Autor: Portillo, Joaquín. 
 En los centros europeos. 
 Vuelve a hablarse de la preadhesión de España a la CEE  :   
 Podría ir acompañada de importantes préstamos por parte de la CEE a España, y en particular por parte del Banco Europeo de Inversiones. 
 Ya.    13/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EN LOS CENTROS EUROPEOS DE BRUSELAS

Vuelve a hablarse de la preadhesión de España a la CEE

Podría ir acompañada de importantes préstamos por parte de la CEE a España, y en particular por parte

del Banco Europeo de Inversiones

Bruselas

(De nuestro corresponsal.)

El tema de la preadhósión de España a las Comunidades Europeas, como paso ineludible antes del ingreso

completo de nuestro país en el proceso comunitario de integración, vuelve una y otra vez al primer plano

en los debates que, sobre este asunto, se vienen librando en los centros europeos de Bruselas.

Esa preadhesión—es cierto—podría ir acompañada de importantes préstamos, en muy buenas

condiciones, por parte de la CEE a España y, en particular, por parte del Banco Europeo de Inversiones

(BEI). Según nuestras fuentes, España podría obtener hasta sumas equivalentes a los ochenta mil millones

de pesetas con el visto bueno de las instituciones comunitarias y, concretamente, del parlamento Europeo.

Se trataría así de, progresivamente, ir nivelando nuestra industria con la industria implantada al otro lado

de los Pirineos, y a la que, con el ingreso en la CEE, España tendría que hacer frente sin protección

alguna desde que se consumase su ingreso en el Mercado Común.

GRITO DE ALARMA

En la primera plana del rotativo "Le Soir", el más importante periódico de Bélgica—siete ediciones

diarias—en lengua francesa, el señor Robert Rothschild, antiguo embajador de Bélgica en París y en

Londres, lanza públicamente un nuevo grito de alarma ante las peligrosas consecuencias que, según él,

puede traer para toda la Comunidad Europea el ingreso precipitado y a destiempo de países que, como

España, Grecia y Portugal, no están industrialmente preparados—asegura—para afrontar el choque. No

oculta e1 señor Rothschild que tampoco Italia y Francia, desde la perspectiva agraria, están en

condiciones de afrontar la competencia agrícola de los tres candidatos mediterráneos.

Lo más interesante, empero, del artículo que publica "Le Soir" lo constituyen algunas de las revelaciones

que hace el ex diplomático—hoy profesor en la Universidad norteamericana de Princeton—belga. Afirma

el articulista, en efecto, que los redactores del Tratado de Roma no habían pensado siquiera en la

posibilidad de que un día pidieran el ingreso en la CEE los griegos, los españoles y los portugueses. El

artículo 237 del Tratado—en el que se prevé la posibilidad de que ingresen nuevos Estado en la

Comunidad original de los "seis"—se había previsto para el caso concreto del Reino Unido, pero, afirma

el articulista, "nadie en Val Duchesse había pensado que suscitaría la adhesión de otros Estados, y que

conduciría a la ampliación de la Comunidad a escala de Europa occidental casi entera".

Joaquín Portillo.

 

< Volver