Los socialistas abandonan la ponencia constitucional. 
 Guerra abierta PSOE-UCD     
 
 Informaciones.    08/03/1978.  Página: 3-4. Páginas: 2. Párrafos: 32. 

LOS SOCIALISTAS ABANDONAN LA PONENCIA CONSTITUCIONAL

* PECES BARBA «No se ha respetado el consenso»

* NOTA DE LOS PONENTES: «Las diferencias eran mínimas»

* CISNEROS: «Es una ofensiva contra Suárez»

* FRAGA: «El trabajo estaba prácticamente terminado»

MADRID, 8 (INFORMACIONES).

SE han dejado de cumplir las condiciones técnicas del trabajo en la ponencia y

se ha alterado el consenso po-lítico alcanzado. Estas son las dos únicas razones

de mi abandono», explicó el diputado del P.S.O.E. don Gregorio Peces Barba

momentos después de que la comisión ejecutiva del partido ratificara la actitud

adoptada veinticuatro horas antes por el señor Peces Barba de abandonar los

trabajos de la ponencia que informa el proyecto de Constitución.

La noticia, que fue conocida muchas horas después de producirse, ocasionó

conmoción en circulos parlamentarios, en donde se interpreta como un nuevo paso

al endurecimiento iniciado en el pasado Pleno del Congreso, cuando el P.S.O.E.

apadrinó una resolución, apoyada por todos los grupos parlamentarios, a

excepción de U.C.D.. en la que se solicitó al Gobiemo explicación pública sobre

los últimos cambios habidos en el Gabinete.

OPINA LA PONENCIA

En un comunicado suscrito por la ponencia constitucional en pleno y unánimemente

(a excepción, claro esta, del propio señor Peces Barba) se dice textualmente:

«En la reunión del lunes, 6 de marzo de l978 —afirma—, se reunió la ponencia

constitucional. El diputado Gregorio Peces Barba Martínez, del grupo

parlamentario socialista del Congreso, anunció su decisión de retirarse de la

misma y de no participar más en sus trabajos.»

Agrega que «la justificación de esta decisión se amparó en lo que se calificó

por el señor Peces Barba como grave ruptura del consenso por parte de los

representantes de U.C.D. en lo que concierne a la redacción del artículo 28 del

anteproyecto, relativo a la

educación».

«Al respecto —dice—, el resto de los ponentes, por unanimidad, hace constar:

l. Que en la sesión del lunes no correspondía examinar el referido artículo

28, sino el título VIII, de los territorios autónomos, a lo que se opuso el

señor Peces Barba condicionándolo a la previa reconsideración del mencionado

artículo 28.

2. Que las enmiendas presentadas habían sido examinadas en su totalidad,

excepto las relativas al título VIII, de los territorios autónomos.

3. Que el reiteradamente

invocado artículo 28 babía sido ya estudiado en las sesiones del parador de

Gredos, habiéndose convenido que el mismo sería reconsiderado una vez

terminado el estudio de todas las enmien d a s, no antes ni en una interrupción

del ritmo normal del trabajo.

4. Que en la sesión del lunes los representantes de Unión de Centro

Democrático apoyaron un documento de trabajo al título VIII, de los territorios

autónomos, c u y a procedencia estaba en disensión cuando el señor Peces

Barba decidió retirarse de la ponencia como consecuencia de sus opiniones

discrepantes sobre el texto que aquélla acordaba para el artículo 28, a pesar de

que las diferencias con el anteproyecto eran mínimas.

5. Los ponentes lamentan la decisión del señor Peces Barba, que les

privará de su

importante concurso: pero entienden que, a p e s a r de su ausencia, un

criterio de responsabilidad impone terminar su casi agotado trabajo, cumpliendo

con el mandato que tienen recibido en lema de tanta trascendencia para

España, sin que sus lógicas discrepancias puedan influir en su voluntad de

intentar alcanzar un acuerdo positivo en beneficio de la consolidación

democrática de nuestro país. La Comisión y el Pleno del Congreso en todo caso

resolverán en su día lo más conveniente.»

