Autor: J. M. . 
 España ante el Consejo de Europa. Estrasburgo. 
 La situación española origina divergencias     
 
 Informaciones.    25/09/1976.  Página: 9-10. Páginas: 2. Párrafos: 43. 

ESPAÑA ANTE EL CONSEJO DE EUROPA

ESTRASBURGO

LA SITUACIÓN ESPAÑOLA ORIGINA DIVERGENCIAS

MIENTRAS en España los grupos integrados en Coordinación Democrática mantenían durante la semana

una guerra de comunicados, a veces no coincidentes, sobre la respuesta de la oposición a los planes

reformistas del Gobierno Suárez, en Estrasburgo otro grupo de representantes de la oposición española

forcejeaban para que no se aprobara la primitiva resolución del «informe Reale", confeccionado por tres

parlamentarios europeos que habían visitado recientemente España y elevaban sus conclusiones para su

aprobación por el Consejo de Europa

Los políticos españoles asistentes a la reunión de Estrasburgo consideraron las conclusiones del informe

Reale excesivamente blandas y favorables a la estrategia reformista del Gobierno de Madrid, y en

consecuencia solicitaron tenazmente una serie de enmiendas que lo equilibrara. Al final lo consiguieron

en parte, y en el texto de resolución definitiva (ver INFORMACIONES del día 23) se introducía una serie

de matizaciones: se eliminaba la alusión directa al programa reformista del proyecto Suárez, se hacia

hincapié en la necesidad de libertades plenas antes de las elecciones y se suavizaba el punto tres con este

texto: «(La Asamblea) toma nota del hecho de que el Gobierno español ha expresado en varias ocasiones

la voluntad de democratizar el régimen.»

La recepción encontrada en el Consejo de Europa al informe Reale puede ser resumida así: los grupos

gaullistas, conservadores y liberales defendieron el texto de la ponencia, los comunistas lo atacaron

duramente, por juzgarlo elogioso para el Gobierno español, y los socialistas manifestaron cierta voluntad

de enmendar el texto para hacerlo más duro, pero sin llegar a ponerlo en tela de juicio de manera global.

En el forcejeo y la polémica propiciada por los asistentes españoles afloraron también diferencias entre

unos políticos y otros. Y frente al apasionamiento y el interés informativo con que se trató el tema de

España, hay que señalar el interés relativo mostrado por los parlamentarios europeos. «Quizá lo más

llamativo -escribía el corresponsal de INFORMACIONES en su crónica del día 23- fue el desinterés de

los parlamentarios europeos por la cuestión. Durante casi todo el tiempo hubo abundantes escaños vacíos

y a duras penas pudo lograrse el quorum.»

A continuación añadimos un resumen del citado informe, que sirvió de base a la resolución aprobada en

Estrasburgo, y que el Consejo de Europa espera que sea la última sobre España antes del advenimiento

pleno de la democracia, nimiento pleno de la democracia.

EL INFORME REALE

La delegación europea autora del informe Reale estuvo en Barcelona del 29 al 31 de agosto y en Madrid

del 31 de agosto al 3 de septiembre. La invitación para visitar España y entrevistarse, «sin ningún tipo de

restricciones, con el Gobierno y con la oposición» había sido cursada el pasado 17 de diciembre por el

entonces ministro de Asuntos Exteriores, don José María de Areilza.

Por parte del Gobierno, la misión europea se entrevistó con el presidente Suárez y con los ministros de

Asuntos Exteriores, de Gobernación, de Información y Turismo, de Justicia y de Relaciones Sindicales.

Por parte de la oposición se entrevistaron con los cristiano-demócratas Ruiz-Giménez y Alvarez de

Miranda, los socialistas Felipe González y Raúl Morodo, los liberales Camuñas y Satrústegui. el

regionalista Antón Cañellas (miembro del Consejo de Fuerzas Políticas de Cataluña), don José María

GilRobles y con representantes de grupos políticos no homologados en Europa (monárquicos tradiciona-

listas, carlistas y «tácitos»

El único grupo político con el que no se entrevistaron que el comunista dado que la visita había

sido acordada con un Gobierno que previamente había excluido de la ley de asociaciones al Partido

Comunista. Pero el tema de) P. C. E. fue abordado ampliamente con todos los interlocutores.

