Roy Jenkins, en Madrid. 
 "La C. E. E. está obligada a dar a España una respuesta favorable"  :   
 Suárez le ofreció una cena, a la que asistieron Suárez y Carrillo. 
 Informaciones.    28/04/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

ROY JENKINS, EN MADRID

"La C. E. E. está obligada a dar a España una respuesta favorable"

SUAREZ LE OFRECIÓ UNA CENA, A LA QUE ASISTIERON FELIPE GONZÁLEZ Y

CARRILLO MADRID, 28 (INFORMACIONES).

ESTOY muy satisfecho de encontrarme en Madrid, en mi primera visita oficial a España. Espero tener

reuniones con el Gobierno español, con diferentes líderes políticos y con representantes de los medios

industriales y de negocios, agraciándome especialmente esta oportunidad de conocer mejor la realidad y

los problemas de la España moderna y establecer más estrechas relaciones personales con sus dirigentes.

España y su futuro son de una gran importancia para Europa», dijo ayer el presidente de la C. E. E., Roy

Jenkins, a su llegada al aeropuerto de Barajas.

He venido a aprender, no a negociar —continuó diciendo—. Como saben, la comisión está ya trabajando

en la preparación del dictamen sobre la petición de España de ingresar en las Comunidades Europeas, el

cual deseamos presentar al Consejo de ministros de las Comunidades a su debido tiempo. El progreso en

este trabajo requiere contactos regulares, sinceros y estrechos con la Administración española a distintos

niveles.»

Más adelante, el señor Jenkins añadió: «Al comienzo de mi visita, me complace reiterar claramente la

buena acogida por parte de la comisión comunitaria a la demanda española. Siempre pensé que era

obligado para la Comunidad dar una res-puesta favorable a España, así como a los otros países peti-

cionarios, sin perjuicio de enfocar los verdaderos problemas de manera abierta y constructiva. La

ampliación de la Comunidad es necesaria y deseable, pero debe conducir a un fortalecimiento y no a una

debilitación de la misma. Tanto el trabajo de la comisión como el interés de España conducen a este fin.»

ENTREVISTA CON CALVO-SOTELO

Inmediatamente después de su llegada a Madrid, Roy Jenkins celebró una sesión de trabajo en el palacio

de la Trinidad con el ministro español para las Relaciones con las Comunidades Europeas, señor Calvo-

Sotelo, quien informó al presidente de la C. E. E. sobre el estado actual de los trabajos de la Admi-

nistración española para la contestación del cuestionario que debe servir de base al dictamen de la

comisión, subrayando que dichos trabajos progresan satisfactoriamente y que se espera finalicen con

tiempo para celebrar una reunión en la segunda quincena de mayo con una delegación comunitaria sobre

dicho tema.

Asimismo, el ministro español recalcó el interés que ofrece el documento sobre la ampliación —aprobado

recientemente por la comisión y que Roy Jenkins expuso a la delegación española—, que está siendo

estudiado con mucho cuidado por nuestra Administración. Asimismo, se expusieron las grandes líneas de

la postura del Gobierno en relación con la adhesión a las Comunidades, haciéndose notar que España era

partidaria de una fase de negociación relativamente rápida hasta llegar a la firma del tratado de adhesión,

el cual —se especificó— debía conducir de forma inmediata a una participación plena española en los

organismos e instituciones de Bruselas, en igualdad de condiciones con los otros países miembros.

«He asistido a una sesión muy satisfactoria —manifestó al término de la misma el señor Jenkins—. He

venido a informarme, no a negociar, y he aprendido mucho de la situación y realidad española,

llevándome una visión bastante clara de su solicitud y de su trayectoria. Se intentará la solución a los

problemas de una forma constructiva y, particularmente, me siento muy animado por la aproximación

española a las negociaciones.»

