Sin dar fechas para el ingreso. 
 Colombo da esperanzas a España en la CEE     
 
 Diario 16.    03/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Sin dar fechas para el ingreso

Colombo da esperanzas a España en la CEE

MADRID, 3 (D16). - Emilio Colombo, presidente del Parlamento Europeo, dio ayer esperanzas a la

adhesión española al Mercado Común: "Los "nueve" no se plantean el tema de si España debo ingresar o

no, sino la forma en que debo hacerlo y el plazo en que debe ingresar."

En una conferencia de prensa, Colombo reiteró fraseó ya pronunciadas con anterioridad: los miembros de

la Comunidad Económica Europea consideran a España parte de Europa, al igual que la propia España se

considera europea, etc.

Colombo evitó dar fechas concretas sobre la incorporación española a la CEE, aun-que manifestó que el

plazo de diez años, dado por el canciller alemán Schmidt, podía dar lugar a equívocos. Opinó que "no hay

nada" respecto a la posible integración de UCD en un gran grupo conservador europeo - la Unión

Democrática, Europea, EDU -, que se constituirá dentro de diez días en Viena, pronunciando diversas

evasivas. También dijo que no tenía previstos contactos con los democristianos españoles, sin duda

ignorante de que la noticia de la celebración de una cena con los DC españoles, horas antes de la

conferencia de prensa, había sido ya difundida por una agencia de prensa.

De AP al PCE, con Colombo

MADRID, 3 (D16). - Toda la clase política, desde Carrillo al alcalde de Madrid, Juan de Arespacochaga,

asistió ayer a la recepción ofrecida en la Embajada belga en honor del presidente del Parlamento Europeo,

Emilio Colombo.

Felipe González, Tierno Galván, los presidentes de las Cortes, Senado y Congreso, Hernández Gil,

Antonio Pontán y Fernando Álvarez de Miranda, estaban igualmente presentes. También asistieron el

gobernador del Banco de España, López de Letona, y los dirigentes ucedistas José Pedro Pérez Llorca y

Leopoldo Calvo-Sotelo, el subsecretario de Asuntos Exteriores, embajadores de la CEE en Madrid y José

María de Areilza, hasta superar el centenar de invitados.

 

< Volver