Como observación general del nuevo clima de tolerancia existente en la calle el informe recoge las

impresiones del presidente de la Comisión, señor Hofer, que formó parte de la primera delegación de la

asamblea enviada a Portugal en agosto de 1974, y veía ahora en España cierta semejanza con la situación

en Portugal después de la Revolución."Paseando por las Ramblas de Barcelona añade el informe— se

podía contemplar en los quioscos abundante literatura comunista e izquierdista (Marx. Che Guevara).)

Otro fenómeno que llamó la atención de los delegados europeos fue el ver cómo después de cuarenta años

de dictadura, marcada por un catolicismo riguroso y profundamente puritano, las revistas pornográficas

habían hecho su aparición «como en cualquier gran ciudad de la Europa occidental».

El nuevo elemento «capital y concreto» aportado por el nuevo Gobierno -sigue el informe Reale— fue la

amnistía, reclamada por toda la oposición, por las organizaciones católicas y por la propia Asamblea del

Parlamento Europeo. «La nueva medida de reconciliación ha permitido al nuevo Gobierno salir del

"impasse" en que se encontraba su antecesor y de abrir por primera vez un diálogo serio con la

oposición.»

ALECCIONES LIBRES

LOS autores, al abordar tema electoral contemplan el proceso democratizador irreversible y añaden que el

tema del referéndum fue uno de los más delicados en las conversaciones. La Prensa lo trata a diario, pero

todavía no están fijadas la fecha ni las condiciones que lo regularán. En el discurso del primer ministro, el

10 de septiembre, solamente se precisó que «el proyecto de ley para la reforma política será sometido a

referéndum después de haber pasado por las Cortes». «Pero en las entrevistas con los ministros, en

Madrid dicen los autores del informe , no hemos sacado esa impresión.»

Al margen del significado de las expresiones «reforma» y «transformación» empleadas por el Gobierno

en su programa - declaración («¿suponen el mismo concepto?», se preguntan los autores), y las de

«ruptura democrática» o «pactada», empleadas por la oposición ("¿es posible una ruptura no violenta?»,

se pregunta también el informe). la cuestión que se plantea es simple:

Este referéndum, ¿va a hipotecar la soberanía del futuro Parlamento, que debe ser elegido libremente por

el pueblo español para conseguir el proceso de reforma constitucionalmente democrática y para controlar

el ejecutivo? Y llegando a este punto, los autores del informe entienden que se trata de un asunto que es

competencia del pueblo español y en el cual ellos no se pueden interferir.

«El primer ministro nos ha repedido —dice el informe— la firme intención del Gobierno de llegar a una

democracia «sin calificativos».

TODOS LOS PARTIDOS, SIN EXCEPCIÓN...

En el capítulo sobre las libertades políticas, el informe analiza el estado actual de las libertades de

asociación, de reunión y manifestación y de expresión.

En el primer apartado, el informe Reale recuerda que la Asamblea de Europa hace suya la petición y el

criterio sobre la necesidad de que «todos los partidos, sin excepción, deben disponer de una libertad

plena».

A continuación se narran los criterios del Gobierno y de las fuerzas más conservadoras del país —

incluido el «bunker»—, oponiéndose a la legalización del Partido Comunista, cuyo porcentaje electoral,

según los sondeos de opinión, seria de un 10 ó 12 por 100. Su exclusión del juego político es una de las

razones por las cuales los partidos de la oposición se niegan a legalizarse.

