La campaña constitucional. Según la asociación católica de propagandistas. 
 Debe haber una seria reflexión sobre el sentido del propio voto     
 
 ABC.    24/11/1978.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC. VIERNES. 24 DE NOVIEMBRE DE 1978, PAG. 11.

LA CAMPAÑA CONSTITUCIONAL

SEGÚN LA ASOCIACIÓN CATÓLICA DE PROPAGANDISTAS

DEBE HABER UNA SERIA REFLEXIÓN

SOBRE EL SENTIDO DEL PROPIO VOTO

Madrid. (De nuestra Redacción.) El Consejo Nacional de la Asociación Católica de

Propagandistas, ante la próxima celebración de un referéndum sobre el proyecto

de Constitución elaborado por las Cortes, ha hecho público un comunicado en el

que manifiesta su postura sobre un tema que considera de gran importancia para

la futura convivencia en nuestro país. En el comunicado se señala lo siguiente:

1. Hacemos nuestro, como católicos, el

contenido de la nota que la Comisión

Permanente del Episcopado Español facultó

al término de su última reunión y creemos,

con ella, que desde un punto de vista moral

no se dan motivos determinantes para

indicar o prohibir una forma de voto

determinada.

2. Puesto que en el próximo referendum

se nos pide un voto en bloque sobre

una pluralidad de artículos muy diferentes

entre si, tal voto deberá ir precedido de un

juicio, igualmente en bloque, sobre el texto

constitucional. Creemos, por tanto,

imprescindible una seria reflexión sobre el

sentido del propio voto, teniendo en cuenta

que las dificultades que puedan presentar

determinados artículos no implican

necesariamente una postura de rechazo

total del texto que se nos presenta.

3. Debemos tener en cuenta los condicionamientos

de nuestra actual coyuntura

política, en la que los diversos grupos

políticos en presencia, con opciones

ideológicas muy diferentes entre sí, y aun

encontradas, han debido realizar con

cesiones mutuas en sus aspiraciones constitucionales

para lograr un texto que pueda

ser considerado como instrumento válido de

nuestra convivencia futura.

4. Es necesario examinar con realismo político las consecuencias políticas que

se derivarían de una votación mayoritaria adversa al texto constitucional habida

cuenta la casi imposibilidad práctica de lograr un texto diferente del actual,

dada la correlación de fuerzas políticas existentes en nuestro país.

5. Afirmamos la existencia no sólo de un

derecho, sino también dé un deber de votar

de todos los ciudadanos, condenando con

toda energía la abstención cuando nace de

la pereza o de la despreocupación. Dados los

valores en juego de esta consulta popular,

creemos que no cabe la

abstención sin un análisis previo muy riguroso

de esta postura.

6. Consideramos que nuestro país ha

de salir lo antes posible del estado de

interinidad política en que se encuentra, y

para ello es indispensable contar con un

texto constitucional en vigor y aceptado

por una amplia mayoría de nuestros conciudadanos.

7. Confiamos en que el contenido de

las leyes que han de desarrollar la

Constitución supere la ambigüedad que

muchas achacan a ésta y esperamos que

tales leyes, democráticamente elaboradas y

aprobadas, contengan los instrumentos jurídicos

necesarios para desarrollar nuestra

sociedad en un futuro de convivencia en

justicia y libertad.

8 Finalmente, hacemos a todos los españoles,

singularmente a los católicos, una

llamada a la participación en las tareas

colectivas que se avecinan y ponemos

nuestra confianza en el futuro de nuestro

pueblo, que ha sabido hacer, pese a todo,

la transición a la democracia.

 

< Volver