La campaña constitucional. El Fiscal del Reino da instrucciones a todos los fiscales. 
 Nuestra tarea debe ceñirse a la defensa de la legalidad     
 
 ABC.    30/11/1978.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LA CAMPAÑA CONSTITUCIONAL

EL FISCAL DEL REINO DA INSTRUCCIONES A TODOS LOS FISCALES

«NUESTRA TAREA DEBE CEÑIRSE A LA DEFENSA DE LA LEGALIDAD»

«Nuestra conducta y nuestra tarea debe ceñirse estricta y rigurosamente a la

defensa de la legalidad de los derechos del pueblo y del interés publico sin

ninguna clase de matices», manifiesta el fiscal del Reino, Juan Manuel Fanjul,

en una circular enviada a todos los fiscales de las Audiencias Provinciales y

Territoriales en relación con el próximo referéndum constitucional.

Dice el fiscal del Reino, en su circular, que la trascendencia de la consulta

popular que para el refrendo constitucional se formula el próximo día 8 provoca,

como todo acto político de trascendencia histórica, tensiones que

desgraciadamente se comprueban a diarlo.

"Cabe pensar —dice— que esas tensiones pueden agudizarse coN LA proximidad de 1a

fecha o quizá, también, que vayan decreciendo al avanzar los días. En todo caso,

es nuestra obligación prevenir cualquier Incidencia y estar prestos para

subvenir a los requerimientos que se deduzcan de las funciones que nos están

conferidas.»

Añade el fiscal del Reino que a partir del lunes, día 4, los fiscales deberán

mantener continuo contacto con los presidentes de las Juntas Electorales, jueces

y tribunales y autoridades gubernativas con el fin de aportar sin demora cuanta

ayuda pueda ser requerida en defensa de los derechos políticos que han

ejercitarse en el referéndum. «Asi. también, es necesario—añade— facultar y

agilizar todos los canales de comunicación con los ciudadanos que precisan

nuestra asistencia para prevenir las dificultades, coacciones o Interferencias

de que pudieran ser objeto en el ejercicio de sus derechos.»

Agrega la circular que deberá también mantenerse un servicio constante, mañana y

tarde, para atender unos y otros supuestos, debiendo mantener Informado

telefónicamente al fiscal del Reino de cualquier Incidencia que se produzca o

consultarle las dudas que las circunstancias Imprevistas puedan provocar.

«Es necesario advertir —agrega— que nuestra conducta y nuestra tarea debe

ceñirse estricta y rigurosamente a la defensa de la legalidad, de los derechos

del pueblo y del interés público sin ninguna clase de matices, colaborando a

asegurar una paz ciudadana que permita a cada español expresar libremente su

decisión respecto al texto constitucional que se le somete.»

 

< Volver