INTERÉS POR LOS PACTOS DE LA MONCLOA

Al señor Jenkins se le informó de la realidad política y económica española, al tiempo que se le ponía en

antecedentes de las fases previstas por nuestra Administración sobre las negociaciones. Se le entregó

asimismo una copia en inglés de los pactos de la Moncloa, y, según pudo saber INFORMACIONES, se

mostró muy interesado por el tema, preguntando cuándo van a tener una continuidad con otras medidas y

recordando las aproximaciones existentes entre las disposiciones españolas y los sistemas de contención

inflacionista llevados a cabo en Gran Bretaña hace unos años.

Puentes próximas al Ministerio que dirige el señor Calvo-Sotelo manifestaron que el

ministro realizará el próximo día 5 de mayo una nueva visita a Bruselas y señalaron que el cuestionario a

rellenar por España estará listo a finales de Junio. Por tanto, se espera que comiencen las negociaciones

para primeros de octubre y que durante el próximo mes de enero se sienten en Bruselas las comisiones de

ambos países para proceder a la negociación conjunta de una manera definitiva.

Tras la reunión con el señor Calvo-Sotelo, el presidente de las Comunidades Europeas se dirigió al

palacio de la Moncloa, donde mantuvo una charla —que duró media hora, aproximadamente— con el

presidente Suárez, quien, a continuación, ofreció una, cena al ilustre visitante.

A la cena han asistido los ministros de Asuntos Exteriores, Belaciones con las Comunidades Europeas,

Agricultura, Industria, Comercio, Economía y Hacienda, además del secretario general del P. S. O. E.,

señor González; el jefe del grupo parlamentario de U. C. D., señor Pérez Llorca; el secretario general del

P. C. E., señor Carrillo, y el secretario general de la minoría catalana, señor Roca Junyent.

Tras la cena, intervino el presidente del Gobierno, quien mostró la satisfacción del Gobierno por la

primera visita oficial del señor Roy Jenkins, al que le deseó éxito en las entrevistas que mantenga estos

días con los líderes políticos españoles.

Más adelante recordó la vocación europea de España y el deseo de nuestro país de integrarse en la C. E.

E. España —dijo— es parte integrante de Europa, y no es posible concebir una Europa sin la

participación española.

PALABRAS DE ROY JENKINS

En primer lugar, el presidente de la Comisión de la C. E. E. se congratuló de estar en una mesa dónde se

encontraban no sólo los representantes del Gobierno, sino también los líderes de la oposición, lo que —

según comentó— es casi imposible de conseguir en la mayoría de los países del mundo.

Posteriormente, señaló que su visita a nuestro país era oportuna, ya que la Comisión Europea acaba de

realizar un estudio sobre los problemas de la ampliación de países componentes de la C. E. E., y ha

recomendado al Consejo de ministros comunitario que dé un caluroso recibimiento a España, Grecia y

Portugal.

Por otra parte, dijo que le gustaría dar importancia al hecho de que los tres países que han solicitado la

entrada en la C. E. E. confieren a este organismo una responsabilidad política, y recordó- los propósitos

del acuerdo de Roma, que son los de preservar y fortalecer la paz de todos los pueblos de Europa, ya que

«los padres de la C. E. E. quisieron evitar una nueva guerra mundial», punto en el que —añadió— España

tiene una gran contribución que hacer por su historia, sus tradiciones y su civilización, que forman parte

de la historia de Europa.

Por último, animó, a los presentes a pensar en la Europa de los 12 y no en la de los nueve, ya que así —

agregó— puede empezar a tener sentido un futuro común desde cualquiera de los dos puntos del Pirineo.

Durante la jornada de hoy, el señor Jenkins será recibido por don Juan Carlos y mantendrá conversaciones

con el ministro de Asuntos Exteriores y los embajadores de países comunitarios acreditados en Madrid,

así como con una representación de los empresarios españoles. Asimismo, efectuará una visita al palacio

de las Cortes Españolas.

 

< Volver