MULTITUD DE OPINIONES

Desde quienes piensan que la actitud adoptada por el P.S.O.E. venía gestándose

desde hace tiempo hasta quienes ven en la misma un síntoma de crisis interna, en

el partido de la oposición. eran comentarios que ayer se oían en la sede del

congreso.

La mayor parte de los ponentes constitucionales también expresaban. a título

personal, su opinión respecto a la actitud del señor Peces-Barba, que fue

calificada como «ligera» por parte del diputado comunista don Jordi Solé Tura,

quien añade que en el seno de la ponencia se trabajó ayer «sin tensión, pero

preocupados por el abandono socialista».

El miembro de la minoría catalana don Miguel Roca Junyent señalaba, por su

parte, que «existe cierto interés por desviar la temática de las autonomías cada

vez que ésta sale a relucir». El señor Roca Junyent se lamenta del abandono del

P.S.O.E. «cuando íbamos a entrar en un tema tan importante, lo que deja a los

restantes grupos representados a merced de U.C.D. y A.P.. Aunque le respetamos —

añade—, el abandono d e l señor Peces-Barba nos deja perplejos. Hacer una

Constitución sin el segundo partido del país es muy grave».

Tajante en sus palabras, don Gabriel Cisneros (U.C.D.) fue el único ponente de

los tres que tiene este grupo en hacer declaraciones. «Al parecer —dijo— el

señor Peces-Barba tenía orden de su partido de tomar esta postura, postura

predeterminada tras los debates en la comisión de

interior sobre las elecciones municipales.» Señaló que la, actitud tomada «es un

intento más, por parte del P.S.O.E., de romper la U.C.D.» y anunció que el hecho

«es una ofensiva en toda regla contra el presidente del Gobierno».

FRAGA: SORPRESA

«La decisión de nuestro colega socialista se produjo de un modo sorpresivo

durante la discusión de un artículo, el 28, no excesivamente conflictivo»,

explica el ponente de A.P., don Manuel Fraga

Iribarne, tesis compartida por el ponente comunista v por el de la minoría

catalana. «Puedo asegurar —bromeó— que su salida no fue dando un portazo, aunque

la maldita puerta de la sala de reuniones pareciera dar otra impresión.» Expresó

su opinión de que la postura adoptada obedece «a razones políticas de otra

índole, concretamente a la reciente polémica municipal y dijo que se trata más

de un gesto, que de una acción relevante, máxime cuando el trabajo estaba

terminado en un 90 por 100 y pensábamos entregar el informe hacia mediados de la

próxima semana».

Entre las opiniones destacables recogidas ayer en el Congreso es preciso

reseñar también la del presidente de la comisión Constitucional, don Emilio

Attard (U.C.D.). quien piensa que la decisión del diputado socialista «es

pasajera»), aunque en caso contrario, cree que «no por ello la ponencia debe

interrumpir sus trabajos».

HISTORIA DEL ABANDONO

«Nuestro talante a lo largo de las muchas horas de trabajo —comenzó diciendo

el señor Peces-Barba, en una larga exposición para explicar el porqué de su

abandono— iba encaminado a que el trabajo de la ponencia fuera lo mas completo

posible, para elaborar una Constitución que regulara las reglas del juego

democrático por encima de la peleas de cada día, una Constitución — añade -que

nos dejase a todos un poco insatisfechos, aunque no tanto como para pedir su

revisión al día siguiente.» El diputado socialista dijo que, cuando el borrador

fue concluido, se había llegado al consenso en tres artículos determinados, el

10, relativo a la función de las fuerzas armadas: el 36, sobre libertad

religiosa, y el 28, sobre libertad de enseñanza, «no obstante lo cual —señala—,

U.C.D. presentó enmiendas a los dos últimos. Inquieto por ello —añade— pregunté

sobre las razones de esta ruptura consensual. Se me dijo que el valor de las

enmiendas era simplemente testimonial, cosa que, en la práctica, no ha

ocurrido».

