Autor: Portillo, Joaquín. 
 Relaciones España - CEE. 
 Ampliado el acuerdo preferencial de 1970     
 
 Ya.    26/07/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

26-VII-77 INFORMACIÓN DEL EXTRANJERO PAg.9 ya

RELACIONES ESPAÑA-CEE

AMPLIADO EL ACUERDO PREFERENCIAL DE 1970

Los expertos y observadores comunitarios juzgan el "nuevo" tratado como rotundamente negativo para

España • Ayer se procedió al intercambio de cartas, mediante las cuales el acuerdo de 1970 queda

extendido técnicamente a la CEE de los "nueve".

(De nuestro corresponsal, Joaquín Portillo.)

Con un mes de retraso sobre la fecha límite que se había impuesto la Comunidad Económica Europea

(CEE), españoles y comunitarios procedieron ayer al intercambio de cartas, mediante las cuales el

acuerdo comercial firmado en 1970, con una CEE de seis miembros, queda extendido—en sus aspectos

técnicos, pero no en los económicos—a la CEE actual de los "nueve".

Pese a que las dos partes declaran que las medidas que toman para extender ese acuerdo tienen carácter

"autónomo" y, según nuestros embajador, "reversible", es igualmente cierto que Madrid y Bruselas se han

comprometido a seguir negociando en otoño para "ampliar las bases del acuerdo" de 1970. Esas

negociaciones estarán precedidas por una sesión que la comisión mixta para la gestión del viejo acuerdo

celebrará en Madrid del 28 de septiembre al 3 de octubre. Esta sesión ha sido convocada a petición

comunitaria, cuyos negociadores pretenden que España haga mayores concesiones,

particularmente en relación a la lista D del convenio, es decir, a los 84 contingentes abiertos para la

importación de España de productos industriales comunitarios que no están liberalizados en nuestro país.

Tres el intercambio de cartas oficializado ayer queda confirmado, al menos de momento, que los

productos industriales españoles se benefician en el Reino Unido de una rebaja de derechos aduaneros

que es aproximadamente del 50 por 100 (rebaja media), al igual que los vinos. Por el contrario, la mayoría

de los productos agrícolas de España que se exportan al mercado inglés pagarán derechos que superan el

doble de los que satisfacían hace siete años. No obstante, dado el mayor peso de la exportación global

española al mer cado británico, el electo total de la nueva situación se traduce aproximadamente por una

reducción media ponderada de un 2,77 por 100, habida cuenta de que la exportación nuestra de

manufacturas y vinos a ese mercado representa el 72 por 100 de nuestra exportación total al Reino Unido.

Pérdidas para los naranjeros

La exportación agrícola (excluí dos vinos) al Reino Unido sólo supone, en efecto, el 29,6 por 100 de

nuestras ventas totales a ese país. Las naranjas españolas, a menos de momento, pierden igualmente la

preferencia de que disfrutaban en el mercado inglés. Según los especialistas, ello podría representar para

los naranjeros españoles en los próximos meses una pérdida a evaluar sobre 100 millones de pesetas en

cifras redondas.

Existe, no obstante, en los documentos intercambiados ayer una declaración que firma el señor

Duchateau, director general de la Comisión Europea, según la cual, al reanudarse en otoño las

negociaciones entre Madrid y Bruselas, la delegación comunitaria adoptará todas las medidas "para que

este problema sea abordado con prioridad".

Los demás compromisos asumidos por el Gobierno español están contenidos en cuatro puntos, y se

refieren a los productos lácteos, contigentes y reglas de origen.

1. Productos lácteos: España concede una rebaja del 6 por 100, que se aplica al precio de entrada en

nuestro país de los quesos (determinados) franceses, holandeses, belgas y daneses, aunque todavía no

se conoce cuáles serán esos precios. Hasta ahora, Madrid concedía una rebaja de seis pesetas por

100 kilos, y sólo para los tres primeros tipos de quesos. Los daneses han incluido nueve tipos más.

(A cambio de ello parece que Copenhague tolerará cierto trato especial para las naranjas nuestras.)

España, por otro lado, se compromete a comprar a los "nueve" un 50 por 100 de nuestras

importaciones totales de mantequilla (este compromiso era antes del 30 por 100).

2. Contingentes" abiertos por España: los contingentes para productos industriales de la CEE no

liberalizados en nuestro país, cuyo valor en el acuerdo de 1970 suponía un total de 6.112

millones de pesetas, representan en la nueva versión 29.578 millones de pesetas por año; es decir,

que el valor de esa lista se ha quintuplicado prácticamente al extenderse el convenio de los "seis" a

los "nueve" (aunque hay que tener en cuenta que han transcurrido siete años, que hay tres

listados más en la CEE y que los comunitarios pedían el doble de esa cifra final).

Quedan aquí, no obstante, siete de los 84 contingentes que se han omitido en la nueva lista. Se trata de la

morfina, codeína y similares (contingente número 13), artículos de caucho natural (28), seda (30), textiles

(31), hilados de seda (32), estufas-cocinas-calentadores (531, material para la industria nuclear (58),

neveras domésticas (64) y cepillos, escobas, etc. (81). El resto de los contingentes, en general, se ha

triplicado en valor, salvo el contingente número 49 (oro y chapados en oro), que se ha multiplicado por

más de cuarenta, pasando de 80.172.000 pesetas a 3.240.000.000 de pesetas. Otra novedad, sin salimos de

esta lista, es la relativa a las bebidas alcohólicas (contingente 6), donde, suponemos, para las ventas en

España de güisqui se ha previsto un 6 bis de 600 millones de pesetas.

3. Reglas de origen: España acepta "provisionalmente" unos nuevos certificados y formularios ("Eur-l"y

"Eur-2") para los productos que llegan a nuestras aduanas del Reino Cnido, Irlanda y Dinamarca, aunque

"con un período de transición adecuado".

La Comunidad, por su parte, aumenta los contingentes abiertos para nuestras uvas pasas (200 toneladas),

productos petrolíferos (200.000 toneladas) y para algunos tejidos de algodón (100 toneladas). El

contingente para lo vinos de Jumilla, Priorato. Valdepeñas y Rioja, - crece en 7.000 hectolitros,

y en los vinos de Jerez se incrementa él cupo hasta 108.000 hectolitros en botellas y 685.000 a granel.

Rotundamente negativo para España

Si hay que emitir un juicio de valor sobre el resultado de la operación, el de este cronista—-que, por lo

demás, coincide con el de la mayor parte de observadores y expertos—es rotundamente negativo. Los

comunitarios, por ahora, han conseguido ganar la baza por gran número de puntos. Ellos se han atenido al

mandato de negociación que les dio el Consejo de Ministros de la Comunidad mandato que el Gobierno

español dijo rechazar por "insuficiente". Han conseguido, además, el compromiso de que seguiremos

negociando este asunto en otoño para "ampliar las bases del acuerdo"; es decir, para tratar de obtener una

mayor apertura del mercado industrial español, sin garantías ningunas de que ellos abrirán su "Europa

verde" para nuestra cenicienta agricultura. El mayor problema nuestro es el de saber si Madrid podía

esperar otra cosa, y si, a la vista de nuestras debilidades interiores y exteriores heredadas, era posible

conseguir mejor trato de la CEE.

 

< Volver