La UNAE ve en la despenalización del aborto una amenaza de genocidio     
 
 ABC.    18/02/1983.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

18/ABC

NACIONAL

VIERNES 18-2-83

La UNAE ve en la despenalización del aborto una amenaza de genocidio

Madrid

«Ni nuestra condición de seres humanos, ni nuestra situación de entes que formamos parte de una familia,

ni nuestra conciencia, nos permiten hacernos cómplices de un auténtico genocidio, que, según las

estadísticas lanzadas por los partidarios del aborto, significaría al cabo del año la muerte legalizada de

cuatrocientos mil seres inocentes», afirma en una nota de Prensa la Unión Cívica Nacional de Amas de

Casa de España (UNAE).

«La verdad es única e irrebatible —continúa el comunicado de UNAE—, admitida por los científicos: el

feto tiene vida en el mismo momento de la concepción. Eliminar el feto es matar a un ser vivo. La

Constitución española, en su artículo 15, defiende la vida de "todos". Y en este "todos" se incluye el niño

aun antes de nacer.»

Más adelante, la nota dice que matar el feto es «matar a un inocente; y sin necesidad de traer a colación la

voz del Papa, escuchada por muchos de los diez millones de votos... y los otros veintiocho millones

restantes. Si recordamos las palabras del Rey, que refrendan en cierta manera a nuestra Constitución,

denunciando "la negación en ocasiones del derecho a la vida". Por todo ello creemos que es el momento

de presentar este proyecto de ley al Tribunal Constitucional para que decrete si se dan en él circunstancias

que atenten a nuestra Carta Magna».

«Asimismo —agrega la UNAE— recordamos al presidente del Gobierno que en su discurso de

investidura dijo que iba a gobernar para 38 millones de españoles; sin embargo, hasta el momento está

demostrando que gobierna únicamente para los diez millones que le votaron, ya que en el caso concreto

de la ley del aborto, ha justificado su urgencia diciendo que era uno de los puntos contenidos en su

programa electoral. Nos gustaría que esta misma urgencia se hiciera notar en otros problemas más

importantes para el país, el tema económico, la creación de los ochocientos mil puestos de trabajo

prometidos.»

 

< Volver