Libro blanco sobre el ingreso de España en la CEE     
 
 Ya.    01/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Libro blanco sobre el ingreso de España en la CEE

Un equipo de especialistas en la materia del Consejo Superior de Cámaras viene trabajando intensamente

en la realización de un libro blanco sobre las repercusiones que para España pueda tener nuestra

incorporación al Mercado Común.

El trabajo, que probablemente estará terminado hacia mediados del mes de marzo próximo, constará de

un número de páginas superior a las 600, según informa Logos.

El libro blanco, según señalan fuentes allegadas al Consejo, pretende ser un inventario de la repercusión

que nuestro ingreso en el Mercado Común tendrá en cada uno de los sectores nacionales, no sólo de

índole económico, sino político, social, jurídico e incluso institucional. Se considera que éste es el primer

intento serio para lograr un estudio coherente de todas y cada una de las materias a considerar en este

aspecto.

SUPERADO EL PROBLEMA POLÍTICO

Hasta ahora, el principal inconveniente—señalan las citadas fuentes—era el político. Superado éste, el

factor condicionante que merecerá mayor atención será, el económico por su repercusión en intereses de

grupo, empresariales e incluso nacionales. No obstante, las citadas fuentes se muestran optimistas en

cuanto a su superación, por entender que países con un nivel económico similar al nuestro, como Irlanda

o Italia, se encuentran en la Comunidad, quien, a su vez, igual que España, tendrá que adaptar su política

económica a las consecuencias que nuestro ingreso les reporte. En este sentido destaca la inf1uencia que

tendrá nuestro país en la política agrícola comunitaria, ya que, entre otras cosas, aportaríamos el 20 por

100 del suelo cultivable y el 40 por 100 de pastos de toda la comunidad. En el aspecto industrial,

evidentemente tendrían que producirse mutaciones hasta el acople definitivo a la entidad europea.

Subrayan las citadas fuentes la conveniencia de que se vaya profundizando en estas materias, con el fin de

no tener que recurrir a improvisaciones de última hora. En este sentido se destaca el hecho anecdótico de

que España va a necesitar incorporar a la Comunidad de dos a tres mil funcionarios técnicos en la materia,

que en estos momentos no existen.

 

< Volver