultraderechista. Don Fernando Jiménez Fuentes se presentó en las pasadas elecciones del 15 de junio de 1977 para el Senado por Alianza "Nacional de 18 de Julio. Anteriormente sufrió un intento de secuestro, en el que los presuntos secuestradores le pidieron 50 millones de pesetas, a lo que éste se negó, mordiendo a continuación a uno de sus secuestradores en un dedo, dándose éstos a continuación a la fuga. También un chalet de su propiedad, en la localidad navarra de Caparroso, fue objeto de un artefacto explosivo, que causó grandes desperfectos en el mismo hace escasos días.

Presentados los artificieros y componentes de dos coches - patrulla del 091 se cortó la circulación al tráfico rodado, precediéndose a continuación a desactivar el artefacto y oyéndose seguidamente una fuerte explosión . Inmediatamente, el cuerpo del señor Berlanga fue trasladado al Hospital Provincial de Navarra, donde fallecería a las diez y diez de la mañana.

 

< Volver