Diálogos constitucionales en TVE. 
 La Constitución del 78 dibuja un Estado para todos los españoles     
 
 Ya.    09/08/1978.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 26. 

Diálogos constitucionales en TVE

La Constitución del 78 dibuja un Estado para todos los españoles

Puede gobernar la derecha, puede gobernar la izquierda, pero no puede gobernar

la izquierda ni la derecha de una manera incontrolada (CARLOS OLLERO) • El

Parlamento está incidiendo en la sociedad española más de lo que le

correspondería si viviéramos en la normalidad (ALFONSO GUERRA) • Nuestro sistema

admite la regla de oro: el Congreso va a poder censurar al Gobierno, pero

responsablemente, mediante una moción de censura constructiva (JOSE PEREZ

LLORCA) • Hace falta que las Fuerzas Armadas, para cumplir su misión de una

forma operativa, cuenten con más recursos (ENRIQUE MUGICA) • La unidad de España

es algo que está más allá de la Constitución y la fundamenta (RAFAEL ARIAS

SALGADO)

Con la intención de desentrañar cuál es el contenido de la Constitución

española, a la que algunos han llamado durante su período de elaboración "la

fea",

Televisión Española puso en antena en la noche del lunes un programa en el que

intervinieron Carlos Ollero, Alfonso Guerra, José Pérez Llorca, Enrique Múgica

Arregui y Rafael Arias Salgado. En la presentación de estos diálogos

constitucionales se dijo que a esta Constitución española del 78 se ha llegado

de una forma nada habitual, no sólo en nuestra Patria, sino en los demás países

democráticos del Occidente europeo o de América, y ha sido no por la dialéctica

de vencedores y vencidos, vencedores que imponen una Constitución, una trágala a

unoa hipotéticos vencidos que en este caso no había. De las intervenciones de

los señores citados entresacamos los párrafos más valiosos.

CARLOS OLLERO (Senador de designación real y catedrático de Derecho

Político)

• No es la primera vez que se intenta estructurar en España un Estado

democrático, pero su formulación, su definición, su proclamación, al menos en

los términos en que figura en el artículo primero, creo que es nuevo.

• La eficacia de la democracia no sólo depende de la normativa fundamental,

sino de la acción del Gobierno de los que han de ser titulares del

poder político según las reglas de juego que establecen las constituciones.

Por consiguiente, a la Constitución lo que se le puede pedir es que esas

reglas de juego hagan posible un Gobierno eficaz.

• Desde hace once anos algunos hombres venimos defendiendo la

complementariedad de la Monarquía y la democracia; dada la circunstancia

política e histórica de nuestro pais, el que exista la Monarquía no

quiere decir sólo que exista un jefe de Estado que se llama rey, lo que quiere

decir es que la forma esencial del Estado es monárquica.

• Una característica puntal de la Monarquía es que no está sometida a

discusión la jefatura de esa Monarquía. Naturalmente, en una democracia ha

de declararse la inviolabilidad y la irresponsabilidad del Rey;

de aquí que el Gobierno parlamentario sea el Gobierno indisolublemente

unido a la Monarquía.

• El texto constitucional permite tantas posibilidades y tantas opciones

que realmente el mero hecho que uno se sume a la aprobación, como de

antemano yo anuncio, cualquiera que sea mi actitud correctiva o

intento de actitud correctiva dentro del Senado, por el mero hecho de aprobar

una Constitución, lo que se hace es posibilitar que se produzca esa opción; es

decir, la Constitución no define las opciones, sino posibilita el ejercicio de

las diferentes opciones.

• Se definen (en el proyecto de Constitución) los índices de esas posibles

opciones; puede gobernar la derecha, puede gobernar la izquierda, pero

no puede gobernar la izquierda de una manera incontrolada, ni la derecha de

una manera incontrolada. En la Constitución se marca el limite máximo

de la derecha hacia la derecha y el límite máximo de la izquierda

hacia la izquierda.

ALFONSO GUERRA

(Diputado por

Sevilla y número

dos del PSOE)

• Ahora la Constitución devuelve lo que pertenece y pertenecía al pueblo, que es

la estructura del Estado, las decisiones políticas, sociales, económicas; es

decir, que la Constitución hoy contempla al Estado como la estructura social de

una comunidad, la comunidad del conjunto de los pueblos que componen España y

que entrega absolutamente toda la soberanía en el conjunto de la población, es

decir, en el pueblo.

• Hay una utilización desmedida de una terminología teórica o

científica. Incluso se ha abusado, yo creo, de la terminología del

"consenso", cuando la lengua española es muy rica y habla del acuerdo ; sin

embargo, se utíliza una terminología estratégica misteriosa.

• El papel de los partidos políticos es hoy tal vez más importante de lo que

corresponde en una situación de normalidad, porque en este país hablar de

partidos políticos ha sido como mentar la "bicha"; pues ahora la existencia de

partidos recupera un protagonismo que tal vez en una situación normalizada de

democracia, de treinta años de democracia en Francia, en Alemania, no tenga el

protagonismo que tiene. Yo, por ejemplo, he dicho que el Parlamento está

incidiendo en la sociedad española más de lo que le correspondería si viviésemos

en la normalidad.

