Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
   Debate constitucional en Barcelona     
 
 Informaciones.    08/02/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

DEBATE CONSTITUCIONAL EN BARCELONA

Por Margarita SAENZ-DIEZ

BARCELONA. 8.

L A conferencía-coloquio que se celebró ayer en el Colegio de Abogados de Barcelona para debatir el proyecto de Constitución permitió el contraste público de opiniones entre dos miembros de la ponencia que se han caracterizado por sus posturas divergentes respecto a las futuras autonomías. Junto a don Manuel Fraga y don Miguel Roca, el profesar Tierno Galván se refirió a la forma de Estado que, probablemente, quedará consagrada por la Constitución, resaltando con extensa delicadeza su exclusivo valor presente.

Numerosos militantes y simpatizantes de las tres corrientes ideológicas estaban dispuestos, desde una hora antes de que comenzara el acto, a apoyar con sus aplausos las respectivas intervenciones. Indudablemente e1 saldo era favorable a los nacionalistas". Incluyendo en este lote a los seguidores del profesor socialista como a los que apoyan la filosofía de Convergencia Democrática. Por ello, cuando don Manuel Fraga tomó la palabra para criticar el término nacionalidades y rechazar la estructuración de un Estado plurinacional o federal, era consciente de que sus frases iban a ser oídas por

un público mayoritariamente opuesto a sus teorías.

FRAGA

No obstante, con la firmeza que le es característica, el señor Fraga defendió el concepto de "región autonómica", descalificando el de "nacionalidades" nada menos que a partir de unas frases de don Jordi Pujol: "Si mi colega diputado dice -y asi fue- que nacionalidad es sinónimo de nación, estoy convencido de que España, no puede ser un Estado federalizable." La seguridad con que lanzó esta afirmación indujo a un asistente a interrogarle en torno

a las causas que le habían llevado a tal conclusión. "Creo -respondió el ex ministro- yue el federalismo no le conviene a España, puesto que desharía lo que está unido." (...). "No pienso participar en una experiencia cantonalista", concluyó,

TIERNO

Don Enrique Tierno realizo una critica constructiva del anteproyecto partiendo del "compromiso imperfecto" desde el cuai se ha elaborado el texto. Este ha obligado a una serie de cesiones que han conseguido que se aplacen los problemas hasta el debate en el Congreso, sin intentar remediarlos desde el principio. El presidente del P.S.P., de todos modos, se mostró optimista sobre el articulado que resultará de la discusión pública con las correcciones y enmiendas que forzosamente habrán de introducirse.

El acercamiento de los partidos socialistas que encabezan don Enrique Tierno y don Felipe González, y las consecuencias que de ello pudieran derivarse, hizo obligada una pregunta: "Estos y los otros socialistas, ¿qué piensan sobre la fórmula del Estado que puede consagrar la nueva Constitución?" Para el líder del P.S.P. la afirmación recogida en el anteproyecto ("la fórmula política del Estado es la Monarquía") es una manera "discreta y suficiente de dejar la cuestión sin problemas". No obstante, aclaró el veterano profesor que "en ningún momento se dice que "la Monarquía es y será la forma de Estado de los españoles"; por tanto, aunque reconozcamos que cambiar ese hecho puede poner en peligro la democracia y reconzcamos asimismo que ese hecho nos ayuda a todos, en el texto no hay compromisos de pasado, no hay compromisos de futuro, no hay compromisos ideológicos"

ROCA

Por su parte, el diputado señor Roca se situó desde el primer momento en la perspectiva pragmática de llevar adelante, con éxito, la experiencia constitucional, "en la que nos jugamos mucho y con la que demostraremos nuestra capacidad de convivencia democrática".

En réplica implícita a las recientes declaraciones del presidente de la Generalidad, el secretario general de Convergencia Democrática afirmó taxativo que los catalanes no deben, en ningún aspecto, limitar los derechos autonómicos de otros pueblos, "sean aquéllos de origen histórico o no", como tampoco -continuó- deben limitar los nuestros. El necesario consenso que reclama la aprobación de la Constitución quedó situado en Cataluña a partir "del reconocimiento de los derechos de nuestro pueblo".

Ese reconocimiento es para la minoría catalana del Congreso, y por tanto para su portavoz, el señor Roca, cuestión "sine qua non" para que este grupo parlamentario vote favorablemente la Constitución. Caso de no conseguir esos "derechos de nuestro pueblo", Convergencia Democrática recomendaría el rechazo en bloque, naturalmente, de todo el proyecto constitucional. Por ello ayer el brillante parlamentario, sin decirlo publicamente, manifestó; de nuevo que la postura de su partido no ha cambiado en este punto. Otra cosa son acuerdos tácticos y sectoriales alcanzados con la Unión del Centro, mientras el nacionalismo de Convergencia Democrática quede a salvo de toda duda.

INFAMACIONES

 

< Volver