Ayer, en Ginebra. 
 Comenzaron las conversaciones entre España y la EFTA  :   
 (para un tratado preferencial hacia productos españoles). 
 Arriba.    29/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

AYER, EN GINEBRA

COMENZARON LAS CONVERSACIONES ENTRE ESPAÑA Y LA EFTA

(para un tratado preferencial hacia los productos españoles)

GINEBRA. (Efe.]—En un marco de absoluta reserva, se iniciaron ayer en Ginebra las

conversaciones oficiales entre España y los países miembros de la Asociación Europea de

Libre Comercio (EFTA) —con sede en esta ciudad—, para sentar las bases de un tratado

preferencial que permita a los productos españoles competir en la amplia jurisdicción de tan

importante organismo económico de Europa occidental.

El interés por estas conversaciones se acrecienta por el hecho que los nueve países de la CEE

y los siete de la EFTA aplicarán en plenitud —a partir del viernes próximo— el libre comercio

entre ambos organismos, poniendo fin a los múltiples obstácuIos aduaneros existentes hasta el

momento entre uno y otro sector.

Precisamente, el objetivo perseguido por España es lograr un tratado preferencial, similar al

que el Gobierno de Madrid ha logrado establecer con la CEE, terminando así con las de-

nominadas «penalizaciones» a los productos que se importan de terceros países y, más exac-

tamente, eliminando las trabas aduaneras.

Durante esta primera jornada —según trascendió— han sido considerados los aspectos

multilaterales del futuro acuerdo, dejándose para hoy y para el jueves —día este último en que

se estima finalizarán las conversaciones— el tratamiento de los distintos temas bilaterales; es

decir, de España con cada uno de los países miembros de la EFTA.

Por el momento no parecen existir demasiados inconvenientes para que España y la EFTA

establezcan bases firmes sobre un tratado preferencial en beneficio de los productos

industriales españoles, que pasarían a gozar de una progresiva eliminación de los derechos

que gravan las importaciones: pero la situación es diferente en lo que concierne a los productos

agrícolas, uno de los renglones más fuertes en la economía de España.

Acerca del aspecto agrícola se considera sumamente difícil que España y la EFTA puedan

lograr algún objetivo en el plano multilateral y todas las versiones coinciden en que la cuestión

deberá resolverse en el plano bilateral y únicamente con cinco de los siete países miembros del

organismo, ya que se excluirían Portugal e Islandia en este terreno.

 

< Volver