En una borrascosa sesión. 
 Estrasburgo: El Parlamento Europeo aprueba una resolución contra España     
 
 Informaciones.    16/03/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EN UNA BORRASCOSA SESIÓN

Estrasburgo: El Parlamento Europeo aprueba una resolución contra España

ESTRASBURGO, 16. (Servicios europeos de INFORMACIONES.)—Después de un tumultuoso y

pasional debate del Parlamento Europeo, se ha aprobado una resolución contra España. En ella se afirma

que los últimos acontecimientos ocurridos en nuestro país «impiden» la adhesión de España a la

Comunidad Económica Europea.

Los miembros del Parlamento Europeo eran en esta ocasión excepcionalmente numerosos, a pesar de la

hora tardía, cuando el jueves por la noche Se puso a discusión un texto dé resolución sobre España

presentado por varios diputados. Desde el primer momento se creó un duna de máxima confusión, y la»

impugnaciones, las abstenciones, las protestas y los insultos entre la «derecha» y la «izquierda»

estuvieron, a, la orden del día.

La resolución contra España se basaba en la reciente ejecución del anarquista Puig Antich y en el «caso

Añoveros». En principio se decía que estos hechos «no podían sino retardar la adhesión de España a la

Comunidad; después, en el curso del borras coso debate, se endureció la acusación, como hemos dicho

más arriba. Esta moción aprobada no tiene fuerza legal, ya que se trata de una simple recomendación.

Había sido´ preparada entre bastídores por el italiano Scelba y el belga Beltrand, y había sido de aunciada

por los conservadores ingleses, quienes manifestaron que no se podía convertir el Parlamento de Europa

en una fábrica de protesta», olvidando sus fines específicos.

Durante el debate se escucharon voces sensatas que trataron de centrar el diálogo. Los conservadores

británicos, capitaneados por lord St. Oswald, replicaron con energía a los intentos comunistas de

convertirse en abanderados de la protesta antiespañola, desviando la atención del «caso Solzhenitsyn» y

pasando de acusados a acusadores. Especialmente contundente fue la réplica cuando aludieron al «casó

Añoveros». El lord inglés recordó a la Asamblea las circunstancias del asesinato del presidente Carrero

Blanco, y esto provocó insultos personales por parte de los comunistas. El demócratacristiano alemán H

Jahn recordó las matanzas de la URSS. La representante inglesa, señora Ellies, llegó a decir que «los

comunistas debían ser excluidos siempre que se tratara de los derechos humanos».

Entre precipitaciones, urgencias, insultos y vocerío que llegó a la votación de la resolución final. En el

último momento se presentó una "enmienda que, en realidad, constituía un texto nuevo y original y qué

fue adoptado por la Asamblea, con excepción de los conservadores y laboristas británicos, de los liberales

y de algunos demócrata-cristianos. Los comunistas también se abstuvieron, por considerar que el texto no

era suficientemente explícito.

 

< Volver