El sí a la democracia. Martín Villa, satisfecho. 
 El pueblo español no es nada infantil     
 
 Diario 16.    08/12/1978.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Martín Villa, satisfecho del proceso final hacia la democracia.

Martín Villa, satisfecho

«El pueblo español no es nada infantil»

MADRID, 8 (D16).~Ante la sugerencia hecha por un corresponsal extranjero, en el

sentido de que la abstención podría ser consecuencia del «infantilismo

político», el ministro del Interior, Rodolfo Martín Villa respondió de forma

tajante que «el pueblo español no es nada infantil, ni siquiera en política,

aunque estén casi recién estrenadas las libertades».

El ministro, en el transcurso de la última de las ruedas de prensa que celebró

en el Palacio de Congresos y Exposiciones, dijo también que «la abstención

propiciada por el PNV, la coacción sufrida en Euskadi por el terrorismo ETA y la

no participación que se produce en todos los referéndums son las causas que han

determinado que el 32,83 por 100 de los electores no acudieran a las urnas».

Censo inflado

Sobre el grado de abstención insistió en que no era diferente a las previsiones

que la estadística había facilitado al Gobierno y que si bien se pensaba en una

participación del 74 por 100, las cifras finales demostrarán la diferencia entre

el censo oficial y el censo real, que la participación ha sido del 72,47 por 100

y que la abstención coincide con las previsiones.

Preguntado por los altos índices abstencionistas de Galicia y Canarias, el

ministro manifestó que en el País Gallego, por su idiosincrasia particular,

siempre se producen grandes porcentajes de no participación, y que en Canarias

se había dado una gran diferencia entre las dos provincias.

Sobre los noes. Martín Villa señaló que no creía que todo el voto negativo en

las provincias vascongadas se debía a los abertzales o patriotas, y que esto, en

cualquier caso, se sabría en unas elecciones municipales o generales, como

asimismo no pensaba que la extrema derecha podría hacer suyo nada más que la

parte proporcional del 7,95 por 100, que es el total de las personas que han

votado "no" al referéndum.

«Sí» aplastante

Preguntado sobre si el hecho de que el 59 por 100 del censo total hubiera votado

afirmativamente a la Constitución podría condicionar el futuro, Martín Villa

dijo que en absoluto. Que no tenía ninguna incidencia, ya que lo que cuenta en

un referéndum son los votos emitidos, y que la mayoría a favor del «si» había

sido aplastante y que eso es lo que cuenta.

El ministro del Interior también fue preguntado por las fechas de promulgación

de la Constitución, a lo que contestó que «la responsabilidad administrativa del

Gobierno termina con la votación en el referéndum y que a partir de ahora

empieza una cuenta atrás que depende de las Juntas Electorales». De todos modos

—añadió el ministro—, los datos finales estarán en disposición de ser conocidos

a partir del 21 de diciembre.

En torno a la posible indisciplina de voto de gente de la UCD, que podría haber

provocado un alto grado de abstención en aquellas provincias donde el partido

del Gobierno había ganado en las elecciones del 15 de junio, Martín Villa

respondió que «eso no es cierto y no hay por qué sacar conclusiones raras del

referéndum». Y añadió que no hay que hacer juegos malabares con las cifras, y

que aunque se han dado casos diferentes, si se comparan las cifras de las dos

últimas consultas, ello no puede servir para sentar afirmaciones de indisciplina

de voto.

La investidura

Se le preguntó también al ministro del Interior por el voto de investidura del

presidente Suárez, a lo que respondió que no tiene por qué darse hoy y que él no

es la persona a la que corresponde decidir. Que se lo pregunten al presidente.

Respecto a la posible actuación concreta del Gobierno contra el terrorismo de

ETA, el ministro dijo que los resultados del referéndum no tienen nada que ver

con las actuaciones que haya que seguir en el País Vasco y que se seguirá

actuando dentro de los márgenes que permita la ley, para lo que dentro de poco —

anunció— y en el marco deja Constitución se estudiará una ley antiterrorismo que

sustituirá a la normativa actual. «Y la actuación de los Cuerpos de Seguridad

del Estado (Policía. Guardia Civil, etc.) se incluirá dentro de esos márgenes.»

También se le preguntó a Martín Villa si a raíz de la Constitución va a existir

una mayor colaboración internacional para combatir el terrorismo de ETA. El

responsable del Interior manifestó que «la Constitución, por si sola, no va a

resolver todos los problemas. Es evidente —dijo— que el terrorismo es ciento por

ciento criminal y que necesita para combatirlo de una estrecha colaboración

entre todas las Policías europeas».

Espacio policial europeo

Martín Villa, sobre este tema, se mostró partidario de lo que calificó brillante

idea del presidente de la República Francesa, Giscard d´Estaing, de un espacio

judicial europeo, pero también soy partidario de un espacio policial europeo.

 

< Volver