El señor Peces-Barba señaló lo que a su juicio, ha sido un «extraño

procedimiento de trabajo en la incorporación de enmiendas. Se han admitido

textos no incluidos en las mismas. El señor Roca Junyent fue el primero en

protestar por ello, protesta a la que me uní». Como dato documental, el diputado

del P.S.O.E. afirmó que en el título relativo al poder judicial apareció «un

texto ajeno a todos los grupos parlamentarios, que fue debatido y en narte,

incorporado al proyecto».

SORPRESA POLÍTICA

«Mi sorpresa política y técnica no tuvo limites cuando, en la tarde del lunes,

un nuevo texto incompleto apareció sobre nuestra mesa de trabajo.», dice don

Gregorio Peces-Barba. que señala que el mismo estaba compuesto por 18 artículos

y englobaba temas de administración local y autonomías "Se dijo—añade— que el

mismo formaba parte de una enmienda general formulada por U.C.D. al título VIII.

Se definían los territorios autónomos como "regiones autónomas", y no era sino

una copia casi textual de la base 20 de la ley de Bases y Estatutos de Régimen

Local aprobada por el Gobierno de don Carlos Arias el l9 de noviembre de 1975,

con la única diferencia del cambio de terminologia de "interprovincial" por

"regional". Con ello, U.C.D. pretende llegar a una mancomunidad de diputaciones

con competencias transferidas de las respectivas administraciones provincia l e

s y, por supuesto, sin ninguna competencia política. Una disposición

transitoria, cuyo texto aún no está elaborado, contempla situaciones especiales

para Cataluña y el País Vasco> cuyas autonomías apoyamos, pera también las del

resto del Estado, las cuales, si la enmienda progresa, no tendrían oportunidad

de Ucear a nua verdadera situación autonómica, si es que llegan, hasta dentro de

cinco anos.» Para el señor Peces-Barba, el proyecto autonómico de U.C.D. cuenta

con el apoyo de A.p, y «con no sospechoso silencio por parte del diputado

catalán señor Roca Junyent Todo esto

(Pasa a la pág. siguiente.}

INFORMACIONES

8 de marzo de l978

GUERRA ABIERTA P.S.O.E.-U.C.D.

(Viene de la pág.anterior.)

me impulsó a pensar que mi labor allí sería la de un predicador en el desierto y

opté por la postura adoptada».

EL ARTICULO 28

Fue el señor Gómez Llorente, presente en la rueda de Prensa junto a gran parte

de los miembros de la comisión ejecutiva del P.S.O.E., quien explicó la

trascendencia de las matizaciones impuestas, a propuesta de U.C.D., en el texto

del artículo 28. «Son enmiendas que, aun pareciendo poco importantes, tienen una

clara trascendencia práctica. Con ellas se establece la financiación

incondicionada de todos los centros escolares a la que se une el derecho

constitucional de la dirección. La tesis socialista al respecto es que todos los

centros deben estar bajo el control de la comunidad escolar. Si se establece

libertad de creación privada de centros y su financiación, creemos que habría

una grave incorrección. La comunidad debe administrar lo que paga.

Otro diputado socialista que intervino en la rueda de Prensa fue el secretario

de información del P.S.O.E., don francisco Javier Solana. Reiteró su impresión

de que los hechos demuestran «que los cambios recientemente realizadas en el

seno del Gobierno lo han hecho girar incuestionablemente hacia 1a derecha», y

señala que, aunque se han sopesado todos los acontecimientos recientes, «la

decisión de abandonar la ponencia constitucional no ha sido influida en modo

alguno por el reciente debate de la ley electoral municipal».

Esta teoría fue ratificada por don Gregorio Peces Barba. quien, finalmente,

afirmó la postura de su partido de «discutir con normalidad los temas

contitucionales en la comisión, aunque no podíamos seguir manteniendo la ficción

del consenso. Trabajaremos responsablemente para que la Constitución establezca

las reglas del juego que posibiliten la convivencia democrática entre los

españoles».

 

< Volver