España - CEE. 
 Hoy comienza el proceso integrador     
 
 Arriba.    20/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

España - CEE

HOY COMIENZA EL PROCESO INTEGRADOR

* El Consejo de Ministros de los «nueve» acusará recibo de la solicitud española

* El desajuste económico puede retrasar el ingreso entre cinco y diez años

BRUSELAS. (Efe.) - Hoy, martes, comenzará la cuenta atrás del proceso integrador de España en la

Comunidad Económica Europea (CEE), que se espera largo y complejo, en razón de la difícil coyuntura

comunitaria.

El Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de los «nueve», reunido por primera vez desde que el

Gobierno español presentó al final de julio la demanda de ingreso, acusará recibo y abrirá el

procedimiento reglamentario para dar una res-puesta formal.

España se convierte en candidato oficial y deberá esperar el informe preceptivo de la Comisión Europea -

el órgano motor de la Comunidad empleará de ocho a diez meses en su elaboración - para el

pronunciamiento definitivo del Consejo ministerial.

Nadie duda una respuesta positiva, puesto que los comunitarios aceptan la ampliación como un hecho

insoslayable, pero que dan pendientes incógnitas sobre modalidades y plazos del proceso de integración.

Al margen del trámite protocolario de hoy, en fuentes competentes se anuncia un primer debate de fondo

entre los ministros, debido a que Francia pidió soluciones concretas a algunos de los problemas -

especialmente agrícola - que plantea el ingreso español antes de aceptar su demanda.

Tampoco se excluye una declaración política del Consejo para estimular la iniciativa del Gobierno de

Madrid y aportar una primera contribución a la estabilización de la democracia.

Si en este plano existe unanimidad entre los «nueve» para acoger en su seno a España, las disensiones

aparecen en cuanto se pasa a los otros, por lo que debe esperarse de la reunión ministerial de hoy un si

político con muchos peros económicos.

La disyuntiva en que se encuentran los comunitarios que claramente apreciada durante el «cónclave de

reflexión» sobre la entrada de nuevos miembros - Grecia, Portugal y España -, mantenido este fin de

semana por la Comisión Europea.

Su portavoz oficial confirmó que la CEE debe afrontar dos pruebas prioritarias e irreversibles: su

ampliación exterior y su desarrollo interior.

Como primera medida, el órgano ejecutivo comunitario recomienda una declaración solemne sobre el fin

fundamental de la construcción europea - el mantenimiento pluralista, que contribuiría al fortalecimiento

de este régimen en los países candidatos al ingreso.

En el aspecto constitucional se preconizó durante la «reunión secreta» la realización de cambios para

mantener la eficacia de la marcha comunitaria: mayor poder para la Comisión Europea y mejores

mecanismos de decisión para el Consejo de Ministros.

Donde surgieron más disparidades y dificultades fue en el terreno económico: mientras algunas opiniones

se inclinaban por un proceso integrador rápido, la mayoría defendieron un proceso de adaptación de las

economías de los candidatos a la maquinaria comunitaria, lo que supondría una serie de etapas, con una

duración total entre cinco y diez años, según los países.

Para facilitar la integración, los «nueve» deberían crear un «fondo común» destinado a financiar los

programas de infraestructura, de formación profesional y de transformación industrial.

El portavoz oficial de la Comisión subrayó que, en todo caso, lo que se pretende es dejar clara constancia

del problema y dar la oportunidad a los países candidatos de participar en la busca de soluciones para que

se sientan artífices en la acción comunitaria.

 

< Volver