Sobre las libertades de reunión y de manifestación, el informe recoge el clima de tolerancia («libertad

vigilada» o «parcelas políticas conquistadas», como lo llama la oposición) en la vida del país y cita la

celebración del congreso de la U.G.T., del Partido Socialista Popular y manifestaciones autorizadas

últimamente (en Barcelona, en los últimos ocho meses hubo entre 60 y 80 manifestaciones). En la fase

predemocrática que está caracterizando a la España de hoy, la Prensa está jugando un papel propiamente

parlamentario, interpelando al Gobierno por algunas de sus acciones y hechos acaecidos en el país. Pero

aunque el Gobierno esté «a merced de la Prensa», sigue controlando la radio y la televisión, que son los

medios de mayor importancia de cara a las elecciones generales «en un país donde el 50 por 100 de la

población no lee el periódico...».

LA REFORMA SINDICAL Y EL PROBLEMA DE LAS REGIONES

En su entrevista con los delegados del Parlamento Europeo, el ministro de Relaciones Sindicales se

mostró partidario de liquidar el Sindicato único y vertical, incoherente en una situación democrática. Y en

la declaración-programa del Gobierno se señalaba el propósito de acelerar la reforma de las leyes de

trabajo, reconociendo las libertades sindicales de acuerdo a los principios que inspira la O.I.T.

El informe hace referencia al problema regional de Cataluña —la única región visitada por la misión

europea— y relata los sentimientos nacionalistas (que no separatistas), recogidos en sus entrevistas con

políticos catalanes. Después de señalar las particularidades culturales, históricas, económicas y sociales

de Cataluña, y a la situación actual, el señor Reale —autor del informe— señala que «es evidente que la

nueva España democrática deberá contar con el concurso leal de los catalanes, que, a su vez, necesitarán

la concesión de una larga autonomía regional, bien en el cuadro ae un Estado federal, bien en forma de un

estatuto especial «a la italiana», si bien la mayoría de los políticos catalanes prefieren la primera

alternativa, que cuenta con reticencias y recelos por parte de los militares.

CONCLUSIÓN

Los autores del informe señalan que la situación que se evidencia en España en la hora actual debe ser

interpretada con la. mayor prudencia. Y se hace eco de la unánime petición de los interlocutores por la

necesidad urgente de claridad y trasparencia en la vida política. Y es en base a esta esperanza donde los

autores del informe aportan sus conclusiones:

• La desconfianza entre el Gobierno y la oposición subsiste

profundamente hoy, a pesar de las medidas de decrispación prometidas por el Gobierno, y derivadas de la

voluntad del Rey don Juan Carlos de procurar una nueva legitimidad democrática, basada en la soberanía

del pueblo.

• La oposición desconfía porque el Gobierno actual detenta el

Poder en exclusividad.

• La oposición sospecha que el Gobierno tratará de manipular el referéndum o incluso de trucar las

elecciones.

• El Gobierno, a su vez, desconfía de la oposición, porque cree que practica una política de «frente

popular», manipulado por los comunistas y puede llegar a la repetición de la situación de los años treinta,

con su estela de opciones revolucionarias.

• El mayor motivo de esperanza debería, y puede ser, un acuerdo

efectivo entre el Gobierno y la oposición, previo a unas elecciones lo antes posible. El retrasarlas —según

todos los interlocutores de la misión europea—, solamente beneficiaría a los extremistas. Pero es cierto

que, por todas las impresiones recogidas, el Gobierno no está interesado en atrasar las elecciones. Según

los sondeos, las fuerzas de la moderación se mantendrán, fuertemente mayoritarias, en una mayoría

parlamentaria de centro derecha o de centro izquierda de corte europeo.

• La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa seguirá con gran interés las intenciones del

Gobierno en el referéndum y espera que éste sabrá resistir a las presiones del «bunker» y a la tentación

clásica de los regímenes autoritarios. consistentes en hacer una llamada, como hizo Caetano, a una cierta

«mayoría silenciosa» para mantener su posición con una fachada diferente.

La misión europea cree en la buena fe del Gobierno, sobre todo a la luz de la declaración hecha por el

presidente Suárez el 10 de septiembre. De todas formas, apela a la Prensa y el pueblo español para que

sigan vigilantes.

10 INFORMACIONES POLÍTICAS

25 de septiembre de 197(..)

 

< Volver