España en Europa. 
 CEE: Nuevo anteproyecto de mandato para negociar con España     
 
 Ya.    13/11/1976.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

INFORMACIÓN DEL EXTRANJERO Pág.9 ya

ESPAÑA EN EUROPA

CEE: Nuevo anteproyecto de mandato para negociar con España

La Comunidad Europea cambié inesperadamente sus condiciones, acercándose notablemente a las

proposiciones españolas • "Es, con diferencia, el mejor mandato de negociación logrado por España desde

la restauración monárquica", declaró un experto a Efe • El informe—elaborado a finales de octubre—se

interpreta políticamente como un apoyo de la CEE a la Monarquía • Se trata de una simple adaptación

técnica del acuerdo de 1970 y su correspondiente reequilibrio económico.

13-XI-76

BRUSELAS, 12 (EFE)—-Inesperadamente, la Comunidad Europea cambió sus condiciones de

negociación con España, trascendió hoy aquí.

Un nuevo mandato técnico para la negociación acaba de ser emitido.Emulando prácticamente el anterior,

que había sido acogida con hostilidad en España. Es, con diferencia, el mejor mandato de negociación

logrado por España desde la restauración monárquica", dijo un experto a Efe.

"Se acerca mucho a las proposiciones españolas", agregó.

El informe, elaborado por la Comisión de la Comunidad, viene a anular el anterior, elaborado por

el mismo organismo comunitario.

Hace varios meses la CEE fue muy criticada en España por presentar un mandato de negociación que se

consideraba "oneroso y costoso" para los españoles.

Un analista europeo dijo a Efe que este nuevo mandato tenia claras connotaciones políticas: el apoyo de la

CEE a la Monarquía.

El informe fue elaborado a finales del pasado mes de octubre, pero sólo trascendió hoy a algunos medias

informativos, pese a su carácter reservado. Consta de ocho folios, y en la actualidad está en poder del

Comité de Representantes Permanentes (CORREPER), que representan a los nueve países de la

Comunidad y sus intereses aquí.

El mandato propone la readaptación técnica del acuerdo España-CEE de 1970, considerado en España

como positivo, pero que quedó desfasado en 1973 con el ingreso en la Comunidad de Gran Bretaña,

Irlanda y Dinamarca. HACIA UN NUEVO EQUILIBRIO Para lograr el equilibrio, la Comunidad

concede ciertas ventajas agrarias en el nuevo documento.

El programa de la pesca a causa de la ampliación de los derechos sobre las aguas comunitarias a 200

millas no se contempla en el documento.

El documento resolvería e1 actual problema España-CEE, de ser aprobado por parte española: por un

lado, España trabaja con los seis países iniciales de la Comunidad de acuerdo con el pacto de 1970, y por

otro, independientemente con los tres países que ingresaron en la CEE ese año.

Se pretende unificar a los nueve miembros de la CEE frente a España en el nuevo documento.

REDUCCIONES ADUANERAS

Tal como se presenta el proyecto, los productos españoles verían reducidas las cargas aduaneras al entrar

en la Gran Bretaña en dos millones de dólares en relación a 1972.

Los productos británicos verían reducidas sus cargas al entrar en España en 20,5 millones de dólares.

Para compensar esta diferencia

desfavorable a España, la Comisión Comunitaria propone un desarme por su parte en otros países de la

CEE para ciertos productos agrícolas españoles.

Este nuevo proyecto de mandato debrá ser discutido y eventualmente aprobado por los distintos países

miembros de la CEE.

La comisión que lo elaboró—la

misma que habla elaborado el anterior proyecto oneroso a España—tiene un carácter técnico y

supranacional.

Una vez aprobado en líneas generales por el "correper", deberá ser aprobado también por el Consejo de

Ministros de la CEE.

Tanto en uno como en otro organismo puede sufrir transformaciones el documento inicial de la comisión.

Aprobado por el Consejo de Ministros, éste ordena a la misma comisión que negocie con España para

llegar a los acuerdos definitivos.

N. de la R.—La importancia de este nuevo anteproyecto de mandato que ya anticipábamos ayer como

primicia, a través de nuestro corresponsal en Bruselas, es indiscutible. De hecho supone el

reconocimiento de la posición adoptada por España el pasado mes de febrero al rechazar la negociación

de un nuevo acuerdo de "libre cambio industrial" pidiendo, en cambio, la adaptación del acuerdo de 1970

para regularizar jurídica-mente los intercambios comerciales con los "nueve" hasta tanto se negocie el

ingreso de España en la CEE como miembro de pleno derecho.

 

< Volver