Declaraciones de Suárez al término de su visita a Bruselas. 
 España sólo quiere entrar en la C. E. E. por la puerta grande  :   
 "No aceptará ninguna fórmula de preadhesión, aunque admita considerar todas las posibilidades de transición". 
 ABC.    06/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

ABC

DECLARACIONES DE SUAREZ AL TERMINO DE SU VISITA A BRUSELAS

ESPAÑA SOLO QUIERE ENTRAR EN IA C.E.E. POR LA PUERTA GRANDE

«No aceptará ninguna fórmula de preadhesión, aunque admita considerar todas las posibilidades de

transición»

EL presidenta del Gobierno, don Adolfo Suárez, que en las primeras horas de la tarda de ayer regresó por

vía aérea a Madrid tras su rápida visita a Alemania Federal y Bélgica, manifestó a los representantes de la

Prensa internacional acreditados en Bruselas, como resumen de sus conversaciones con los gobernantes

europeos, que «el Gobierno español está dispuesto a examinar todas las posibilidades de transición, una

vez firmado el Tratado de adhesión, pero no aceptará ninguna fórmula de preadhesión. España no está

dispuesta a pasar por la antecámara para entrar en la Europa comunitaria», afirmó. En cuanto al tema de

la O. T. A. N., el presidente Suárez dijo: «España no plantea, en estos momentos, como urgente, el tema

de su entrada en la Alianza Atlántica." Nuestro corresponsal en la capital belga recoge a continuación

unas declaraciones del presidente Suárez para A B C y sus manifestaciones en Bruselas ante más de

doscientos periodistas de todo el mundo.

Bruselas, 5. (Crónica de nuestro corresponsal, por teléfono.) Ayer España hizo su entrada en el acristalado

edificio de la Comisión de las Comunidades Europeas de la mano del presidente del Gobierno español,

don Adolfo Suárez. aunque esta entrada sólo fuera simbólica y en calidad de país candidato.

El presidente del Gobierno español, antes de regresar a Madrid, se ofreció amablemente a contestar a

nuestras presuntas:

- Señor presidente, ¿podría usted ha-blarnos en primer lugar de su entrevista con el Rey Balduino?

- Ha sido una entrevista muy interesante para mí. Enormemente cordial. Me ha sorprendido la

profundidad e intensidad del conocimiento que tiene Su Majestad el Rey Balduino de los temas españoles

y la preocupación que siente por todos ellos. Ha sido una entrevista muy larga, muy interesante, en la que

se han puesto de relieve los grandes temas que nos ocupan en la política internacional y, sobre todo, en la

europea. Pero lo que verdaderamente me ha sorprendido es el gran conocimiento que tiene de los temas

españoles.

- En sus contactos con el presidente de la Comisión, Jenkins, y el vicepresidente, Natali, ¿qué

conclusiones ha sacado respecto de nuestra futura adhesión a las Comunidades?

- España tiene derecho a entrar en el Mercado Común. Evidentemente, España ha puesto de manifiesto

que comprende, en todo caso, perfectamente las dificultades que entraña para la Comunidad y para los

países solicitantes el ingresar en ella. Pero los problemas son superables si hay una voluntad política de

superarlos. Esa voluntad política la hemos podido constatar en todos los países comunitarios. Ahora hay

que analizar y valorar exactamente cuáles son las dificultades, porque se habla mucho de dificultades en

el Mercado Común agrícola, y la realidad es que no he conocido, y por supuesto no he solicitado ni

existe, que yo sepa, un estudio serio y completo de qué problemas se plantean realmente y en qué sectores

concretos crean estos problemas, los llamados productos agrícolas mediterráneos, con la incorporación de

Grecia, Portugal v España.

- Durante sus conversaciones con Jenkins, ¿se ha tratado ese mecanismo financiero de ayuda para los tres

países candidatos?

- No, todavía no se ha tratado ese tema. Es evidente que, al parecer, está en las intenciones de la

Comunidad, pero no ha pasado de una hipótesis de trabajo todavía a nivel general. Hemos tratado, repito,

de valorar exactamente y de hacer un examen realista de la situación. La impresión es muy positiva.

España, evidentemente, ingresará en el Mercado Común. Les interesa a todos los países europeos y le

interesa también a España. Nosotros hemos puesto de manifiesto que no aceptaremos ningún tipo de

precondiciones ni de etapas en la adhesión. y que entendemos que tenemos el plenísimo derecho para

ello. Lo que hace falta es que nos pongamos a estudiar los problemas que nos importan y a intentar

solucionarlos.

- Bélgica preside actualmente el Consejo Europeo y el Consejo de Ministros de las Comunidades. De sus

conversaciones con el primer ministro. Leo Tindemans. y con el ministro de Asuntos Exteriores, señor

Simonet. ¿infiere usted que Bélgica apoya incondicionalmente la entrada de España?

- Así es, y lo ha manifestado rotundamente el señor Tindemans durante la cena que me ofreció anoche.

Por otra parte, hemos mantenido contactos con el señor Simonet antes de este viaje. Es una de las

personalidades que más claramente apoya el ingreso de España en el Mercado Común.

- ¿Desea añadir alguna cosa más, señor presidente?

- Sólo tengo que decir que en toda Europa se siente una profunda admiración por el pueblo español.

RUEDA DE PRENSA EN BRUSELAS

«La entrada de España en el Mercado Común no debe perjudicar a la economía de los países

comunitarios ni a la española, ya que todos tratamos de construir una Europa mucho más coherente y

habitable», declaró el presidente del Gobierno español ante 200 periodistas españoles y extranjeros que

asistieron a la conferencia de Prensa ofrecida por don Adolfo Suárez en la capital belga.

Las últimas horas de estancia en la capital de Europa del presidente del Gobierno español fueron

dedicadas, casi en su totalidad, e los medios de Información, que, en el caso concreto de Bruselas,

ocupan, el segundo puesto en cuanto a número, después de Washington.

No obstante, la última jornada del señor Suárez se inició a las nueve y media de la mañana con un

desayuno de trabajo con los funcionarios de las dos Embajadas acreditadas en la capital belga.

A las diez y media de la mañana don Adolfo Suárez se reunió con los sectores de la emigración que

habían solicitado anticipadamente ser recibidos. El presidente departió con todos y cada uno de ellos y se

interesó por sus problemas, que vienen a ser semejantes a los ya expuestos en otros países de la

Comunidad.

Poco antes del mediodía, el señor Suárez se trasladó al Centro Internacional de Prensa, donde era

esperado por la mayor parte de los informadores acreditados en la capital, pese a ser un día no laborable.

La primera pregunta hacía referencia a las adaptaciones necesarias que tenía que llevar a cabo España

para acomodarse al Mercado Común Europeo. El señor Suárez manifestó que España está dispuesta a

realizar todas las reformas necesarias para acercar sus estructuras a las comunitarias, en la minina medida

en que los demás países que puedan tener producciones competitivas con las españolas estén dispuestos

también a hacerlo y que, evidentemente, afectarían de una manera especial al sector agrícola, así corrió a

otros sectores económicos, tanto españoles como comunitarios.

 

< Volver