• Está claro que yo no soy monárquico. Desde mi punto de vista, un sistema de

gobierno, que yo no diría de Estado, como le República, está muchísimo mal

cerca de una forma de organización del Estado y del Gobierno, más cerca de lo

que un socialista puede creer necesario y conveniente.

• La forma de Gobierno monárquica va a perdurar siempre que la Monarquía

respete la Constitución, es decir, que la Monarquía sea parlamentaria, que

tenga las atrlbuciones que la Constitución claramente delimita, que son las de

arbitraje y representación, y que el poder tiene que estar residiendo en el

pueblo, el cual elige a sus representantes. Si la Monarquía toma esa senda(

que es la iniciada, puede consolidarse, y creo que probablemente el ideal de la

institución monárquica está en poder gobernar con un Gobierno con socialistas,

aunque naturalmente nosotros hablamos de un Gobierno de

socialistas, que no es una misma cosa.

JOSÉ PÉREZ LLORCA

(Diputado de UCD

por Madrid)

• El peligro que ha existido en el pasado ha sido que e1 sistema

parlamentario daba lugar, por 1a necesidad de que el Gobierno contara en

todo momento con la confianza del Parlamento a una serie de

crisis frecuentes, crisis prolongadas que todavía vemos en los sistemas

parlamentarios puros. Y yo creo que en estos momentos, este país y cualquier

otro país que se enfrente a los problemas que nosotros tenemos, necesita

Gobiernos estables, Gobiernos eficaces y fuertes.

• Nuestro sistema admite la regla de oro, es decir, el Congreso va a poder

censurar al Gobierno. Pero lo va a poder hacer responsablemente mediante lo que

llamamos una moción de censura constructiva.

• _ Cuando en el Parlamento español se introduzca una moción de censura

habrá primero unos requisitos procesales para que esto no sea frecuente;

es decir, lo tienen que firmar un 10 por 100 de los diputados, que quedan

invalidados para firmar otra moción de censura a lo largo de un

periodo de sesiones, lo cual ya es una medida que está también incorporada de

técnicas extranjeras conocidas, sumamente eficaz, y en segundo lugar, además

de decir este Gobierno no nos gusta y que se vaya, que es lo que

viene a decir una moción de censura en otros términos, naturalmente tendrá que

decir; y queremos que gobierne don Fulanito de Tal, de tal manera que se impida

que una mayoría circunstancial, que una mayoría puramente negativa, que

una mayoría capaz de derribar un Gobierno, pero absolutamente incapaz de

elaborar un programa de gobierno, pueda poner en peligro la estabilidad de

un país,

ENRIQUE MUGICA

ARREGÜI

(Diputado por

Guipúzcoa del PSOE)

• Las Fuerzas Armadas tienen como misión garantizar la soberania y la

independencia de España, defender su integridad, y

defender el ordenamiento constitucional. Todos sabemos lo que es la

independencia, la soberanía; la integridad quiere decir que en última instancia,

porque los cañones son la última razón del Estado, se opondrá en última

instancia a todos aquellos que perturben el deseo, la convicción, la firmeza y

la decisión de los españoles que habiten en España, • Lo que es difícil es que

siendo tan importantes las Fuerzas Armadas, la participación en tantos por

ciento de los gastos de defensa en nuestro producto nacional bruto es 1,7 por

100, mientras que en Italia es de un 2,6 por 100 y .en Francia pasa de

un 3,7; es decir, hace falta que las Fuerzas Armadas, para cumplir su misión de

una forma operativa, cuenten con más recursos, y todas las fuerzas democráticas

estamos volcadas para ello.

RAFAEL ARIAS

SALGADO (Número dos de UCD)

• El artículo segundo de la Constitución está absolutamente claro: la unidad de

España es algo que está más allá de la Constitución, es decir, no es algo que la

Constitución en sí misma reconoce, sino que es algo que la fundamenta.

• Históricamente todas las constituciones en nuestro país han representado

a una determinada ideología, y desde esa perspectiva han sido

impuestas por unos españoles sobre otros; si hay algo de ejemplar en este

proceso de reforma política, de este proceso de transición, es que los

españoles hemos aprendido de nuestra propia historia y por primera vez,

todos los españoles, las fuerzas políticas con representación

parlamentaria, que realmente representan a la casi totalidad de los españoles,

se ponen de acuerdo para hacer un texto constitucional que sea válido,

de una vez por todas, para España y que consolide e institucionalice,

definitivamente, un régimen de libertades publicas en el cual los españoles

podamos ser libres y responsables.

• No; las libertades no tienen color, son de todos y para todos y

ejercitables por todos sin mas límites que los que marcan las leyes y sin más

límites que los que marca el respeto a la libertad de los demás.

 

< Volver