Una respuesta desproporcionada     
 
 Informaciones.    08/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

INFORMACIONES

UNA RESPUESTA DESPROPORCIONADA

LA decisión adoptada por el P.S.O.E. de retirarse de la ponencia constitucional,

como protesta por lo que estima como una violación gubernamental del consenso

parlamentarío en torno al proyecto de Constitución, es lo suficientemente

importante para que nos detengamos en ella. Demasiado cargado está el ambiente

político como para que no expongamos que tal actitud nos parece prematura y

desproporcionada.

Hay un acuerdo del Congreso de Diputados, votado incluso por Alianza Popular,

que emplaza al presidente del Gobierno para que explique ante un Pleno las

razones de la presente crisis gubernamental, así como las nuevas coordenadas del

remodelado equipo ministerial, fijando, además, el calendario electoral que

termine con el largo proceso democrático, que impide afrontar de lleno la grave

situación socioeconómica. Creemos que es mucho más político esperar a esta

declaración que intentar responder cuando aún no se conoce oficialmente la

postura del nuevo Gobierno.

Pero asimismo cualquier tipo de respuesta debe estar en proporción con el medio

ambiente político reinante. Lograr una Constitución es hoy esencialmente

prioritario, por encima de otras, necesidades también sumamente urgentes, como

son el proceso electoral municipal y el nuevo proceso legislativo. Mas la

prioridad de todas las prioridades es acabar con el proceso constituyente. De

ahí que nos parezca totalmente desproporcionado que sea la Constitución quien

pague los platos rotos de la protesta socialista al comprobar que pronto se

cumplirán los tres años de la transición con los alcaldes del anterior régimen

en los municipios.

Creemos que en una democracia la mejor defensa contra aquello que se considera

un atentado político son siempre las elecciones. Tarde u temprano las urnas

acaban sentenciando 1a razón o sinrazón de los que tienen las riendas

gubernamcntales en sus manos. Es la gran ventaja de un sistema democrático. Lo

que no entendemos bien es cómo pueden ocurrir, en un sistema parlamentario y

democrático, hechos como los protagonizados por el socialista don Gregorio

Peces-Barba, rompiendo con la ponencia constitucional, o la amenaza del P.S.O.E.

de sacar multitudes a la calle si no logra sus objetivos en el Parlamento. El

peligro de estas actitudes es grave: se puede llegar a sustituir la democracia

parlamentaria por la acción directa, lo cual acarrearía consecuencias

imprevisibles.

 

< Volver