Autor: García, Sebastián. 
 Campaña para el referéndum constitucional. Eduardo Prada. 
 A los republicanos se nos ha marginado conscientemente de la Constitución     
 
 El País.    25/11/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Eduardo Prada

"A los republicanos se nos ha marginado conscientemente de la Constitución"

SEBASTIAN GARCÍA

Eduardo Prada, vicepresidente de Acción Republicana Democrática Española (ARDE),

se abstendrá de votar en el referéndum constitucional, porque en su opinión los

republicanos han sido marginados conscientemente de la elaboración de la

Constitución, y porque cree que se debería haber realizado un referéndum sobre

la Monarquía antes de someter al pueblo una Constitución monárquica.

Además, el no tener espacios en la campaña de los medios de comunicación

estatales los partidos extraparlamentaríos viola los derechos de los

republicanos, ´protegidos por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y

Políticos firmado en 1976 por el Estado español.

Pregunta, ¿Qué hará usted en el referéndum?

Respuesta. Me abstendré. La Constitución la han elaborado unas Cortes emanadas

de una ley de Reforma Política hecha por franquistas, y las Cámaras salidas de

las elecciones del 15 de junio no eran constituyentes. Además, a los

republicanos se nos ha marginado a conciencia, ya que nuestra documentación

pidiendo la legalización estaba en el Ministerio de Gobernación tres meses antes

de la convocatoria de las elecciones. Y sin quitarles una coma se nos legalizó

el 2 de agosto. Está claro que no quisieron que participásemos.

Por otra parte, consideramos que no se ha dado opción en la elaboraciónde la

Constitución a los partidos extraparlamentaríos, entre tos cuales creo que somos

los únicos que no tenemos escaños porque no se nos ha dejado participar,

mientras otros es por* que no han sacado votos. Por tanto, la actitud coherente

nuestra es no participar en un juego en el que no se nos ha admitido al

principio.

P. Aparte de la elaboración, ¿cómo juzga el contenido de la Constitución?

R. La Constitución tiene cosas buenas, malas y malísimas. Ante todo, estamos en

completo desacuerdo con el artículo uno, apartado tres, donde se dice que la

forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria, tema en el que

estimamos que debería haberse consultado antes al pueblo, y no se ha hecho.

Luego, hay otros preceptos que rechazo: sobran la palabra nacionalidades, la

mención a la Iglesia católica, la educación debería ser gratuita a todos los

niveles, mientras en el artículo sobre la enseñanza en realidad se está

protegiendo a los colegios religiosos. Y no profundizo en la cosa técnica,

porque no soy experto.

P. ¿Hubiera sido posible, en las circunstancias de la transición, un referéndum

sobre la Monarquía?

R. Si, si se hubiera hecho antes de convocar las elecciones. Es más, creo que lo

hubiera ganado la Monarquía, puesto que quien lo convoca lo gana, pero ahora ya

es tarde.

P. ¿Por qué cree usted que partidos como el PSOE o el PCE, en principio

republicanos, aceptan una Constitución monárquica?

R. Porque han estimado que cuestionar la institución en estos momentos no era

político, y estoy convencido de que obran de buena fe, para consolidar la

democracia, aunque también creo que se han equivocado.

P. ¿Cuál será la actitud de los republicanos una vez aprobada la Constitución?

R. Con el referéndum aprobado, que se ha de aprobar, nosotros nos acogeremos a

la legislación vigente para seguir luchando por conseguir la reforma de la

Constitución, hasta que alcancemos la plena libertad democrática, que sólo se

conseguirá con la República.

 

< Volver